null: nullpx
México

López Obrador anuncia que liberará a presos torturados que no estén acusados por delitos graves

"Todo interno (que se encuentre) en cárceles federales que haya sido torturado y se compruebe mediante el Protocolo de Estambul, va a ser liberado", dijo el presidente mexicano, prometiendo firmar el decreto de excarcelación.
30 Jul 2021 – 08:58 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que firmará un decreto para liberar a presos que hayan sido torturados.

"Todo interno (que se encuentre) en cárceles federales que haya sido torturado y se compruebe mediante el Protocolo de Estambul, va a ser liberado. No queremos la tortura en México. Nadie merece ser torturado", dijo este jueves el mandatario en su conferencia periódica.

El Protocolo de Estambul, adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en agosto de 1999 y por la Comisión de Derechos Humanos el 4 de diciembre de 2000, es un manual de referencia internacional utilizado para investigar casos de tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes.

López Obrador adelantó que la próxima semana se elaborará y firmará el decreto para excarcelar, antes del 15 de septiembre próximo, a los presos torturados, aunque no precisó el número de beneficiados.

El Estado mexicano no acepta "ninguna confesión bajo tortura (...), no podemos continuar con esas prácticas medievales, completamente contrarias a los más elementales derechos humanos", enfatizó.

Otros beneficiados: presos por delitos menores

La iniciativa prevé igualmente la excarcelación de personas que lleven más de diez años sin sentencia y no estén acusadas de delitos graves.

López Obrador justificó el decreto al señalar que de las más de 220,000 personas que hay en las cárceles, el 43% no tiene sentencia, lo que equivale a cerca de 125.500.

"Es importante que se tome en cuenta que hay muchos detenidos, reclusos, internos, que no tienen sentencia, y no solo es fuero federal, también es fuero común y es la mayoría", sostuvo.

También beneficiará a presos de más 65 años con enfermedades crónicas, previo diagnóstico de la secretaría de Salud, y concederá prisión domiciliaria a los de 75 años. En ambos casos no deben estar condenados por casos graves.

Dos posibles liberaciones:

Israel Vallarta y Rosario Robles

El decreto abriría la puerta a una eventual liberación de Israel Vallarta, encarcelado y sin sentencia desde 2005 por cargos de secuestro, delincuencia organizada y posesión ilegal de armas.

Vallarta fue detenido junto con la ciudadana francesa Florence Cassez, condenada por secuestro, aunque en 2013 la Suprema Corte de Justicia ordenó su liberación por violaciones al debido proceso, en un caso que provocó un conflicto diplomático entre México y Francia.

La presunta tortura que habría sufrido Vallarta durante su detención "debe invalidar las pruebas obtenidas posterior a su detención", señaló en la misma conferencia Alejandro Encinas, subprocurador de Derechos Humanos, de la secretaría de Gobernación (Interior).

Sin embargo, el secuestro está catalogado en México como delito grave.

También la medida podría beneficiar a la extitular de Desarrollo Social, Rosario Robles, quien está presa por presunto indebido ejercicio público.

Robles tiene 65 años y se ha declarado dentro del grupo de población en riesgo. Sus abogados ya habían argumentado que está enferma y que era candidata a prisión domiciliaria, indica un reporte de Milenio.

Esta es una medida adicional a la Ley de Amnistía que promulgó el Gobierno en abril de 2020 con el objetivo de liberar a unas 6,000 personas condenadas o en prisión preventiva por delitos como aborto, pequeños robos o posesión de drogas.

En el país hay 220,114 presos, indicó la agencia AFP, de los cuales 94,547 no tienen sentencia, y de estos 12,358 están acusados de delitos del fuero federal, de acuerdo con información presentada por el presidente.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés