null: nullpx

Declaran en desacato al fiscal general por no entregar el informe sobre el 'Rusiagate': "Estamos en una crisis constitucional"

La votación de este miércoles en el comité judicial de la Cámara de Representantes llegó poco después de que el presidente Donald Trump invocara su poder ejecutivo para no dar a conocer el reporte completo, marcando una nueva escalada en la confrontación política entre la Casa Blanca y los demócratas en el Capitolio. El Departamento de Justicia insiste en que ni ese comité ni "nadie harán que rompan la ley".
8 May 2019 – 4:33 PM EDT

El Comité Judicial de la Cámara de Representantes votó este miércoles 24-16 a favor de declarar en desacato al fiscal general William Barr por incumplir con la solicitud de presentar el informe del 'Rusiagate' completo y sin tachaduras.

Tras este voto, la decisión pasa ahora al pleno de la Cámara Baja. William Barr se convierte en el primer funcionario del gobierno del presidente Trump en ser declarado en desacato.

"Estamos en una crisis constitucional", declaró Jerry Nadler, jefe del comité judicial de la Cámara Baja tras realizarse la votación. "En los próximos días, el Congreso no tendrá más remedio que enfrentar el comportamiento de esta administración sin ley. El Comité también examinará detenidamente a los funcionarios que están permitiendo este encubrimiento", puntualizó Nadler.

El legislador demócrata agregó que no se puede aceptar "el poder tiránico" del presidente Trump, quien este miércoles invocó su poder ejecutivo para no entregar el reporte completo del 'Rusiagate', sin censuras, tal como solicitan los demócratas.

"Ante el flagrante abuso de poder del congresista Nadler y por petición del fiscal general, el presidente no tiene otra opción que invocar su privilegio ejecutivo", anunció horas antes de la votación Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca en un comunicado.

La medida de Trump trata de proteger esas partes aún desconocidas del reporte del fiscal especial Robert Mueller que intentaba averiguar si hubo algún tipo de coordinación entre la campaña de Trump y Rusia para afectar los comicios de 2016 y si el mandatario obstruyó la justicia.

Peligrosa escalada política

"Esta decisión representa una clara escalada en el desafío general del gobierno de Trump a los deberes constitucionales del Congreso", dijo Nadler claramente molesto. "Como una rama de gobierno al mismo nivel, debemos tener acceso a los materiales que necesitamos para cumplir con nuestras responsabilidades constitucionales en una manera consistente", agregó.

Tras una jornada de conversaciones en la que el comité judicial y el Departamento de Justicia (DOJ) no llegaron a un acuerdo, este último indicó que de no cancelarse la votación contra Barr, Trump haría uso de sus poderes como presidente.

Pese a la amenaza del DOJ, Naddler confirmó a la prensa que se mantenía la votación del miércoles, mientras Jamie Raskin, miembro del comité, dijo a Reuters que la cámara está unánimemente determinada en su posición "de tener el informe sin editar, como hemos solicitado".

Luego de la votación en la que declararon en desacato al fiscal Barr, el DOJ reaccionó dijo: "Es profundamente descepcionante que los representantes electos de los estadounidenses hayan elegido meterse en ese inapropiado teatro político".

"Lamentablemente, las acciones de Nadler han terminado prematuramente el proceso de conversaciones y han forzado al presidente a reivindicar su privilegio ejecutivo para preservar el statu quo. Nadie, incluyendo a Nadler y su comité, van a forzar al Departamento de Justicia a romper la ley", advirtieron a través de un comunicado.

Por su parte, la jefa de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, declaró este miércoles estar de acuerdo en que el fiscal general sea citado por desacato. "Cada día la administración Trump obstruye las investigaciones del Congreso", dijo Pelosi en una entrevista con el diario The Washington Post. "Cada día el presidente construye un caso", añadió.

La comunicación del Fiscal General sobre el reporte de Mueller

Loading
Cargando galería

El fiscal general Wiliam Barr presentó a finales de marzo un resumen de cuatro páginas lleno de tachaduras del polémico informe del fiscal especial Robert Mueller, por lo cual fue citado por el comité judicial de la Cámara Baja que exigía una copia completa y sin ediciones de la investigación.

Hasta la fecha Barr ha incumplido con dos citaciones para presentar dicho informe, la más reciente este lunes.
Esta batalla por la versión completa de 22 meses de investigación en la trama del 'Rusiagate' es una más en una guerra declarada entre el presidente Trump y los demócratas del Congreso, que investigan también sus intereses comerciales y movimientos financieros.


En lo que va de semana ya han sido dos las negativas del gobierno a cooperar con las investigaciones del Congreso.

El martes, la administración Trump ordenó al exabogado de la Casa Blanca Don McGahn no presentar ante el comité judicial de la Cámara de Representanteslas las notas que tomó de una conversación con Trump que podría ser una prueba de su intención de obstruir la justicia. Por otra parte, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, negó el lunes a los demócratas el acceso a las declaraciones de impuestos del presidente.

El diario The New York Times publicó información sobre 10 años de declaraciones de impuestos del presidente, de 1985 a 1994, que mostraron una gran pérdida de dinero en los negocios del presidente en esos años.

Las 37 acusaciones y acuerdos de culpabilidad que dejó la investigación de Mueller sobre el ‘Rusiagate’ (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés