null: nullpx
Donald Trump

"No es nuestro problema": Trump reacciona ante la ofensiva turca contra los kurdos luego de su decisión de retirar las tropas de Siria

A pesar de que su decisión de retirar efectivos militares estadounidenses de Siria ha sido criticada tanto por demócratas como por republicanos, Trump continúa defendiendo una impopular movida política que no solo facilitaría el fortalecimiento del grupo extremista Estado Islámico, sino que pone en alerta a otros aliados de EEUU sobre la falta de lealtad del país hacia sus aliados.
16 Oct 2019 – 3:20 PM EDT

"No es nuestro problema".

Las más recientes declaraciones del presidente Trump sobre la incursión militar de Turquía contra los kurdos en el norte de Siria ha sido motivo de cuestionamiento hacia el mandatario.

Durante una conferencia de prensa en la Oficina Oval este miércoles, Trump se distanció de la más reciente ofensiva de Ankara contra los kurdos, que fue propiciada en parte por su decisión —a inicios de octubre— de ordenar el retiro de las tropas estadounidenses de Siria, donde EEUU ayudaba a esta minoría en la lucha contra el autodenominado Estado Islámico (EI).

Los soldados estadounidenses, dijo para justificar su criticada decisión, no deberían estar en medio de un conflicto en el que "dos países se pelean por un territorio".

"Los kurdos saben cómo pelear y, como dije, no son ángeles, no son ángeles", agregó el mandatario.

Los comentarios de Trump ocurrieron horas antes de que la Cámara de Representantes emitiera una resolución bipartidista de condena a la decisión del presidente de ordenar el retiro de efectivos militares estadounidenses del norte de Siria. El voto, 364 a favor y solo 60 en contra, es una señal más de la creciente oposición bipartidista a la política exterior de la Casa Blanca frente al conflicto sirio.

"Las alianzas y los principios son importantes", dijo el representante republicano por Illinoios John Shimkus.

"Huir de los amigos es una triste indicación de una política que no queremos apoyar, que no queremos condonar. Sí, queremos a un Estados Unidos grande (eslogan de Trump), pero también somos grandes debido a nuestros amigos y aliados", agregó.

Durante años, los combatientes kurdos que Trump dejó sin el apoyo de sus tropas han luchado junto a los militares estadounidenses contra EI. Pero ahora están teniendo que valerse por sí mismos, en un enfrentamiento notablemente desigual contra el imponente poderío de las fuerzas turcas.

Aunque los kurdos son parte de una alianza con los turcos para luchar contra EI, Turquía ve al ejército kurdo como una amenaza por sus lazos con los kurdos separatistas en Turquía y quiere expulsar al grupo de su país.


Tanto demócratas como republicanos han expresado su preocupación por la inesperada movida de Trump, pues aunque el presidente afirma que el grupo extremista está derrotado —contradiciendo a sus propios oficiales de inteligencia y al ejército— políticos de ambos partidos han advertido del riesgo de un resurgimiento de acciones terroristas por parte de EI.

Algunos también temen que, con la abrupta decisión de abandonar a quienes han sido sus aliados durante años, otros aliados de EEUU comiencen a ver al país como imprevisible y no confiable.

En una carta que Trump envió este miércoles a Erdogan, y que fue obtenida por una reportera de la cadena noticiosa Fox, el mandatario amenazó a su par turco con "destruir" la economía de su país si sigue actuando como un "tipo duro".

"Lleguemos a un buen acuerdo. Tú no quieres ser el responsable del asesinato de miles de personas y yo no quiero ser el responsable de destruir la economía turca. Y lo haré", advirtió Trump.

Los más recientes comentarios del mandatario de este miércoles llegan en un momento en que el vicepresidente, Mike Pence; el secretario de Estado, Mike Pompeo y el nuevo asesor de Seguridad Nacional, Robert C. O’Brien se dirigen a Ankara en un esfuerzo para persuadir al presidente turno, Recep Tayyip Erdogan, de que detenga su ofensiva contra los kurdos.

"Es muy difícil entender por qué el vicepresidente y el secretario de Estado y otros van a hablar con Erdogan y Turquía", comentó el senador republicano Mitt Romney, citado por The New York Times. Romney dijo que al enviar a Pence y Pompeo a Turquía, Trump estaba tratando de solucionar un problema de su propia creación.


El senador republicano Lindsey Graham, a pesar de ser uno de los aliados más cercanos de Trump, también criticó su decisión sobre Siria. Graham sugirió en un tuit que el presidente se equivocó al pensar que el conflicto actual no le importaba a Estados Unidos.

"Me temo que este es un desastre total y absoluto en materia de seguridad nacional y espero que el presidente Trump ajuste su manera de pensar", agregó.


Estos son los 13 estados donde los indocumentados pueden sacar una licencia de conducir

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés