null: nullpx

Médicos Sin Frontera tilda de "cruel" la espera en México de migrantes que piden asilo en EEUU

La organización humanitaria dice además que el programa que retorna a los solicitantes de asilo y la falta de asistencia humanitaria por parte del gobierno de México, “ponen en peligro" la vida de los migrantes en el estado mexicano de Tamaulipas.
15 Sep 2019 – 5:45 PM EDT

La organización humanitaria Médicos Sin Frontera (MSF) dijo que la espera en México de migrantes que piden asilo en Estados Unido es un acto “cruel” e “inaceptable”.

Desde que fue implementado a finales de enero, el denominado Protocolo de Permanecer en México (MPP) ha regresado a territorio mexicano más de 42,000 personas, la mayoría de ellos originarios del Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras) tras pedir la protección del gobierno estadounidense y pasar la entrevista de miedo o temor creíble alegando que huyen por persecución, violencia o extrema pobreza.

“Advertimos que la política migratoria de Estados Unidos pone en peligro la vida de los solicitantes de asilo en el estado de Tamaulipas”, precisa MSF. “Les fuerza a esperar en ciudades donde reinan el secuestro, la extorsión, el robo a mano armada y la violencia sexual”, añade.


Peligro al acecho

La organización humanitaria dice además que el MPP y la falta de asistencia humanitaria por parte del gobierno de México, “ponen en peligro la vida de los solicitantes de asilo” en el estado mexicano de Tamaulipas.

“Y es que el MPP obliga a los solicitantes de asilo a esperar en México mientras se procesan sus casos, quedándose en ciudades como Matamoros, donde la infraestructura deficiente y los altos niveles de violencia, incluidos el secuestro, la extorsión, el robo a mano armada y la violencia sexual, ponen en riesgo su salud y sus vidas”, señala.

En julio del año pasado el Departamento de Estado (DOS) emitió una alerta de viaje a 5 entidades mexicanas. Los niveles activados van del 1 al 5. El primero recomienda a los viajeros tomar precauciones en los sitios que visitan y el 5 pide no viajar a ese lugar.

La advertencia ubica a México como país en el Nivel 2, recomendando a los viajeros “extremar precauciones”. Las ciudades y estados que recibieron una clasificación de Nivel 4, “No viajar”, fueron Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas.

El DOS explicó que en los estados con mayor calificación de riesgo, las bandas del crimen organizado han sobrepasado la capacidad de respuesta del Gobierno.


Política inaceptable

Con estos antecedentes a mano, “es inaceptable que personas vulnerables, mujeres, niños, familias y hombres sean forzados a vivir en condiciones de riesgo debido a la violencia de las redes criminales, y también al trato inhumano al que son sometidos por parte de México y Estados Unidos”, dice Marcelo Fernández, coordinador general de MSF en México.

La organización indica que “esta política migratoria enfrenta a los solicitantes de asilo a secuestros, extorsiones, asaltos armados y violencia sexual sin ningún tipo de protección”.

Sumado a esto, “ciudades como Matamoros no están preparadas para recibirlos debido a la falta de albergues y condiciones salubres, agua potable, drenaje y atención en salud”, advierte.

Preocupaciones similares se reportan en la ciudad de Tijuana, fronteriza con San Diego, California.

“Desde que el MPP se implementó en Matamoros, en agosto de 2019, hemos sido testigos del retorno obligado de 100 solicitantes de asilo al día, y de la falta de infraestructura para recibirlos”, dice MSF. “Algunos pasan la noche a la intemperie en tiendas de campaña, expuestos a los contextos de violencia que desencadenan los enfrentamientos entre grupos del crimen organizado, que se disputan el control de actividades criminales en la ciudad”.

A las preocupaciones por los riesgos de la estadía, se suman denuncias de celebraciones de juicios secretos a migrantes bajo el MPP. La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) dijo que los juicios se celebrarán a puertas cerradas, sin testigos ni abogados, y que los migrantes serán juzgados por medio de un sistema de televisión de circuito cerrado en grupos de 50 o más personas.


Ayuda humanitaria

MSF reportó además que los miembros de la organización “ofrecen asistencia médica y psicosocial a migrantes y refugiados en varios albergues -saturados- de Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros, en Tamaulipas, considerado uno de los estados con niveles de peligrosidad más altos de México”, según las evaluaciones del Departamento de Estado.

Añade que “desde que denunciamos, a comienzos de julio, que Tamaulipas no es un lugar de recepción seguro para quienes solicitan asilo en Estados Unidos, la situación no ha cambiado. Al contrario, ha empeorado al incluir a Matamoros, como uno de los puntos de recepción para estas personas”.

El grupo dice que “además del alto grado de vulnerabilidad al que están siendo expuestas estas personas, nos preocupa también que una de las medidas más recientes que el gobierno de México ha comenzado a implementar es el traslado de estos de grupos de solicitantes de asilo hacia el sur del país”.

“Esto pone de nuevo en peligro sus vidas, porque obliga a las personas a volver a su punto de partida, condenándolas a reiniciar sus trayectos hacia el norte por rutas altamente peligrosas”.

Entre junio de 2018 y junio de 2019, dice Médicos Sin Fronteras, “el 45% de nuestros 2,315 pacientes de salud mental (migrantes, solicitantes de asilo, refugiados o retornados) atendidos en Reynosa y Matamoros manifestaron haber sido víctimas de algún tipo de violencia durante la ruta migratoria. De ese 45%, el 33% aseguró haber sido agredido físicamente y el 19% sufrió violencia sexual”, denunció.

La organización pidió a los gobiernos de ambos países poner fin al programa “y a implementar medidas que protejan y garanticen la asistencia humanitaria” de los miles de migrantes que buscan asilo para proteger sus vidas.

📸 Estos migrantes retornados a México se cansaron de esperar para entrar a EEUU y se devolvieron a sus países

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés