null: nullpx

En enero vencen los permisos de trabajo de miles de inmigrantes con TPS, pero el gobierno trabaja en una extensión

Miles de indocumentados amparados temporalmente de la deportación quedarán en el limbo a partir del 4 enero y esperan que Joe Biden renueve el programa humanitario. Mientras tanto, la USCIS dijo a Univision Noticias que, en breve, extenderá la fecha de las autorizaciones de empleo.
4 Dic 2020 – 04:54 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Miles de inmigrantes centroamericanos y del Caribe protegidos por un Estado de Protección Temporal (TPS) aguardan expectantes la llegada del presidente electo Joe Biden a la Casa Blanca el 20 de enero, pero no saben qué harán en las dos semanas previas porque habrán vencido sus permisos de trabajo.

“Nos preocupa perder nuestras propiedades, nuestros negocios, separarnos de nuestras familias”, dice Orlando López, un transportista de nacionalidad hondureña con más de 20 años en Estados Unidos. “Será que nos van a quitar lo que nos ha costado tanto?”, pregunta.

“No sabemos nada, si los van a prorrogar, si nos van a arrestar o si podremos seguir trabajando. Solo nos queda la esperanza en la promesa que hizo Biden, que cuando asuma nos restaurará el TPS”, agrega el activista.

Biden, durante su campaña, dijo que repararía el TPS y también protegería a los dreamers desde el primer día de su gobierno, y que en los primeros 100 días de su mandato enviaría al Senado un plan de reforma migratoria con un camino a la ciudadanía para indocumentados que cumplan con ciertos requisitos.

El TPS otorta una protección diferida de deportación y una autorización de empleo que se renueva cada vez que se prorroga el amparo.

La fecha límite

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), agencia federal encargada de administrar el TPS, alerta en su página digital que los permisos de trabajo de inmigrantes bajo la designación del TPS para, Haití, Honduras, Nepal, Nicaragua y Sudán vencen el 4 de enero de 2021.

En el caso de El Salvador y Sudán del Sur, el programa estará vigente hasta el 2 de mayo de 2022.

El TPS para Honduras y Nicaragua fue otorgado en enero de 1999 por razones humanitarias tras el paso del huracán Mitch por Centroamérica.

El TPS para Haití fue otorgado en 2010 luego de un catastrófico terremoto ocurrido en ese país que dejó unos 300,000 fallecidos. El alivio migratorio fue establecido para permitir que los haitianos en Estados Unidos pudieran permanecer y trabajar legalmente mientras su país se recuperaba del desastre.

Las protecciones para los tres países fueron canceladas por el gobierno de Donald Trump en noviembre de 2017, pero fallos judiciales los restauraron. Sin embargo, a mediados de septiembre de este año la Corte de Apelaciones del 9º Circuito dictaminó que el gobierno puede poner fin a los programas de El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán, decisión que puso a más de 300,000 inmigrantes a las puertas de la deportación.

Aviso en camino

Al tiempo que crecen las preocupaciones, la USCIS dijo la tarde de este viernes a Univision Noticias que los beneficiarios de TPS "permanecen autorizados para trabajar mientras continúe dentro del programa".

A la pregunta respecto a qué sucederá con los permisos de trabajo que vencen el 4 de enero de 2021, la agencia dijo que era "conciente de nuestras obligaciones relacionadas con las diversas órdenes judiciales" emitidas sobre el programa en el largo litigio comenzado desde que los programas fueron cancelados en 2017.

Sin embargo, señaló que "actualmente USCIS está trabajando en un nuevo aviso que será publicado en el Registro Federal para extender la documentación relacionada con TPS más allá del 4 de enero de 2021", dijo Daniel Hetlage, vocero de la agencia federal.

"Más allá de eso, no podemos comentar sobre el tema debido a que el caso se encuentra en litigio en los tribunales", indicó.

Fuera de estatus

Abogados consultados por Univision Noticias señalaron que los inmigrantes que a partir del 4 de enero caduquen sus permisos de trabajo (Haití, Honduras y Nicaragua) perderán sus estatus de permanencia legal en Estados Unidos.

