Ortega expulsa a la comisión de derechos humanos de la ONU en Nicaragua

El mandatario dio un plazo de dos horas a los miembros del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos para que se vayan del país centroamericano. La decisión tiene lugar dos días después de que ese organismo presentara un informe en el que condenan el "alto grado de represión" del gobierno a las protestas ciudadanas.
31 Ago 2018 – 11:57 AM EDT

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, expulsó este viernes del país a una misión de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) que hace dos días condenó en un informe el "alto grado de represión" a las protestas ciudadanas por parte del gobierno.

Según informó la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), Vilma Núñez, el gobierno estableció un plazo de dos horas a los representantes de ese organismo para que abandonen el país, a donde llegaron en junio pasado para hacer seguimiento de la crisis desatada por la ola de protestas antigubernamentales que, según sel informe de la comisión de la ONU, han dejado más de 300 muertos y 2,000 heridos.


En una carta dirigida a la representante de América Central en ese organismo, el canciller nicaragüense Denis Moncada recuerda que ese organismo fue convocado “en el marco del diálogo nacional con el fin de asegurar el desmantelamiento de los tranques" levantados por los manifestantes. En ese sentido, justifica el fin de la misión porque “han cesado las razones, causas y condiciones que dieron origen a dicha invitación”.

Desde que el gobierno de Daniel Ortega finalizó la denominada la “operación limpieza”, que desarticuló los tranques y barricadas en todo el país con violencia policial y paramilitar, el discurso oficial insiste que “el país ha recuperado la normalidad” alterada por “los golpistas y terroristas”.

Sin embargo, los organismos de derechos humanos denunciaron que tras esos operativos comenzó una cacería contra quienes estaban tras las barricadas.

Expulsados después de que publicaran un informe crítico

Precisamente la expulsión de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos se produce dos días después de que publicaran un informe que describe cómo la represión se extendió desde las calles hasta los tribunales, donde algunos manifestantes enfrentan acusaciones de terrorismo.

El jueves, un día ante de que se conociera esta decisión, el presidente Ortega criticó a este comité de la ONU como “un instrumento de la política de la muerte, del terror y la mentira, de la infamia”.

“Si el torturado es sandinista no existe (…) En sus informes, estos asesinados, estos torturados, estos desaparecidos no existen. Los 22 policías asesinados no existen. Para ellos los terroristas golpistas son unos angelitos que no torturaron a nadie, no mataron a nadie”, afirmó el presidente en un acto ante sus partidarios.


El Consejo de Seguridad de la ONU discutirá la situación en Nicaragua el 5 de septiembre y es probable que ese día se presente el informe que hizo la Acnudh sobre la situación en el país, algo para lo que se necesitarían nueve votos de sus miembros.

José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch, tildó la expulsión del comité internacional "en retaliación por el informe publicado sobre la represión" como una "deplorable estrategia de censura y hostigamiento de la dictadura de Ortega".

Por su parte, el experto en seguridad Roberto Cajina, considera que con esta decisión, el gobierno de Ortega demuestra que está “aíslandose más y pretendiendo enfrentarse de forma suicida al mundo”. “Está cavando más honda su propia tumba", lamentó, en declaraciones a Univision.

📷 Las historias de los refugiados que llegaron a Costa Rica huyendo de la persecución en Nicaragua

Loading
Cargando galería
Publicidad