Más de 500 familias todavía no han sido reunificadas a casi un mes de la orden dada por una corte

Los abogados de ACLU y otras organizaciones, con autorización de la corte, están intentando contactar a cientos de padres que fueron afectados por la política de tolerancia cero y les arrebataron a sus niños. La colaboración tiene como objetivo reunificarlos y exigir al gobierno el cumplimiento del debido proceso para que puedan ejercer el derecho de pedir asilo.
24 Ago 2018 – 9:49 AM EDT

La orden de reunificar a 2,551 familias separadas forzosamente en la frontera con México entre el 5 de mayo y el 9 de junio sigue sin cumplirse por el gobierno de Donald Trump a casi un mes del fallo emitido por una corte federal del sur de California, en San Diego.

En un documento entregado el jueves en la noche al tribunal, 505 niños continúan separados bajo el cuidado de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR).

El jueves de la semana pasada el número de familias separadas era de 541.

Además, los abogados del gobierno indicaron al juez Dana Sabraw que tienen el contacto de 343 indocumentados que aun están sin sus hijos.


Las razones de Trump

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) justificó las separaciones al cumplimiento de la cuestionada política migratoria de 'tolerancia cero'.

Si bien no existe una política que norme las separaciones de indocumentados que llegan a la frontera en busca de asilo, el gobierno ordenó levantarle cargos criminales por ingreso ilegal para entonces separarlos de sus pequeños mientras los padres van a juicio.

Los abogados del gobierno dijeron además que, de los 343 padres contactados, se han identificado seis casos de riesgo para el menor, debido entre otras razones, a antecedentes del progenitor o dudas sobre el parentesco.

Daños colaterales

Los reportes también señalan que 37 niños separados de sus padres fueron liberados de la custodia federal en la última semana.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que demandó al gobierno por la separación de menores bajo el argumento que se trata de una política ilegal que además daña el debido proceso migratorio, reiteró que uno de sus principales objetivos es permitir que los menores separados soliciten asilo.

El 16 de julio Sabraw emitió una orden temporal que prohíbe la deportación de familias reunificadas. ACLU le pidió al tribunal que las familias afectadas necesitan como mínimo siete días para preparar sus casos de asilo y conseguir asistencia legal.

Sabraw a dicho en varias ocasiones que su prioridad es proceder con la “rapidez necesaria” para el reencuentro de las familias, abordar los temas de asilo, a la vez que se eviten las deportaciones prematuras.


Últimos datos

De los 505 menores que siguen separados, 23 niños menores de 5 años se encuentran bajo cuidado del Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS). La semana pasada eran 24.

De los 2,551 menores separados, 2,100 han sido liberados de la custodia federal, principalmente mediante reencuentros con sus padres.

Los abogados de ACLU y otras organizaciones, con autorización de la corte, están intentando contactar a cientos de padres que fueron afectados por la política de 'tolerancia cero' y les arrebataron a sus niños. La colaboración tiene como objetivo reunificarlos y exigir al gobierno el cumplimiento del debido proceso para que puedan ejercer el derecho de pedir asilo.

Otros documentos entregados el jueves indican que, en la última semana se hicieron 333 llamadas telefónicas a padres separados., y abogados de ACLU detentaron casos de padres que se apresuraron a tomar decisiones que los alejó de su derecho de solicitar asilo político.

"Estos incidentes incluye padres a quienes se les dijo que necesitaban aceptar su deportación y no buscar asilo político para ser reunificados con sus hijos, y padres a los que se les pidió firmar documentos que no entendían y en idiomas que no hablan, que hizo que renunciaran a su derecho", señaló Lee Gelernt, abogado de ACLU.


Demanda de AILA

La declaración de Gelernt es congruente con los argumentos de una demanda presentada el jueves por la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) y otros grupos, quienes denuncian que el gobierno de Trump ha utilizado "estrategias coercitivas" para que los inmigrantes se vean forzados a no continuar con sus peticiones de asilo.

A raíz de estas denuncias, ACLU ha solicitado a la corte de Sabraw que se permita el regreso a Estados Unidos de algunos padres o madres que supuestamente aceptaron su deportación para no demorar o evitar la reunificación con sus hijos, a fin de pelear una petición de asilo, confirme dicta el debido proceso migratorio.

Sabraw celebrará este viernes una nueva conferencia telefónica con los abogados del gobierno y de ACLU para entregar información actualizada de las reunificaciones llevadas a cabo y las que faltan.

La separación forzosa de niños en la frontera ha provocado una ola de criticas dentro y fuera del país contra el gobierno. El miércoles, un grupo de 19 senadores dijo en una carta a la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Kirstjen Nielsen, que la política del mandatario “es la peor crisis migratoria en la historia”.

Por su parte, la Organización de los Estados Americanos (OEA) emitió dos medidas cautelares y le pidió al gobierno de Trump que adopte las medidas necesarias para proteger los derechos a la vida familiar, integridad personal e identidad de las personas propuestas beneficiarias. En particular, garantizando que tales derechos sean salvaguardados mediante la reunificación de los niños y niñas con sus familias biológicas”.

Abrazos, llanto y emoción: las imágenes de los reencuentros entre padres e hijos que han sido separados en la frontera sur

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés