null: nullpx
ISIS

Muerte del líder de Estado Islámico: ¿cómo el mayor terrorista del mundo fue "delatado" por sus calzones?

Un informante infiltrado —desertor de Estado Islámico— se ganó la confianza de Abu Bark al-Baghdadi hasta llegar a conocer la distribución de la casa donde se guarecía en el este de Siria y la cantidad de gente y guardias que lo acompañaban. Tres meses atrás logró extraer un prenda personal del exlíder de ISIS que sirvió para confirmar su identidad.
30 Oct 2019 – 03:01 AM EDT

La operación de comandos militares en Siria que localizó y liquidó este sábado al líder del grupo terrorista Estado Islámico, Abur Bakr al-Baghdadi, no hubiese sido posible sin la ayuda de un desertor de la organización yihadista quien proporcionó información precisa y detallada sobre los movimientos y la ubicación del que fue uno de los hombres más buscados del mundo.

De acuerdo con un reportaje publicado por The Washington Post, el informante clave inclusive estuvo presente durante el asalto al refugio donde se encontraba Baghdadi, en la provincia siria de Idlib, y ha sido sacado de la región junto a su familia por razones de seguridad.

El hombre, cuya nacionalidad no ha sido revelada, recibirá una parte o la totalidad de los 25 millones de dólares de recompensa que EEUU había ofrecido por información útil sobre Baghdadi, según los funcionarios consultados por el Post.

Aparentemente se trata de un árabe sunita que había desertado de las filas de ISIS después de que asesinaron a uno de sus familiares, dijo un funcionario consultado por el diario. La confianza que generó en Baghdadi fue tal que inclusive supervisó obras en su casa, lo que le permitió conocer con exactitud cómo estaban distribuidas las habitaciones.

El informante se unió luego a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), la milicia predominantemente kurda y antigua aliada de Estados Unidos, en la lucha contra la organización terrorista en el este de Siria, abandonadas por el presidente Donald Trump.

El hombre fue investigado durante semanas por la inteligencia de EEUU hasta que confirmaron que su actuación era genuina.

"Durante un tiempo se estimó que la persona podría tener la llave de la cerradura", dijo un funcionario estadounidense familiarizado con el asunto. "Eso solo se ha puesto de manifiesto en las últimas semanas".

El sábado, con las coordenadas que pasó el informante, los equipos de las fuerzas especiales entraron en Idlib en helicóptero hasta una granja en la localidad de Barisha, en la que se ocultaba el terrorista con su familia.

Allí los comandos mantuvieron un intercambio de disparos durante tres horas y acorralaron a Baghdadi, que trató de huir por un túnel hasta que, arrinconado, decidió inmolarse activando un chaleco explosivo. En las acciones murieron también tres de sus hijos y dos esposas.

Ropa interior sucia y muestras de sangre

Polat Can, asesor principal de las Fuerzas Democráticas Sirias dijo a la AFP que los combatientes de las FDS se aliaron con los investigadores estadounidenses el 15 de mayo, después de que Baghdadi fuera visto en la provincia siria de Idlib.

"Nuestra propia fuente, que había podido comunicarse con Baghdadi, trajo la ropa interior de Baghdadi para realizar una prueba de ADN y asegurarse (100%) de que la persona en cuestión era el propio Baghdadi", escribió Can en Twitter.

En una entrevista con la cadena estadounidense NBC, el comandante de las FDS, el general Mazlum Abdi, confirmó que uno de sus combatientes se acercó a un asesor de seguridad en el círculo íntimo de Baghdadi, que les proporcionó detalles de la configuración de su hogar, como planos de la planta, túneles y número de guardias.

Así supieron que el líder del ISIS cambiaba de residencia con frecuencia y lograron que uno de los informantes de los kurdos fuera capaz de llegar al lugar en el que se escondía el hombre que se autoproclamó "califa", título reservado en el pasado a los descendientes del profeta Mahoma.

"Hace un mes, se tomó la decisión de eliminar a Baghdadi", desveló Polat Can en una cadena de mensajes por Twitter. Pero el retiro de las tropas estadounidenses de la región y la inmediata invasión de fuerzas turcas retrasó la operación.

El informante robó la ropa interior del líder del grupo yihadista hace tres meses y luego obtuvo una muestra de sangre, informó NBC News.

Estados Unidos tenía muestras de ADN en el archivo de Baghdadi, un sunita iraquí que había sido detenido por las fuerzas estadounidenses en 2004 en la ciudad de Faluya antes de ascender al mando de ISIS.

En fotos: una operación comando acabó con el líder de Estado Islámico

Loading
Cargando galería
Publicidad