null: nullpx

Las muertes de migrantes en centros de detención de ICE “eran prevenibles”, según abogados

La queja añade que mientras esta situación se registra en el centro de detención Aurora, “el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) continúa solicitando fondos adicionales al Congreso para detener a un número sin precedentes de inmigrantes en su red de centros de detención de inmigrantes en todo el país”.
12 Jun 2019 – 12:33 PM EDT

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) y el Consejo de Inmigración Estadounidense (AIC) enviaron una carta al director del servicio de salud de ICE, Stewart Smith, y a la directora interina de la Oficina del Inspector General, Jennifer Costello, en la que, citando documentos del DHS, sostienen que las muertes en centros de detención de inmigrantes podían haberse evitado. Además, enviaron un informe actualizado en el que ponían de relieve las malas condiciones del centro Aurora, ubicado en Denver, Colorado.

AILA y AIC denunciaban así que las condiciones en dicho centro han empeorado en el último año poniendo en situación de riesgo a cientos de migrantes enviados a esas instalaciones.

La denuncia, contenida en un informe enviado la semana pasada vía electrónica al director del servicio de salud de ICE, Stewart Smith, y a la directora interina de la Oficina del Inspector General, Jennifer Costello, se trata de una ampliación de un informe que había sido entregado la primera vez el 4 de junio de 2018 a nombre de las personas detenidas en ese centro, pero las condiciones del lugar en vez de mejorar “empeoraron”, indican.

“Seguimos preocupados con respecto a la atención médica y de salud mental, peligrosamente inadecuadas en las instalaciones de Aurora, que amenazan la salud y el bienestar de las personas detenidas, así como su capacidad para tramitar sus solicitudes de inmigración y asilo”, agrega el reporte.


En peores condidiones

El reporte advierte, además, que varios factores circunstanciales registrados durante el año pasado “han hecho que la situación de las personas detenidas en las instalaciones de Aurora sea considerablemente peor”.

Tanto AILA como el AIC precisan que en enero de 2019 la empresa GEO Group, Inc. (GEO), la mayor compañía privada de prisiones en Estados Unidos y que posee y opera la instalación de Aurora, “amplió el centro de detención inaugurando un anexo con 432 camas (‘Aurora South’), aumentando la capacidad de las instalaciones a 1,532 camas”.

A pesar de la drástica expansión, “el personal de GEO y los empleados de ICE siguen siendo insuficientes para manejar la creciente población. De hecho, GEO continúa contratando a un solo médico a la vez para supervisar a toda la población detenida”.

La queja añade que mientras esta situación se registra en el centro de detención Aurora, “el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) continúa solicitando fondos adicionales al Congreso para detener a un número sin precedentes de inmigrantes en su red de centros de detención de inmigrantes en todo el país”.

Y apunta que, de acuerdo con informes recientes, “aproximadamente 52,000 adultos solteros se encuentran en estos momentos bajo custodia de ICE” mientras la evidencia continúa creciendo tanto en Aurora como en otros centros, evidencia de que “el DHS no es capaz ni está inclinado a responsabilizarse humanamente y de manera responsable de quienes están bajo su custodia”.


Muertes prevenibles

En la carta enviada a Smith y Costello, AILA y el Concejo indicaron que a principios de junio la Oficina del Inspector General (OIG) emitió un informe que documenta las condiciones "notorias" en las instalaciones de ICE, incluida la instalación de Aurora, en 2018.

La OIG elaboró el informe luego de varias inspecciones no anunciadas en el sitio entre mayo y noviembre de 2018 y, de acuerdo con documentos del DHS recientemente filtrados, se halló una nota interna clasificado como asunto ‘Urgente’ en el que se indica que “las muertes de varias personas detenidas bajo la custodia de ICE eran prevenibles”.

“En un memo del 3 de diciembre de 2018 dirigido a Matthew Albence, entonces director adjunto interino de ICE, un supervisor de ICE declaró: 'IHSC [Cuerpo de Servicio de Salud de ICE] es muy disfuncional y, lamentablemente, ha ocurrido un daño y la muerte de detenidos'”, dice la denuncia.

Además, agregan los abogados de AILA y los investigadores del Consejo, “la revisión oficial hecha por ICE de la muerte ocurrida en diciembre de 2017 del inmigrante Kamyar Samimi poco después de ser llevado a la sala de emergencias de las instalaciones de Aurora, reveló que el personal médico no manejó de manera adecuada su tratamiento”.


Cúmulo de problemas

A la falta de revisiones y el mal manejo de situaciones graves que han desembocado en el fallecimiento de migrantes en el centro de detención de ICE Aurora, el reporte indica que “se han producido varios brotes de paperas y varicela a lo largo de los últimos meses” y que la empresa que opera el centro “no ha vacunado ni evaluado adecuadamente la salud mental de los migrantes bajo la custodia de ICE”.

AILA y la AIC denuncian que los manejadores del centro han exacerbado situaciones, han segregado a la población detenida y les han impedido el acceso a los abogados para asistir sus casos, “complicando la capacidad de los inmigrantes para prepararse legalmente” y defender sus permanencias en Estados Unidos en el marco del debido proceso migratorio.

También reitera la “necesidad critica de mejorar la atención médica” que el centro brinda a los migrantes enviados bajo la custodia de ICE, la agencia federal que encabeza la fuerza nacional de deportaciones del gobierno de Trump.

El reporte, además incluye cinco historias que, dicen los autores del estudio, “ilustran el continuo fracaso del gobierno para brindar atención médica y de salud mental adecuada a las personas detenidas en las instalaciones de Aurora”.

“Al igual que en la queja original (presentada el año pasado), estos casos demuestran cómo ICE y GEO violan repetidamente los estándares de detención aplicables, la Constitución, el derecho interno y el derecho internacional” de los migrantes, indica la actualización de la denuncia.


Las conclusiones

Tanto AILA como el AIC indican que “hace un año nuestras organizaciones compartieron graves preocupaciones con respecto a la falla sistémica por parte de ICE y GEO para brindar atención médica y mental adecuada a las personas detenidas en las instalaciones de Aurora”.

“La atención problemática, como los casos descritos anteriormente, no solo causa sufrimientos innecesarios y pone vidas en riesgo, sino que también afecta profundamente la capacidad de estas personas para trabajar de manera efectiva con abogados y luchar por sus casos de inmigración”, añade.

Ambas organizaciones señalan además que “hasta la fecha, no hemos visto ningún esfuerzo realizado por la agencia para implementar nuestras recomendaciones o abordar estas inquietudes de manera significativa. De hecho, a pesar de las visitas a los sitios de la Oficina de Derechos Civiles y Libertades Civiles (CRCL) y la Oficina del Inspector General (OIG), las condiciones (en el centro de detención Aurora) siguen empeorando y la población sigue creciendo”.

“Instamos al DHS a tomar medidas inmediatas e implementar mecanismos de supervisión significativos para mejorar la atención médica y mental en las instalaciones de Aurora. Hasta entonces, las personas seguirán sufriendo innecesariamente y morirán en los centros de detención de inmigrantes, como Aurora. Dada la gravedad de estas violaciones y el impacto inmediato en la salud y seguridad de las personas detenidas en las instalaciones de Aurora, le solicitamos que considere este suplemento y la queja original de manera expedita”, solicitaron.

Un análisis de la cadena NBC de datos federales publicado esta semana, reveló que en lo que va del gobierno de Donald Trump 24 inmigrantes han muerto bajo la custodia de ICE. Otros cuatro fallecieron poco después de ser liberados. La cifra, sin embargo, se mantiene por debajo de las 32 muertes registradas en 2004, durante el gobierno de George W. Bush, el primer año en que se llevaron registros de años completo.

ICE inició operaciones en 2003 tras la creación del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en respuesta a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

En fotos: La vida en el centro de detención de inmigrantes más grande de California

Loading
Cargando galería

Los casos

Estos son los 5 casos recopilados en el informe elaborado por AILA y el AIC.

Más contenido de tu interés