null: nullpx
Congreso de EE.UU

7 claves del agitado interrogatorio al fiscal general por su manejo del informe sobre el 'Rusiagate'

Mal manejo de la información de la investigación del 'Rusiagate', mentiras al Congreso y actuar como abogado defensor de Trump: estos son algunos de los señalamientos de los demócratas al fiscal general William Barr.
1 May 2019 – 5:13 PM EDT

En un tenso interrogatorio el fiscal general William Barr defendió este miércoles ante el comité judicial del Senado su decisión de no proseguir con una investigación sobre el presidente Donald Trump sobre obstrucción a la justicia, tras sus intentos -descritos y enumerados en el reporte del fiscal especial Robert Mueller- de impedir que avance la investigación sobre la intervención de Rusia.

Este miércoles se trató del primer testimonio de Barr ante el Congreso desde que se publicara una versión redactada del informe de Mueller el pasado 18 de abril. Ocurre justo un día después de que se conociera que Mueller envió una carta a Barr en marzo, en la que le manifestaba preocupación sobre cómo Barr estaba manejado la información del reporte.

Barr se mostró irritado por momentos y enfrentó preguntas agudas de los demócratas del comité judicial del Senado sobre por qué había decidido concluir que el presidente no había intentado obstruir la investigación, incluso cuando Mueller le comunicó el 25 de marzo (un día después de la carta de cuatro páginas que Barr publicó resumiendo su opinión del reporte de 448 páginas hecho por Mueller).

Estas son algunas de las claves para comprender qué pasó este miércoles en el Congreso:

1- La carta de Mueller

Antes que nada, para enteder parte de lo que sucedió este martes, hay que citar la carta que Mueller le envió a Barr expresándole preocupación por cómo el fiscal general estaba presentando la información de su investigación al público y al Congreso:

" La carta de resumen que el Departamento (de Justicia) envió al Congreso y que se dio a conocer al público a última hora de la tarde del 24 de marzo no reflejó completamente el contexto, la naturaleza y el contenido de la labor y las conclusiones de esta Oficina. Comunicamos esa preocupación al Departamento en la mañana del 25 de marzo. Ahora hay confusión pública sobre los aspectos críticos de los resultados de nuestra investigación. Esto amenaza con socavar un propósito central para el cual el Departamento designó al fiscal especial: asegurar la plena confianza del público en el resultado de las investigaciones", dijo Mueller en referencia al resumen que Barr hizo público sobre los resultados de su investigación de casi dos años.


"Siento que su respuesta fue deliberadamente engañosa", le dijo a Barr el senador demócrata por Vermont Patrick Leahy.

Los demócratas señalan que deliberadamente Barr hizo su carta de cuatro páginas y dio una conferencia de prensa antes de la publicación del reporte de Mueller para marcar la narrativa en favor del presidente.

2- Barr muestra un caso favorable a Trump

Los demócratas del panel sugirieron que el accionar de Barr había sido más similar al de un abogado del presidente que al de un fiscal general que debería manejar el Departamento de Justicia de modo independiente a la Casa Blanca.



La senadora Dianne Feinstein y otros demócratas del panel le mencionaron una y otra vez los casos en los que Trump potencialmente trató de obstruir la investigación, como los intentos de despido a Mueller, la posible intimidación de testigos cuando envió advertencias a su exabogado Michael Cohen cuando iba a declarar, y otros casos.

El reporte de Mueller concluye con "evidencia sustancial" que el presidente trató de que su exconsejero Don McGahn presionara al Departamento de Justicia para quitar a Mueller. Pero Barr justificó que el presidente posiblemente no quiso obstruir la investigación sino que "estaba preocupado por los informes de la prensa".

El fiscal general trató de volver una y otra vez en la idea de que la investiación sobre la intervención rusa en las elecciones de 2016 pudo haber empezado de modo inadecuado para "espiar su campaña", una teoría que el presidente azuza y que Barr parece convalidar.

3- "Usted le mintió al Congreso"

La carta de Mueller también puso en tela de juicio su pasado testimonio ante el Congreso. Barr -después de recibir la carta de Mueller- sugirió bajo juramento semanas atrás que estaba familiarizado con el modo en que el equipo de Mueller percibió sus acciones.

La senadora demócrata por Hawái, Mazie Hirono, fue de las más directas: comenzó con un listado de acciones Barr que fueron cuestionadas por los demócratas y la preocupación que el propio fiscal especial Mueller le manifestó sobre cómo Barr estaba manejando los datos de la investigación.

"Usted le mintió al Congreso", le dijo Hirono en referencia a las declaraciones de Barr semanas ante el Congreso en las que aseguró que no sabía como Mueller evaluaba su manejo del caso.

4- La opinión de Barr, no la de Mueller

El informe de Mueller detalla entre otras cosas los numerosos contactos que la campaña de Trump tuvo con emisarios rusos y que la campaña estaba 'receptiva' a beneficiarse con acciones de los rusos.

Mueller también señala una serie de al menos 10 acciones que Trump tomó para tratar de obstruir la investigación. El informe prefirió no acusar a Trump por obstrucción porque es delicado hacerlo con un presidente en ejercicio, pero no lo exoneró. Mueller también 'invitó' al Congreso a que siga investigando las posibles obstrucciones por parte de Trump. Pero Barr asegura que no cree "que el gobierno haya tenido un caso procesable" con respecto a Trump y defendió su conclusión de que el presidente no obstruyó a la justicia.

5- Barr critica a Mueller

El fiscal general también tuvo críticas para Mueller, de quien se dice que es amigo.

"Pienso que si sentía que no debería tomar una decisión procesal tradicional, entonces no debería haber investigado", dijo el fiscal general sobre Mueller quien se abstuvo de recomendar un procesamiento al presidente por ser un asunto delicado.


Barr también dijo que le había ofrecido "a Bob Mueller la oportunidad de revisar esa carta antes de que saliera" pero que Mueller se negó.

El fiscal general también deslizó que la opinión de Mueller al final no es muy relevante porque era un empleado del Departamento de Justicia, del cual Barr es el jefe. “Su trabajo (el de Mueller) concluyó cuando presentó su informe al fiscal general. A partir de ese momento, es mi bebé (...) Fue mi decisión cómo y cuándo hacerlo público, no de Mueller".

6- Barr dice que "no exoneró" a Trump

Barr, nombrado como fiscal general por Trump luego de que el presidente forzara la salida de su antecesor, Jeff Sessions, aclaró que no veía su decisión de no acusar a Trump de obstruir la justicia como una "exoneración total".

"No exoneré (...) Dije que no creíamos que existiera evidencia suficiente para establecer un delito de obstrucción", dijo. Esa es una distinción clave, porque permite la posibilidad de que Trump haya obstruido la justicia, solo que como fiscal no habría recomendado avanzar sobre este delito.

El senador demócrata por Connecticut, Richard Blumenthal, lo confrontó en este sentido: "La conferencia de prensa que usted dio y la carta de cuatro páginas que envió al Congreso han dejado claro que usted ha despejado (de culpas) al presidente", en referencia a la inusual rueda de prensa que Barr dio antes de entregar una versión del reporte de Mueller con información vedada al Caongreso y al público.

7- Los republicanos trumpistas

El republicano de Carolina del Sur Lindsay Graham se ha convertido en uno de los aliados más leales de Trump. Además, los republicanos en general, en mayor o en menor medida, se han vuelto defensores del presidente y sus comportamientos.

Graham dijo repetidamente -al igual que Trump y el propio Barr- que "no había colusión", cuando el informe de Mueller dijo específicamente que no halló pruebas suficientes de "conspiración".

Los republicanos trataron de centrarse en otros temas que aún técnicamente no están bajo escrutinio. Por ejemplo, los republicanos no se centraron en las conductas de Trump, sino en el caso que están impulsando -en línea con la Casa Blanca- sobre la presunta vigilancia inadecuada del FBI durante la campaña de 2016 a Carter Page, un funcionario de la campaña de Trump cuyos lazos con altos funcionarios rusos ya lo habían hecho una persona de interés para la inteligencia estadounidense mucho antes de que ingresara a la campaña de Trump.


Las 37 acusaciones y acuerdos de culpabilidad que dejó la investigación de Mueller sobre el ‘Rusiagate’ (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés