null: nullpx

Las mentiras sobre el coronavirus se viralizan muy pronto por WhatsApp: páralas tú

"No es verdad, por ejemplo, que respirar vapor de agua caliente reduzca el riesgo de infección por coronavirus. Tampoco que té caliente con limón y bicarbonato elimine el covid-19 del cuerpo. Es falso que contener la respiración por 10 segundos sea un método eficiente para saber si uno está infectado y que helicópteros militares pasen las noches desinfectando las ciudades".
Opinión
Directora adjunta de la International Fact-Checking Network y fundadora de la Agência Lupa
2020-03-26T13:56:22-04:00

El mundo hispanohablante se ha volcado al WhatsApp para encontrar informaciones sobre el nuevo coronavirus. Pero, en muchas de las cadenas que se viralizan dentro de la app, los contenidos son abrumadoramente falsos e incluso peligrosos. Algo que, en medio de la crisis de salud mundial, preocupa sobremanera a los verificadores de datos.

No es verdad, por ejemplo, que respirar vapor de agua caliente reduzca el riesgo de infección por coronavirus. Tampoco que té caliente con limón y bicarbonato elimine el covid-19 del cuerpo. Es falso que contener la respiración por 10 segundos sea un método eficiente para saber si uno está infectado y que helicópteros militares pasen las noches desinfectando las ciudades. Ni Cuba, ni Israel, ni Rumania, ni Kenya... tienen una vacuna definitiva para el nuevo coronavirus. Por favor, no compartan informaciones como estas.

En los últimos días, todas esas falsedades han sido desmentidas por verificadores de datos en Argentina, Colombia y España como parte de la alianza CoronaVirusFacts/DatosCoronaVirus. El proyecto ya reúne a más de 100 fact-checkers de todo el mundo y, bajo la coordinación de la Red Internacional de Chequeadores (IFCN), ya ha revelado la existencia de más de 1,500 mentiras sobre el coronavirus - muchas de ellas salidas de la app de mensajes.

En España, por ejemplo, se hizo viral por WhatsApp un archivo de audio en el que una mujer afirmaba que el coronavirus 2019 quedaba pegado en maquillajes y cremas. Algo sin ningún fundamento científico.

Fact-checkers que actúan en países donde el WhatsApp tiene gran presencia - como es el caso de las naciones iberoamericanas - dicen que la cantidad de desinformación y la consecuente demanda por chequeos sobre el covid-19 supera - y mucho - las registradas, por ejemplo, en grandes campañas electorales.

Varias unidades de fact-checking del mundo mantienen una cuenta de WhatsApp por donde sus audiencias pueden solicitar chequeos. En líneas generales, la persona añade a su agenda de contacto el número de los verificadores y reenvía a este teléfono las preguntas que tiene, demandando una verificación. En los últimos días, estos sistemas han estado muy sobrecargados.

"En las últimas elecciones, podíamos recibir, por nuestro canal de WhatsApp, una media de 600 pedidos de chequeos por día y unos 900 en días de más interacción. Ahora (en la crisis del coronavirus 2019) recibimos entre 1,500 y 2,000 por día", dice Clara Jiménez Cruz, co-fundadora y directora de Maldita.es, desde España.

Joaquín Ortega, director de Contenido de Newtral.es, confirma: "Nuestro servicio de verificación vía WhatsApp recibe ahora seis veces más mensajes que en las últimas elecciones. La situación es muy alarmante, insólita. La infodemia de covid-19 ha llenado nuestro servicio de WhatsApp de preguntas sobre remedios falsos, documentos oficiales manipulados y una enorme cantidad de audios".

En América, la demanda por verificación vía WhatsApp también ha crecido de forma descomunal en los últimos días.

Entre los días 18 e 25 de marzo, Aos Fatos, en Brasil, recibió cerca de 1,550 pedidos de chequeo por medio de su cuenta de WhatsApp.

"Esto representa siete veces más de lo que solemos ver en una semana 'normal'", dice Tai Nalon, la directora ejecutiva de la organización. "Y no estamos divulgando el número por el que la gente nos puede contactar activamente porque nuestra operación es toda manual. Incentivar el uso del WhatsApp para aclarar dudas, en este momento, podría colapsar toda nuestra comunicación".

En Brasil, mensajes sobre un supuesto éxito en el uso de la cloriquina, un medicamento utilizado para hacer frente a la malaria y al lupus, ganó fuerza e incluso provocó el agotamiento de existencias en algunas farmacias.

Chequeado, en Argentina, percibió la alta de la desinformación por medio del WhatsApp desde que el presidente Alberto Fernández dispuso el aislamiento social obligatorio, en la última semana.

"Recibimos un 70% más de pedidos de chequeo promedio por día vía WhatsApp ahora", dice Matías Di Sanctis, Coordinador del Área de Medios de la organización. "Esto significa un promedio diario mayor al que existió, por ejemplo, durante los meses electorales de 2019 (agosto y octubre de ese año)".

Di Sanctis cuenta que, en su mayoría, las personas consultan sobre la veracidad de cadenas virales con recomendaciones falsas para prevenir el virus y audios de supuestos médicos que se refieren a consejos sanitarios, además de proyecciones sobre la cantidad de infectados y de muertos que podría haber en Argentina.

Con Colombiacheck es igual. Antes del covid-19, el equipo recibía un promedio de 10 pedidos de verificación por día por medio de su canal de WhatsApp. El 15 de marzo, la plataforma colombiana registró, en un solo día, 30 pedidos. Un volumen que supera lo observado en las elecciones de 2019, dice Pablo Medina Uribe, el director de la unidad.

En la semana pasada, la Red Internacional de Verificadores, que coordina la alianza CoronaVirusFacts, recibió $1 millón de mensajes de WhatsApp para apoyar los fact-checkers en la batalla contra el covid-19. El lunes, la red hizo dos reuniones con los miembros de la alianza para colectar informaciones sobre sus necesidades y prioridades.

“Estamos observando el aumento del interés de los usuarios por chequeos con entusiasmo. El apoyo de $1 millón dado a la red tiene como objetivo apoyar las organizaciones para que puedan crear herramientas y procesos para chequear las informaciones que reciben de manera más rápida", dijo Ben Supple, el gerente de políticas públicas de WhatsApp.

Supple también ha informado que WhatsApp trabaja ahora en una sistema que permitirá que los usuarios de la app busquen más contexto sobre videos y textos que reciben.

"Estamos probando este sistema y queremos lanzarlo en breve".

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.