null: nullpx

Dos detenidos aseguran a la policía mexicana que comieron carne humana como ritual de iniciación para entrar al cártel Jalisco Nueva Generación

Durante el interrogatorio, dos menores de 16 y 17 años, declararon que en su proceso de iniciación fueron presionados a cometer “actos atroces”. Las autoridades encontraron el cuerpo descuartizado de la presunta víctima en el sector de El Cedro de Nacajuca.
19 Jul 2017 – 04:05 PM EDT
Comparte

Ciudad de México.- Dos adolescentes mexicanos, miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación, confesaron haber sido obligados a comer carne de sus víctimas como un rito de iniciación para entrar en la organización criminal, según aseguró el fiscal del sureño estado de Tabasco, Fernando Valenzuela Pernas.

La información fue conocida luego de que el pasado 21 de junio las autoridades detuvieron a una docena de miembros de este cártel por haber cometido la ejecución, días atrás, de cinco hombres, tres de ellos decapitados y dos degollados, en un tianguis de Villahermosa, la capital del estado.

Durante el interrogatorio, dos menores de 16 y 17 años, declararon que en su proceso de iniciación fueron presionados a cometer “actos atroces”, como comer carne humana de sus víctimas.


"En el caso de los dos adolescentes, en su oportunidad fue acordada la legal detención. Estamos en espera de la audiencia de vinculación a proceso, y presentaban una doble condición: por un lado, la de victimario (por las que se le ha formulado imputación) y, por información que se tiene de campo, se tiene conocimiento que estaban en la ejecución de ciertos delitos, y uno de ellos era un proceso de iniciación que ellos estaban sujetos en los que se cometían actos atroces", señaló Valenzuela Pernas durante una conferencia de prensa.

Las autoridades, quienes no dieron información sobre la identidad de los adolescentes, señalaron que ese supuesto rito de iniciación lo llevaron a cabo en el cuerpo de una víctima anterior en el mes de mayo, un hombre que, según el relato de los jóvenes, fue torturado, ejecutado y metido a un refrigerador, a quien iban cortándole extremidades para comerlas.

Los restos del cuerpo fueron encontrados descuartizado en el sector de El Cedro de Nacajuca.

Señalaron que este tipo de rituales son practicados con el objetivo de formar sicarios más despiadados y agresivos.

Actualmente la situación legal de los menores está siendo manejada por la Agencia Especializada para Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal (AMPEA), acusados de asociación delictuosa, porte y posesión de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea Nacional, y delitos contra la salud.


Esta no es la primera vez que las autoridades informan sobre actos de canibalismo en el mundo del narcotráfico mexicano. En 2014, la fiscalía de Michoacán investigó al cártel de Los Caballeros Templarios por supuesto tráfico de órganos y ritos de iniciación en los que obligaban a sus miembros a comer corazones humanos.

De acuerdo con el entonces comisionado de seguridad en Michoacán, Alfredo Castillo, varias personas que fueron detenidas en ese estado afirmaron haber sido testigos de ritos de iniciación encabezados por Nazario Moreno, alias ‘El Chayo’, quien murió el 9 de marzo de ese año en un enfrentamiento con militares en Michoacán, en el suroeste de México.

Al parecer también obligaba a Los Templarios a comer órganos humanos “cuando había algún tipo de traición” o para “poner a prueba a la gente”, apuntó.


En fotos: La guerra del opio lleva al ejército mexicano a las montañas

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés