null: nullpx

Legisladores critican el cierre de oficina de asilo en Boston y exigen explicaciones

El personal de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) será enviado a la frontera sur para realizar entrevistas de asilo y miedo razonable, decisión que afectará la programación de los miles de casos acumulados en Nueva Inglaterra.
31 Ago 2019 – 1:22 PM EDT

Un grupo de legisladores demócratas envió una carta al director interino de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), Ken Cuccinelli, condenando el cierre de la oficina de asilo que atiende unos 40,000 casos en Nueva Inglaterra, y que explique en detalle las razones por las cuales tomó esa decisión.

“Escribimos para expresar nuestra oposición a la suspensión indefinida de nuevas entrevistas de asilo en la Suboficina de Asilo de Boston, y reasignar personal a la frontera sur”, se lee en la misiva firmada por los senadores Elizabeth Warren y Edward Markey, y la representante Ayanna Presley, los tres electos en representación del estado de Massachusetts.

“Este injusto e injustificado cambio de recursos significará que 40,000 casos de asilo afirmativo pendientes en Nueva Inglaterra serán esencialmente congelados, y representa lo que un abogado ha denominado una ‘guerra directa contra el asilo’", añaden.

El abogado citado en la carta es Matt Cameron, codirector del Centro de Inmigración Golden Stairs en East Boston y que fue citado en un artículo por el diario The Boston Globe. La oficina de asilo de Boston está "reducida a un equipo de esqueletos”, indicó Cameron.

El periódico reportó que el 15 de agosto la USCIS envió un correo electrónico a varios abogados para informarles que ya no programaría nuevas entrevistas de asilo en Boston, y que solo atendería un "pequeño número" de peticiones en Newark, debido a "prioridades cambiantes y la continua afluencia de casos en la frontera suroeste”.

La carta añade que el personal de la agencia encargado de los asilos terminará los expedientes en los que ya se realizaron entrevistas.


Exigen respuestas

El grupo de demócratas, sin embargo, no está satisfecho con los argumentos expresados por la USCIS en la carta y exigen respuestas. “Seguimos gravemente preocupados por la crisis humanitaria en curso en la frontera sur y continuamos pidiendo al gobierno de (Donald) Trump que tome medidas urgentes para abordarla”, escribieron. “Sin embargo, nos preocupa que la decisión de destripar las oficinas de asilo de Nueva Inglaterra no aborda la crisis humanitaria en la frontera” y, por el contrario, “exacerbará la acumulación de trabajo ya tensa de casos de asilo en nuestras comunidades”, indican.

“Por lo tanto, le pedimos que proporcione información adicional para que nos ayude a comprender la razón y el impacto de su decisión”, exigen al director Cuccinelli, un declarado antiinmigrante y fiel defensor de la política migratoria de tolerancia cero de Trump.

“Hay 40,000 casos de asilo pendientes en Nueva Inglaterra que esencialmente serán congelados por la decisión de @USCIS de suspender las entrevistas de asilo en Boston. Este es un cambio de recursos injusto e injustificado que obligará a los solicitantes que han estado esperando durante años a esperar aún más”, escribió la senadora Warren en su cuenta de la red social Twitter.


Traslado de personal

Tras el cierre de la oficina de asilo en Boston, el personal de USCIS será enviado a la frontera para realizar entrevistas de asilo y miedo razonable, decisión que afectará la programación de los miles de casos acumulados en Nueva Inglaterra.

“Apoyamos los esfuerzos legítimos para abordar las necesidades urgentes de los migrantes en la frontera sur, pero no tenemos ninguna razón para creer que la Administración de Trump busque abordar esta cuestión de manera significativa”, dicen los legisladores en la carta.

De hecho, añaden, “el gobierno ha tomado una serie de acciones que han exacerbado la crisis humanitaria, además de la expansión desmesurada de los centros de detención para inmigrantes y la separación de miles de niños de sus padres”, indican.

Entre las acciones que han agravado la crisis, el grupo cita el recorte de “cientos de millones de dólares en ayuda crítica a El Salvador, Guatemala y Honduras, países de los cuales la gran mayoría de los refugiados en la frontera sur vienen huyendo; la restricción de las causas de asilo; la implementación del Programa Permanecer en México (MPP), que obliga a los solicitantes de asilo esperar en ese país hasta que sus casos sean resueltos); y el cierre del programa de gestión de casos, que ayudaba a los migrantes a comparecer ante el tribunal y navegar dentro del complicado debido proceso migratorio”.

“Trump ha fabricado la crisis humanitaria en nuestra frontera desmantelando nuestro sistema de asilo, y ahora está utilizando esta crisis para desviar recursos de los solicitantes de asilo en Nueva Inglaterra. 40,000 casos de asilo serán congelados. @SenWarren, @RepPressley y yo exigimos una explicación”, escribió el senador Markey en su cuenta de Twitter.


Marcha atrás

Tanto Warren como Markey y Presley le exigen a Cuccinelli que “en un esfuerzo legítimo para resolver la crisis humanitaria en la frontera sur, debe comenzar con revertir cada una de estas acciones, y las muchas otras decisiones que inflaman las causas fundamentales de la crisis, e infligir más daños a los niños y las familias que huyen de la violencia, la persecución y la pobreza”.

Apuntan que la decisión de evitar nuevas entrevistas en la Sub Oficina de Asilo de Boston y Newark “no logrará estos objetivos”, y que por el contrario “detendrá el procesamiento de 40,000 peticiones de asilo pendientes, obligando a los solicitantes que han estado esperando, en muchos casos varios años para la adjudicación, a esperar aún más en la incertidumbre”.

Cabe destacar que, a finales de julio, las cortes de inmigración tenían acumulados 975,298 casos, de acuerdo con datos del Centro de Información y Acceso de Registros Transaccionales (TRAC) de la Universidad de Syracuse, Nueva York. Las cortes de inmigración, por su parte, tienen 440 jueces y atienden 700 casos por año, cuota impuesta por el gobierno de Trump el año pasado.

Para reparar los daños causados al sistema de asilo, los legisladores exigen a Cuccinelli respuestas que, entre otras interrogantes, expliquen cuándo decidió la medida, por qué se eligió a la oficina de asilo de Boston, cuántos agentes de asilo serán enviados a la frontera, cuántos casos serán afectados y cómo será el proceso de admisión para las personas que presentan un nuevo asilo afirmativo.

Citando a un portavoz de USCIS, el Boston Globe dijo que a todas las oficinas se les había pedido que reservaran “algún personal adicional” para ayudar a realizar entrevistas en lugares donde los tiempos de procesamiento han aumentado. La agencia también dijo que ha tomado acciones similares en el pasado y que "siempre ha sido temporal".

¿Estás pensando en emigrar? Estos son los países que consideran que la inmigración es positiva

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés