publicidad

La poligamia no es tan sana para la sociedad, según estudio

La poligamia no es tan sana para la sociedad, según estudio

En culturas que permiten tener múltiples esposas, la competencia por un esposo eleva el crimen, violencia, pobreza e inequidad de género, según un estudio.

En culturas que permiten tener múltiples esposas, la competencia por un esposo eleva el crimen, violencia, pobreza e inequidad de género, a comparación de aquellas sociedades que institucionalizan y practican los matrimonios monógamos, según un estudio.

Esto es lo que ha encontrado un estudio realizado por la Universidad Británica Columbia, la cual analizó al matrimonio monógamo como una institución cultural dominante en el mundo.

"Nuestra meta era entender porque el matrimonio monógamo se ha convertido en el estandar en la mayoría de las naciones desarrolladas en los siglos recientes, cuando las culturas de las que tenemos registro han practicado la poligamia", dijo el profesro Joseph Henrick, antropólogo cultural que formó parte de la investigación.

De acuerdo al experto, el matrimonio monógamo provee mayores beneficios para la sociedad a la larga reduciendo problemas sociales que surgen en las sociedades polígamas.

"La competencia aumenta la probabilidad de que los hombres en comunidades polígamas recurran a conductas delictivas para obtener recursos y mujeres", dice Henrick. De acuerdo a la investigación, la principal ventaja evolutiva de la monogamia es que hay una distribución más igualitaria de las mujeres, así que esto reduce la competencia masculina y por ende los problemas sociales.

También se encontró que la monogamia aumenta la planificación familiar a largo plazo, la productividad económica, la inversión en los hijos, el ahorro. 

publicidad

Según Henrick, el matrimonio monógamo también se traduce en mejoras significativas en le bienestar de los infantes, con reducción en el abandono infantil, muertes accidentales, homicidios y conflictos en el hogar. 

publicidad
publicidad
La medida exigiría a empleadores que proporcionen acomodos racionales para empleadas que estén amamantando.
Lorena Juárez vivió un infierno al no encontrar a su hija Glenda, de tan solo 16 años, después de que esta se escapara de su casa. Tras investigar descubrió que su pareja también había desaparecido. Fue ahí cuando el mundo se le vino encima: su hija presuntamente había huido con su esposo.
¿Sabes tú cómo te apodan tus hijos ante sus amigos? Descubrimos que la hija de uno de nuestros panelistas le tiene un apodo muy especial... y eso la hacer tener una mejor relación familiar. Entérate de quién se trata.
Tras escuchar el caso de la hija de Lorena Juárez, quien huyó de su casa por una supuesta relación con su padrastro, nos preguntamos qué lleva a un adolescente a decidir dejar el hogar, y qué podemos hacer como padres cuando esto sucede.
publicidad