null: nullpx

Piden revisar fallo que permite deportaciones en ausencia de migrantes que aguardan en México

AILA alega que el Programa de Protección al Migrante (MPP) está lleno de fallos, entre ellos los citatorios a cortes de inmigración en horas de la noche y en lugares inseguros para los inmigramtes que aguardan sus casos de asilo.
17 Dic 2019 – 03:03 PM EST
Comparte
Cargando Video...

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) pidió a la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA) ser incluida en el proceso que revisa si un juez puede finalizar el juicio de un individuo que no se presentó a una audiencia de deportación, y previamente había sido retornado a México bajo el Protocolo de Protección de Migrantes (MPP).

En estos casos al extranjero se le emite una orden de deportación en ausencia.

El 5 de diciembre del año pasado la BIA publicó el anuncio con la invitación para figurar como Amicus Curiae de la corte y participar en el proceso.

El caso plantea si el juez a cargo de un juicio de deportación comete un error al terminar el proceso ante la ausencia del extranjero, incluso teniendo en cuenta que el inmigrante recibió previamente una Notificación de Comparecencia (NTA).

Los argumentos de AILA

AILA, que agrupa a más de 15,000 miembros a nivel nacional (entre ellos abogados y profesores de derechos), argumenta que el MPP restringe los beneficios y derechos que tienen los inmigrantes que buscan asilo y son regresados a México a esperar sus audiencias en las cortes de inmigración, situación que además “limita” beneficios legales para “garantizar” la imparcialidad del proceso.

El MPP fue instalado en la frontera sur del país el 20 de enero. El gobierno de Trump ha asegurado que se trata de un mecanismo para detener la llegada de miles de migrantes que huyen de sus países, principalmente centroamericanos, quienes vienen a Estados unidos en busca de asilo.

Los miembros de AILA advierten que el programa no solo afecta el debido proceso, sino que obliga a los solicitantes de asilo a regresar a México “para esperar sus procedimientos de deportación de Estados Unidos”, y que el MPP, un plan sin precedentes que opera en siete áreas a lo largo de la frontera México-Estados Unidos, “ha empujado a más de 55,000 migrantes del Triángulo Norte y Cuba, entre otros, a permanecer en algunos de los estados más peligrosos de México”.

“Muchos migrantes en el programa han experimentado secuestro, extorsión, asalto, mendicidad, emergencias de salud e incluso la muerte”, advierte el documento enviado al tribunal.

Cuestionan las NTA

La Asociación explica en el documento que muchos de los migrantes retornados a México reciben sus Notificaciones de Comparecencia (NTA) “para asistir a audiencias programadas para celebrarse a las 4 a.m.”, horario oscuro y peligroso, sobre todo en zonas “donde el secuestro y el asalto son frecuentes en los puentes, ya que los migrantes son muy visibles y están desprotegidos, especialmente a esa hora”.

Esta sería una de las principales causas por las cuales los migrantes no llegan a tiempo a sus audiencias y los jueces emiten órdenes de deportación en ausencia.

Además, señala el documento, menos del 2 por ciento de los migrantes del MPP que aguardan por sus audiencias, “han podido obtener asesoramiento de un abogado para ayudarlos en su
procedimientos de inmigración”.

“AILA cree que el MPP viola el estatuto de inmigración y las obligaciones internacionales de Estados Unidos con los
solicitantes de asilo. Cualquier revisión del resultado de una audiencia de deportación debe tener en cuenta la naturaleza sin precedentes y potencial legalidad que empuja los límites del programa, porque impone cargas considerables y, en algunos casos, insuperables para los solicitantes de asilo”, agrega.

Problemas adicionales

Además de la falta de un aviso mínimo que permitiría a los inmigrantes asistir a sus audiencias de deportación, “las NTA no contienen evidencia (o información) aparentemente de remoción”, dice AILA. Es decir, lo advierte al extranjero sobre las graves consecuencias migratorias de no asistir a la corte en el día y hora señalados.

AILA indica además que solo por esta razón los jueces no deberían emitir órdenes de deportación en ausencia, y expresa además que, antes de tomar una decisión en este sentido, los jueces deberían considerar otras dos razones independientes:

1. Falta de evidencia clara, inequívoca y convincente de que el citado era deportable;
2. Falta de evidencia clara, inequívoca y convincente de que la NTA fue emitida en una hora y lugar que le permita al individuo asistir a la audiencia, y en caso de encontrarse en un lugar, por ejemplo, de alto riesgo, recibir una orden de deportación en ausencia.

“Si el DHS no puede establecer que proporcionó un citatorio (NTA) adecuado, el juez no debe dar por terminado el procedimiento”, agrega AILA. E insistió en que cada uno de los más de 55,000 migrantes regresados a México bajo el MPP, “se les debe proporcionar un aviso de comparecencia apropiado, claro, inequívoco y convincente”.

AILA también alega en el escrito que, los extranjeros que deben comparecer en las cortes de inmigración no tienen acceso a recibir consejo legal, y en los tribunales temporales a los que son citados en la frontera se celebran juicios secretos a los que se permite el ingreso de observadores independientes que garanticen el respeto al debido proceso migratorio.

Soluciones posibles

“Bajo tales circunstancias, entonces presumiblemente la única opción sería una continuación del procedimiento con una nueva fecha de audiencia”, indica la Asociación.

También puntualiza que “que si alguien está representado por un abogado es el factor más importante para determinar
éxito en la obtención de una concesión de asilo”.

“Los estudios han encontrado que los solicitantes de asilo no representados en Estados Unidos enfrentan profundos desafíos cuando navegan por las complejas leyes de inmigración”, añade.

De hecho, dice, los extranjeros que no se encuentran detenidos pero cuentan con representación legal, tienen "casi cinco veces más probabilidades" de obtener alivio que sus contrapartes sin la ayuda de un abogado.

AILA también remarcó que la falta de acceso al idioma también ha hecho que los procedimientos de MPP sean injustos. “La ley federal establece que todas las agencias (involucradas en el proceso) deben proporcionar acceso a personas que no hablan inglés”.

“En 2012 la Oficina de Revisión de Casos de Inmigración (EOIR) adoptó un plan de acceso al idioma”, recordó la entidad. “El plan prevé la traducción completa de documentos vitales, así como la interpretación total de todos los procedimientos”, indicó.

A principios de mayo la Corte de Apelaciones del 9º Circuito dio la razón al gobierno del Trump al determinar que puede seguir enviando a México a algunos solicitantes de asilo mientras se resuelven sus casos en las cortes de inmigración, revirtiendo así el fallo previo de un juez de California que había bloqueado la medida.

La orden ratificó al presidente una victoria temporal en su estrategia sobre la inmigración, al permitir que siga adelante con la política que ya había empezado a implementar el 20 de enero, hasta que se resuelva el caso de manera definitiva en los tribunales de justicia.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés