“No iremos a ninguna parte hasta que las familias que desgarraste se reúnan”, dice ACLU a Trump

Si bien no existe una política para ello, el gobierno argumenta que las familias fueron separadas porque a los padres les formularon cargos criminales por entrada ilegal a Estados Unidos.
25 Ago 2018 – 5:49 PM EDT

En la víspera de que se cumpla un mes del término del plazo para la reunificación de los 2,551 niños migrantes separados forzosamente de sus padres en la frontera, bajo la política de 'tolerancia cero', la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) publicó un mensaje en su cuenta de la red social Twitter para señalarle al presidente que aún le falta trabajo por hacer.

“Hola @realDonaldTrump: ha pasado un mes completo. No iremos a ninguna parte hasta que las familias que desgarraste se reúnan”, escribió el grupo de derechos civiles.

La ACLU presentó una demanda colectiva que busca la reunificación de la totalidad de niños con sus padres separados por la Patrulla Fronteriza cuando entraron al país en busca de asilo.

Si bien no existe una política para ello, el gobierno argumenta que las familias fueron separados porque a los padres les formularon cargos criminales por entrada ilegal a Estados Unidos, una estrategia diseñada por el fiscal general, Jeff Sessions, como parte de la política de tolerancia cero en la frontera ordenada por Donald Trump.

El juez Dana Sabraw, que preside la Corte Federal del Sur de California, en San Diego, en respuesta a la demanda de la ACLU, el 26 de junio ordenó al gobierno que en un plazo de 14 días reunificara a todos los niños menores de 5 años separados en la frontera, y 30 días para concretar el resto de reunificaciones.

Un mes después, el 26 de julio, más de 570 menores seguían en poder de las autoridades federales y el gobierno apenas aclaraba las razones por las cuales no habían sido reunificados, entre ellas que más de 430 padres habian sido deportados a sus países de origen sin sus hijos.


La última audiencia

El viernes por la tarde Sabraw celebró una nueva audiencia telefónica con los abogados de la ACLU y del gobierno para revisar los informes de actualización presentados al tribunal el jueves.

El juez dijo estar “animado” por los esfuerzos del gobierno para entregar información de contacto a 343 padres que no se encuentran en el país porque, tras enfrentar juicios criminales por cargos de ingreso ilegal, fueron expulsados.

ACLU, que colabora en las tareas de reunificación por pedido de la corte, precisó que ha podido contactar a 212 de esos padres.

En los documentos de ACLU entregados a la corte, los abogados mencionan que casi la totalidad de los padres deportados con quienes se han podido contactar, manifestaron que desean reunirse con sus hijos en vez de esperar que pidan asilo y se resuelvan sus casos.

El asistente del fiscal general adjunto, Scott Stewart, dijo al juez Sabraw que el gobierno está trabajando para encontrar a los padres que fueron separados de sus hijos”, y que “está totalmente comprometido a reunir a las familias", reporta el sitio Times of San Diego de California.


Cuántos no se han reunificado

La última actualización presentada por el gobierno el jueves revela que quedan 528 niños bajo custodia del gobierno después de haber sido separados de sus padres en la frontera. Unas dos docenas corresponden a niños menores de 5 años.

Una ley de Protección de Victimas de Tráfico de Personas (TVPRA) de 2008, prohíbe al gobierno deportar inmediatamente a menores de edad y exige que un juez de inmigración determine su futuro en Estados Unidos. Y un acuerdo judicial de 1997 prohíbe la privación de libertad de menores de edad. ACLU advierte que ambas protecciones están siendo violadas con la implementación de la política de tolerancia cero.

Los informes en manos de la corte también indican que los esfuerzos del gobierno para reunificar a las familias afectadas están siendo dirigidos por funcionarios y abogados de los departamentos de Seguridad Nacional, Justicia, Estado y Salud y Servicios Humanos.

ACLU, por su parte, conformó un comité directivo para coordinar la ubicación y la reunificación de los integrantes de las familias separadas, deportadas y liberados en Estados Unidos a la espera de la resolución de sus casos de asilo.

En la audiencia del 3 de agosto el juez Sabraw dijo que la tarea de hallar a los padres separados forzosamente y reunificarlos con sus hijos era "100% responsabilidad del gobierno (de Trump)".

El 16 de julio, tras un recurso extraordinario presentado por los abogados de la ACLU, el juez detuvo temporalmente la deportación de padres reunificados, orden que fue extendida la semana pasada.

ACLU ha reiterado a la corte que conceda al menos 7 días de plazo a las familias reunificadas para que tengan chance de buscar representación legal y pelear sus casos de asilo. El gobierno ha respondido que los padres con orden de deportación final pueden ser enviados a sus países inmediatamente una vez reunificadas las familias.

Postura de ACLU

Previo a la celebración de la audiencia del viernes, ACLU aclaró que de acuerdo con la orden del tribunal “los responsables de las reunificaciones son los departamentos de Seguridad Nacional, Salud y Recursos Humanos, Estado y Justicia”, y que el grupo de derechos civiles solo ayuda en el esfuerzo “por localizar a los cientos de padres que el gobierno deportó sin sus hijos”.

También publicó en su cuenta de la red social Twitter un video que muestra “las consecuencias de la separación de las familias”, donde aparece una madre abrazando a un hijo que no la reconoce y evita sus abrazos y gestos de cariño.


ACLU también denuncia que “desafortunadamente, hasta ahora, muchos de los números de teléfono (de padres aportados por el gobierno) han sido inoperables. El hecho es que muchos padres pueden estar escondidos, considerando que todos han sido deportados a países a los que huyeron en primer lugar”, indica.

La organización protesta además indicando: “Ciertamente no ayuda que el gobierno haya tenido esta información durante más de un mes antes de entregárnosla. Hemos escuchado informes de abogados de inmigración sobre la base de que el número de teléfono y la información de contacto han estado disponibles en los archivos del caso de los niños durante bastante tiempo, y ciertamente antes de la fecha límite del 26 de julio para que todos los niños se reúnan”.

En cuanto a dónde serán reunificadas las familias que faltan, la ACLU dice que “el gobierno ha argumentado que las familias solo pueden reunirse en sus países de origen. Esto significa que los niños que tienen una solicitud de asilo actual pueden tener que renunciar a ella para reunirse con sus padres. Si sus padres no quieren que pierdan la oportunidad de buscar protección en Estados Unidos, los niños tendrán que navegar por el sistema de asilo sin sus padres mientras soportan el peso de la separación continua”.

Agrega que “ los padres que puedan haber sido engañados o forzados a firmar sus derechos de asilo, serán dejados sin reparación. Ya en esta demanda hemos presentado declaraciones de padres que fueron presionados por los oficiales de ICE para renunciar a las solicitudes de asilo, o para firmar formularios que no pudieron leer”.

Sabraw convocó para una nueva audiencia el próximo viernes 31 de agosto.

Abrazos, llanto y emoción: las imágenes de los reencuentros entre padres e hijos que han sido separados en la frontera sur

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés