null: nullpx

Cámara Baja aprueba iniciativa que abre un camino a la ciudadanía para 'dreamers' y portadores del TPS

El proyecto de ley incluye un camino a la residencia permanente y luego a la ciudadanía a cerca de un millón de jóvenes indocumentados que entraron a EEUU antes de cumplir 18 años y se les conoce como dreamers. También incluye a titulares del Estatus de Protección Temporal (TPS) y DED.
18 Mar 2021 – 05:55 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

La Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó este jueves un proyecto de ley que incluye un camino a la ciudadanía para cientos de miles de jóvenes que llegaron al país antes de cumplir los 18 años y se conocen como dreamers. También incluye a titulares del Estatus de Proteccion Temporal (TPS) que llevan tiempo en el país y beneficiarios del DED, un programa similar que los ampara de la deportación y les otorga un permiso de trabajo.

La aprobación de la iniciativa H.R. 6 -228 votos a favor (9 de ellos republicanos) y 197 en contra- marca un paso novedoso en las propuestas legislativas que desde hace años intentan dar una solución permanente a dreamers e inmigrantes amparados por el TPS, un gran número de ellos procedentes de Centroamérica y que han vivido en EEUU desde hace años pero solo con permisos de trabajo sin un estatus migratorio definitivo.

"Si alguna vez cerramos la puerta a los nuevos estadounidenses, nuestro liderazgo en el mundo se perdería", dijo poco antes de la votación la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, citando palabras del expresidente Ronald Reagan.“Siempre ha sido un placer para mí cantar las alabanzas de nuestros dreamers. Nos hacen sentir tan orgullosos. Lo han hecho de muchas formas… Para nosotros este es un día no solo para aprobar leyes, sino también un motivo de celebración”, agregó.

Sin embargo, estas soluciones legislativas ocurren en momentos en que una oleada migratoria en la frontera con México remece la política migratoria del presidente Joe Biden, quien desde el 20 de enero ha revertido partes clave de la política de 'tolerancia cero' de Donald Trump.

La implementación de la política de Biden en la frontera se topa con una reducida capacidad de respuesta por parte del gobierno federal para procesar a miles de migrantes que huyen de sus países y llegan a la frontera con México en busca de asilo.

Según datos actualizados este jueves, están en custodia de las autoridades estadounidenses alrededor de 14,000 niños migrantes no acompañados, lo que muestra parte de la creciente presión que hay sobre la frontera sur.

Celebran el voto

La aprobación de ambas iniciativas en la Cámara de Representantes fue aplaudida por organizaciones de dreamers, quienes ahora esperan que el Senado haga lo mismo.

United We Dream (UWD) dijo que “aplaudía el voto” y que ambas iniciativas darán la oportunidad a cientos de miles de indocumentados iniciar un camino hacia la legalización de sus permanencias.

“Durante los últimos 30 años, los inmigrantes indocumentados han sido sometidos a algunos de los abusos más atroces y se les ha prohibido el acceso a los servicios básicos debido a nuestro estatus”, dijo Greisa Martínez, directora ejecutiva de UWD.

Uniones sindicales también celebraron la aprobación de la ciudadanía para los dreamers y trabajadores agrícolas. “Reconoce los sacrificios invaluables que los trabajadores esenciales indocumentados han realizado cada día para mantener a los Estados Unidos alimentados, limpios y funcionando durante esta pandemia”, dijo Rocío Sáenz, vicepresidenta del Sindicato Internacional de Trabajadores y Servicios (SEIU).

“Legalizar a los trabajadores esenciales es una parte necesaria de la recuperación de la pandemia del Covid-19. No podemos vencer al virus o tener una verdadera recuperación económica cuando se está dejando por fuera a millones de trabajadores esenciales y a sus familias”, agregó.

Sáenz dijo además que “nuestra salud y bienestar depende de los demás” e instó al Senado aprobar cuanto antes estas iniciativas para ponerlas en el escritorio de Biden y sean promulgadas

El plan

El proyecto H.R. 6 forma parte de un ambicioso plan de reforma migratoria propuesto por Biden en enero y que abarca a los apróximadamente 11 millones de indocumentados que viven en el país.

Biden prometió una reforma migratoria en los primeros 100 días de su gobierno, pero los republicanos se niegan a debatir el plan en ambas cámaras del Congreso.

La iniciativa está dirigida a legalizar la permanencia de cerca de un millón de dreamers, quienes primero accederían a una residencia provisional condicionada por 10 años. Al término de ese plazo optarían a la residencia legal permanente y cinco años después serían elegibles para la ciudadanía.

La Ley Sueños y Promesas

La Ley de sueños y promesas de 2021 (H.R. 6) permite que los dreamers, así como personas con TPS y DED (programa similar al TPS que difiere la deportación y otorga una autorización de empleo) califiquen para recibir un estatus de residente permanente condicional por 10 años, al término de los cuales podrán pedir la residencia legal permanente (LPR) y luego la ciudadanía.

Entre los requisitos se cuenta:

Quiénes no califican:

Aquellos que hayan cometido, entre otros:


La iniciativa señala además que:

Los hijos de ciertos trabajadores temporales que llegaron a Estados Unidos a la edad de 18 años o menos y estuvieron continuamente presentes en el país desde el 1 de enero de 2021, también son elegibles.

En cuanto a los TPS y DED, el proyecto señala que pueden optar a la residencia provisional condicional si:

Segundo plan

La Cámara Baja somete además a votación un segundo proyecto de ley que incluye la ciudadanía para entre 2 y 3 millones de trabajadores agrícolas.

Al igual que los dreamers, los beneficiarios de este segundo programa recibirán una residencia provisional condicionada por 10 años. Cumplido el plazo, calificarán para la green card y cinco años después serán elegibles para pedir la ciudadanía estadounidense por naturalización.

Ambas iniciativas de ley excluyen a inmigrantes que hayan cometido delitos o crímenes graves o hayan sido condenados a penas de cárcel de más de un año.

Ambos proyectos serán enviados al Senado, donde los republicanos han advertido que no los apoyarán, algo que afectaría la viabilidad de ambas iniciativas porque se requiere una mayoría calificada, no simple, para su aprobación. Los demócratas advierten que, de ser así, los devolverán a la Cámara Baja para ser incluidos en un paquete de reconciliación, estrategia que les permitiría enviarlos nuevamente al Senado y aprobarlos con una mayoría simple de 51 votos, tal como lo hicieron con el plan de estímulo económico de Biden.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés