null: nullpx
Bernie Sanders

Por qué su 'socialismo' le puede costar a Sanders el voto hispano en Florida

La etiqueta socialista ha marcado el perfil del senador Bernie Sanders durante toda su vida política. Y, en la actual contienda por la nominación demócrata, ha cobrado relevancia porque ha sido precisamente uno de los ganchos más usados por sus rivales e incluso el presidente Donald Trump para arremeter contra él.
27 Feb 2020 – 12:23 PM EST

Para Bernie Sanders fue un "golpe bajo" el que Michael Bloomberg lo tildara de "comunista" en uno de los debates en la contienda por la nominación presidencial demócrata. Según él, lo suyo es un socialismo democrático que emula a los países nórdicos y busca más equidad social y no el de Cuba, la desaparecida URSS o Venezuela.

Sea golpe bajo o no, lo cierto es que el dardo lanzado por Bloomberg puso los focos sobre un tema que ha sobrevolado la vida política de Sanders y genera temor en una parte del electorado latino, especialmente en un estado clave en la ruta hacia la Casa Blanca como Florida, que celebra primarias el 17 de marzo.

Si bien los hispanos apoyaron a Sanders en Iowa, New Hampshire y de forma aplastante en Nevada, aún está por verse cómo es el respaldo de los latinos en Florida, donde por ejemplo se concentran los cubanos y venezolanos que vivieron y huyeron de dictaduras.

El que Sanders impulse una plataforma socialdemócrata ha sido tomado por sus rivales en la carrera demócrata y por el presidente Donald Trump como principal gancho para criticarle.

En el lado demócrata han dicho que sus ideas debilitan las posibilidades de que, con una eventual candidatura suya, los demócratas puedan derrotar a Trump el 3 de noviembre. En su vereda, el mandatario republicano ha asegurado que promesas como el Medicare for All, uno de los caballos de batalla de Sanders, destruirán la atención de salud en Estados Unidos, apuntando a uno de los temas más sensibles para los electores.

Sanders, mientras tanto, ha buscado zanjar el tema diciendo que su socialismo no es el de Venezuela ni Cuba. En el debate de este martes en Carolina del Sur se le preguntó cuál es la noción más equivocada que se tiene de él. Rápidamente aprovechó para aclarar que sus ideas no son "radicales" y no deben atemorizar a los votantes.


"Son ideas que, de una forma u otra, existen en países alrededor del mundo. El acceso a la salud es un derecho humano. Tenemos la necesidad, es imperativo moralmente, atajar la amenaza existencial del cambio climático. Otros países lo están haciendo. No necesitamos más personas en las cárceles, en forma desproporcionada afroestadounidenses, que cualquier otro país en la Tierra", dijo Sanders, que concluyó citando al líder sudafricano Nelson Mandela. "Todo es imposible hasta que sucede".

Distinguir entre autoritarismo y socialismo

Esos esfuerzos como ese pueden resultar insuficientes para algunos electores latinos si no aborda específicamente el asunto del respaldo parcial que ha dado a políticas de gobernantes autoritarios en la región. Como sucedió este domingo en una entrevista con el programa 60 Minutes, de la cadena CBS, en la que afirmó que "era injusto decir que todo (lo impuesto) por (Fidel) Castro había sido malo" pues su programa de alfabetización fue beneficioso para los cubanos de la isla.

"Sanders ha pasado toda su carrera luchando con la etiqueta del socialismo, si abrazarlo o no, y por eso (en una reciente columna para The New York Times) incluí la cita de sus tiempos como alcalde (de Burlington), cuando dijo: 'Me preocupa usar el término socialismo porque tendré que pasar la mitad de mi tiempo explicando que no me gustan los campos de concentración, que no me gusta la Unión Soviética'", explicó a Univision Noticias Geraldo Cadava, profesor de Northwestern University de California experto en latinos y la migración latinoamericana.

Fue entonces cuando Sanders comenzó a utilizar otros términos como independiente o socialista demócrata, agregó Cadava.

Ahora que esa lucha con la etiqueta de socialista llegó –otra vez, como en 2016, aunque en esta ocasión con más fuerza debido a que es el precandidato demócrata puntero– a la campaña electoral, él y su equipo deberán encontrar la manera de acercarse a un electorado que no entiende del todo el socialismo que predica.

"No estoy del todo seguro de que muchos estadounidenses vayan a distinguir, especialmente porque para las comunidades que han resultado afectadas directamente como los venezolanos y cubanos en el sur de Florida, que aún piensan en esto como una memoria o algo que han vivido, es algo que persiste para ellos", afirmó Cadava.


Las políticas comunistas de Fidel Castro en Cuba o el "socialismo del siglo XXI" que acuñó el fallecido Hugo Chávez en Venezuela y ha continuado su sucesor, Nicolás Maduro, traen para muchos recuerdos de estragos económicos, violaciones a los derechos humanos y la necesidad de emigrar a tierras más democráticas.

El cálculo hispano hacia la Casa Blanca

Ese contexto hace precisamente que el electorado latino de Florida sea diferente al de otros estados donde los demócratas ya celebraron primarias o caucus.

Cadava advierte que los partidarios latinos de Sanders están "montado en una ola de entusiasmo" por el desempeño que ha demostrado hasta el momento, como ganar más de la mitad del voto hispano en Nevada. También ve probable que le "vaya igual de bien" en estados como Texas y Arizona, con una amplia población hispana.

"Pero creo que sería un error asumir que ganar 50, 75, incluso un 100% del voto latino en las primarias es un presagio de cómo le irá en la elección general, porque ha habido candidatos democratas que han ganado un mayor porcentaje del apoyo latino en las primarias y luego han perdido en la elección general", explicó.

Fue lo que sucedió en el 2000 cuando Al Gore obtuvo una contundente victoria en Nevada (incluso con un margen más amplio del logrado por Sanders) y luego perdió las presidenciales frente a George W. Bush. Un escenario similar se produjo cuando Hillary Clinton enfrentó a Barack Obama en 2008 y, posteriormente, no se alzó con la nominación.

"Es un error transpolar los resultados de las primarias demócratas con futuros resultados en una elección general", dijo Cadava. De ser Sanders eventualmente el representante demócrata, su meta según el experto será encontrar la manera de ganar el 70% o más del voto latino en noviembre.

Eduardo Gamarra, profesor de Florida International University experto en políticas latinoamericanas y democratización, coincide en los matices que hay entre los votantes latinos.

"Es muy diferente hablar el hispano en la Florida, que hablar del hispano predominantemente mexicano de una demografía completamente diferente (...) son dos fenómenos diferentes", consideró a Univision Noticias.


Para él, no ganar el voto latino en Florida puede resultar determinante en una elección general, pues sin ese estado péndulo se dificulta el camino a la Casa Blanca.

Un adelanto de Sanders versus Trump

Trump parece tener esto presente, especialmente en el caso de un eventual duelo presidencial con Sanders.

En su discurso sobre el Estado de la Unión no solo arremetió contra el senador independiente y su plataforma socialista, también presentó a Juan Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y quien ha sido reconocido por decenas de países como el mandatario interino de ese país, y llamó dictador a Maduro.

"Creo que cuando Trump llevó a Guaidó al Estado de la Unión y cuando dijo en su discurso que estaba trayendo libertad y democracia a los cubanos, nicaragüenses y venezolanos, eso fue apenas un adelanto de como luciría la campaña en contra de Sanders cuando se trata de los latinos y del socialismo", opinó Cadava.

La dura pelea por ganar Florida en noviembre también parece tenerla presente el Partido Demócrata del estado sureño, que con todas sus letras condenó las dictaduras latinoamericanas en un reciente comunicado.

"Los demócratas de Florida condenan a los dictadores que han destruido las democracias de todo el mundo y nos solidarizamos con las miles de personas que han huido de dictaduras violentas en Cuba, Venezuela y Nicaragua. Los candidatos deben comprender las historias de nuestras comunidades inmigrantes, así como proporcionar soluciones para problemas que son importantes para todos los floridanos", dijo su presidenta, Terrie Rizzo, en una velada referencia a Sanders.

Ello es lo que, según analistas, debe hacer Sanders.

"Creo que lo que tiene que hacer es decir que cuando expresó apoyo a líderes latinoamericanos en el pasado, lo que quiso dar fue un respaldo a sus esfuerzos para expandir las oportunidades educativas, expandir el acceso a la salud y reducir la desigualdad económica. (Debe decir) 'A eso me refería con mis apoyos pasados y es lo que apoyo hoy, y cualquier cosa más allá de eso está fuera de lo que respalde", esgrimió Cadava.

Mira también:

Así fue el 'todos contra Sanders' en el caótico décimo debate demócrata (en fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.