“Lamentablemente quedarán fuera de estatus y no estarán autorizados para trabajar”, dice José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami (Florida). “Y no creo que el gobierno vaya a darles una prórroga automática”.

Los afectados por el término del programa “deben hablar con sus abogados para ver opciones legales”, agrega. “Y esperar que se cumpla la promesa hecha por el presidente electo Biden de protegerlos”.

Guerrero dijo además que, “lamentablemente a partir del 4 de enero miles de inmigrantes con TPS quedarán en un limbo” y quienes tengan una orden final de deportación “corren el riesgo de que los expulsen del país”.

“Pero aún así en algunos casos tienen derecho a solicitar un paro de deportación por razones humanitarias. Por eso hay que hablar con un abogado, hay que ser proactivos”, indicó.

En el caso de aquellos que no tienen una orden de deportación, Guerrero dijo que “pueden pelear por sus derechos de permanencia ante un juez de inmigración y eso lleva tiempo”.

“No entre en pánico”

Para el abogado Alex Gálvez, quien ejerce en Los Ángeles (California), “muchas de las personas que tienen TPS tienen una solicitud de asilo en la corte de inmigración que no ha sido resuelta. Después del 4 de enero, etas peticiones siguen pendientes y los peticionarios seguirán protegidos hasta que sean resueltas”.

“No entre en pánico”, aconseja. “El presidente electo Biden sabe del problema y ha prometido que lo resolverá una vez llegue a la Casa Blanca el 20 de enero. Me imagino que tomará acciones ejecutivas”.

Para el caso de ser detenido por las autoridades de inmigración, Gálvez recomendó “no firmar nada, usted tiene derecho a pelear su caso. Es elegible para una fianza, y si tiene orden de deportación y lleva más de 10 años en Estados Unidos, puede aplicar por asilo y demuestra que la situación en su país ha cambiado”.

Gálvez también mencionó que en algunas jurisdicciones judiciales ciertos inmigrantes protegidos con TPS pueden tramitar la residencia legal permanente (TPS).

Quiénes califican

Inmigrantes que viven en los Circuitos de Apelaciones 6º, 8º y 9º, están casados con ciudadanos o tienen hijos estadounidenses mayores de 21 años, califican para gestionar y recibir la green card (tarjeta verde).

Las tres cortes aceptan que los inmigrantes protegidos por el programa humanitario son considerados como "inspeccionados y admitidos en el país bajo la Ley de Inmigración”.

Al ser considerados como “inspeccionados”, aquellos extranjeros amparados por el que demuestren estar casados con un ciudadano estadounidense o tengan hijos estadounidenses mayores de 21 años, pueden gestionar la residencia legal permanente, dictaminaron los circuitos.

El 6º Circuito de Apelaciones lo integran los estados de Missouri, Wisconsin, Indiana, Illinois, Kentucky y Tennessee.

Por su parte, el 8º Circuito está integrado por Arkansas, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Iowa, Minnesota, Missouri y Nebraska.

Y el 9º Circuito lo integran los estados y/o territorios de Alaska, Hawai, Guam, California, Oregon, Washington, Montana, Idaho, Nevada, Arizona y las Islas Marianas del Norte.

Los países con TPS

De acuerdo con datos de la agencia, actualmente hay 10 países con TPS siendo ellos: El Salvador, Haití, Honduras, Nepal Nicaragua, Somalia, Sudán, Sudán del Sur, Siria y Yemen.

Datos oficiales indican que unos 196,000 salvadoreños están protegidos por el TPS, cerca de 56,000 hondureños, unos 58,000 haitianos y poco más de 2,500 haitianos.

La reiteró que, en el caso del TPS de El Salvador, el programa fue extendido hasta el 2 de mayo de 2022.

Blanco dijo que, entre el 4 de enero (fecha en que caducan miles de autorizaciones de empleo, entre ellas la suya) y el 20 (fecha de la toma de posesión de Biden) “viviremos en la incertidumbre, pero con la esperanza de que nos permitan seguir trabajando para sostener a nuestras familias. Y nos incluyan en la promesa de la reforma migratoria porque nos hemos ganado la green card a puro esfuerzo”.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés