null: nullpx
Donald Trump

Trump quiere todas las donaciones para él y exige a los republicanos que no usen su nombre

El expresidente es la figura conservadora con más seguidores, pero quiere impedir que se beneficien de su popularidad los legisladores que votaron contra él en su segundo juicio político.
9 Mar 2021 – 01:56 PM EST
Comparte
Cargando Video...

La guerra por el futuro del Partido Republicano se intensifica, al punto que amenaza con llegar a los tribunales. La última batalla es por el dinero para las elecciones de mitad de mandato de 2022, vitales para una formación que en los últimos ciclos de votaciones ha perdido la Casa Blanca, la Cámara de Representantes y el Senado.

El RNC dejó claro que va a seguir usando para sus campañas de recaudación de fondos la imagen de su líder más popular, Donald Trump, pese a que el expresidente envió una carta de "cese y desista" de la práctica.

"El RNC, por su puesto, tiene todo el derecho a referirse a figuras públicas en el discurso político, protegido por la Primera Enmienda, y continuará haciéndolo en la búsqueda de objetivos comunes", indica la directiva republicana en una carta, según han reportado medios como Fox News.

El comité asegura que este fin de semana Trump "reafirmó" a la presidenta del ente, Ronna McDaniel, que "aprueba el uso actual que el RNC hace de su nombre en recaudaciones de fondos y otros materiales, incluido un próximo un retiro de donantes en Palm Beach" en el que esperan su participación.

Pero a juzgar por el comunicado de respuesta que envió la oficina de Trump la tarde del lunes, el expresidente no está de acuerdo.

"No más dinero para RINOS (republicanos solo en nombre, por su sigla en inglés). No hacen nada más que dañar al Partido Republicano y a nuestra gran base de votantes, nunca nos llevarán a la grandeza", respondió en aparente referencia a los 10 representantes y 7 senadores republicanos que votaron en su contra en el segundo juicio político que se le siguió en el Congreso en febrero.

Trump está seguro de que nadie puede disputarle el liderazgo del partido y pide a sus seguidores que envien sus contribuciones directamente a su comité de acción política "Save America" a través de la web de su SuperPAC.

"Nosotros traeremos todo de vuelta, más fuerte que nunca antes", promete el expresidente, quien en la reciente CPAC (Conferencia Conservadora de Acción Política) aseguró que no tenía intenciones de formar un nuevo partido, como se había especulado desde poco antes de que dejara la Casa Blanca.

Pero la disputa por su nombre y la competencia por los fondos de campaña dejan claro que hay una dura pelea interna, en la que Trump busca desplazar a los republicanos más tradicionales que todavía resisten que su estilo populista esté dominando a la organización.

Trump amenaza con acciones legales contra el partido

En sus correos, por ejemplo, el partido pide donaciones a cambio de añadir el nombre de la persona a una carta virtual de agradecimiento para Trump. Y se dirige, específicamente, a los seguidores del exmandatario, una base de votantes demasiado importante como para dejarla atrás.

El pasado viernes Trump envió al RNC una orden de cese y desista para impedir que siga usando su nombre en campañas de recaudación de fondos y en artículos publicitarios (como el "merchandise"), según adelantó la publicación especializada Politico, citando como fuente a uno de los asesores del exmandatario.

"El presidente Trump sigue comprometido con el Partido Republicano y con elegir conservadores de 'America First', pero eso no le da a nadie, amigo o enemigo, permiso para usar su imagen sin aprobación explícita", explicó el asesor.

Trump quiere impedir así que se beneficien de su popularidad los legisladores que votaron en su contra durante su segundo juicio político. De hecho, ha prometido apoyar a candidatos que les disputen su candidatura en primarias. Hará campaña, por ejemplo, por un oponente de Lisa Murkowski, senadora por Alaska.

No está claro cuál será el próximo paso del equipo legal del presidente ante la negativa del RNC de acatar la carta de "cese y desista", pero de seguir escalando las tensiones, podría terminar en una inusual demanda con el partido para impedir que siga usando la imagen del expresidente.

Loading
Cargando galería
Comparte

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés