Entretenimiento

Si fuera por la madre de Demi Lovato, la artista estaría casada con su exnovio Wilmer Valderrama

A Dianna de la Garza le dolió saber que su hija y el actor se habían separado, pero ella no pierde la esperanza de que algún día se vuelvan a unir y explicó por qué.

Fueron tristes los días que le tocó vivir a Demi Lovato y a los suyos entre 2010 y 2013, cuando la artista tuvo que ser recluida en centros de rehabilitación. En medio de esa inestabilidad, conoció al que se convirtió en su pareja, el actor y productor Wilmer Valderrama, una figura que inicialmente su familia resintió, pero que terminó robándoles el corazón y luego quebrándolo, cuando anunciaron su separación en 2016.

"Cuando yo la iba a visitar (a los centros de rehabilitación) él estaba adentro", contó la semana pasada la madre de la cantante, Dianna de la Garza, en el podcast 'Millennial Hollywood with Dakota T. Jones'. Su reacción incial, recordó, fue "yo quiero estar con mi hija, no quiero compartirla contigo".

Demi Lovato, del infierno de las drogas al éxito de su música

Loading
Cargando galería

Con el paso del tiempo, conoció los valores de Valderrama y quedó convencida de que él era el mejor compañero para su hija. "Realmente lo quiero y lo quería en nuestra familia", expresó con un dejo de resignación. Como familia, "nos molestó, nos dolió", la separación de Lovato y Valderrama, aunque recalcó que como madre, su tarea es respetar las decisiones de su hija.

Por casi seis años la pareja se posicionó como una de las más sólidas y estables de la industria del espectáculo hasta que informaron a través de sus redes sociales que estarían "mejor siendo mejores amigos. Siempre nos apoyaremos el uno al otro. Gracias a los que nos han dado su cariño y apoyo".

"Creo que todavía él la quiere y ella lo quiere a él", afirmó la también autora del libro ' Falling with Wings', una historia con los relatos más oscuros y las anécdotas más graciosas de la familia.

Lovato, de 25 años, y Valderrama, de 38, siguen saliendo ocasionalmente y la misma De la Garza dijo que "lo seguimos viendo (...) No es muy seguido, porque él está muy ocupado. Le está yendo muy bien en su carrera. Pero cuando nos vemos es como si nada hubiera cambiado", añadió.

No fue poca cosa lo que vivió la pareja, pues a la cantante le tocó recuperarse de sus adicciones, de la bulimia y la depresión, con recaídas y largas visitas al centro de rehabilitación CAST en Los Ángeles. La estrella de Disney terminó convirtiéndose en copropietaria de la clínica y, como su madre, alzando la voz sobre la importancia de tratar las enfermedades mentales.

“Demi llegó a un punto en el que quería tomar decisiones en su vida y fue cuando pasó (la ruptura)" expresó De La Garza, de 55 años. Ya se rumoreaba una posible boda. "Me haría muy feliz si volvieran para siempre", concluyó la progenitora de la intérprete de ' Échame la culpa'.

Mira también: