null: nullpx

La Patrulla Fronteriza puede subir a un bus y pedir papeles: respondemos preguntas de inmigración

Nada impide que los agentes de la Patrulla Fronteriza detengan un bus de pasajeros desde o hacia México, lo aborden y pidan papeles a los pasajeros.
18 Feb 2020 – 03:39 PM EST

El usuario identificado con el pseudónimo de ‘emilio0234’ preguntó por medio de un correo electrónico si “existe algún riesgo” de montarse en un autobús para viajar a México “sin que lo pare la Patrulla Fronteriza, lo arresten y lo deporten”.

Respondemos a estas y otras preguntas sobre inmigración que nos llegan a la redacción de Univision Noticias. Puedes enviarnos la tuya a: jcancino@univision.net.


“Nada lo impide”

“Sí, absolutamente puede hacerlo”, advierte Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California. “Nada lo impide. Los agentes de la Patrulla Fronteriza (Border Patrol) pueden subirse a un bus de la Greyhound, pedirle sus papeles y arrestarlo si no tiene estatus legal de permanencia en Estados Unidos”, agrega.

“Y no solo pueden hacerlo con los buses que vienen desde México”, indica. “También pueden subirse a un bus que va rumbo a México”.

Gálvez cuenta que “muchos extranjeros que van a México llevando en sus manos el Perdón 601 aprobado para asistir a la entrevista en el consulado, han visto afectado el trámite porque un agente del CBP se metió en el bus, los arrestó y luego los deportaron de forma acelerada”.

En ese caso, añade, “los obligan a gestionar un segundo perdón, el I-212 para quitarse el castigo de los 3 o los 10 años. Pero si le dan salida voluntaria, en ese caso no aplica”.


Ley de los 10 años

El castigo de los 3 o 10 años depende del tiempo de permanencia indocumentada en Estados Unidos.

Los cambios a la ley de 1996 establecen que, si una persona permanece por más de 180 días de manera ilegal en el país, debe permanecer fuera por tres años. Y si la permanencia indocumentada supera los 365 días, el castigo se eleva a 10 años.

Una vez cumplido el castigo, el inmigrante debe entonces iniciar un proceso en el consulado para pedir perdón, por medio del Formulario I-212 (Solicitud de Ingreso a Estados Unidos después de haber sido deportado o expulsado).

“Ese trámite puede llevar tiempo”, advierte Ezequiel Hernández, un abogado de inmigración que ejerce en Phoenix, Arizona y colabora frecuentemente con la redacción de Univision Noticias.


Trámite complejo

Entre las exigencias para que le aprueben el perdón I-212, se cuenta que el inmigrante debe cumplir con los requisitos de admisibilidad a Estados Unidos. Los crímenes graves lo pueden descalificar inmediatamente.

Para pedir el perdón I-212 (si la deportación fue por haber cometido un crimen, excepto ciertas faltas de carácter moral), el deportado deberá presentar al consulado estadounidense copias de la documentación relacionada con el proceso deportación, incluida la orden de expulsión.

Requerirá además entregar evidencia de su relación con cualquier familiar listado en su solicitud. Además, si su familiar es un ciudadano estadounidense, usted debe presentar prueba de su ciudadanía estadounidense. Si no es un ciudadano estadounidense, debe proporcionar:


  • El nombre completo de su familiar;
  • Fecha de nacimiento;
  • Lugar de nacimiento;
  • Lugar de admisión o entrada en Estados Unidos;
  • Actual estatus migratorio;
  • Estatus migratorio al momento de la entrada, y Número de Alien (A), si lo conoce.

Además, deberá proporcionar evidencia relacionada con su inadmisibilidad bajo la sección 212(a)(9)(c) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA) (si corresponde), incluida:

  • Su deportación de Estados Unidos;
  • La fecha que entró o intentó reingresar a Estados Unidos sin ser admitido o recibir permiso de ingreso;
  • La fecha de su última salida de Estados Unidos.

Además, necesitará presentar evidencia de su ausencia de Estados Unidos por 10 años desde su última salida, incluido:

  • Copias de los sellos de entrada/salida de países extranjeros en su pasaporte;
  • Recibos para, o copias de, boletos de avión;
  • Registro de su residencia en el extranjero;
  • Facturas de utilidades en su nombre de la residencia en el extranjero;
  • Registros de empleo de su trabajo extranjero, y
  • Cualquier otra evidencia relevante.

El costo del trámite de un perdón I-212 es de $930.


Todo es posible

Gálvez previene además que una inspección en un bus que va rumbo a México “no es frecuente, pero sabemos que es posible”.

Y aunque no en todos los casos las personas son arrestadas y deportadas, “la detención arruina el proceso de aquellos que van para una cita en el consulado con el objetivo de ajustar sus estatus en Estados Unidos”.

Para Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas, las detenciones de buses camino hacia o desde México “suceden normalmente”.

“Yo lo he vivido en carne propia”, cuenta. “Es común en la frontera que simplemente paren el bus y los agentes se suban y hagan una inspección a todos los pasajeros”.

“No necesitan autorización para hacer su trabajo”, dice. “Se los han permitido las líneas de autobuses para evitar que pasen personas no autorizadas al territorio de Estados Unidos”.

Hernández, a su vez, dice que “aún cuando la persona tiene derechos por tratarse de una compañía privada, para cuando logra armar un caso y reclamar sus derechos, ya se encontrará en proceso de deportación”.


Qué dice el CBP

La Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) dijo a Univision Noticias que, “durante décadas, los agentes de la Patrulla Fronteriza se han involucrado rutinariamente en operaciones de cumplimiento en los centros de transporte de pasajeros”.

“Las operaciones de cumplimiento fuera de la frontera inmediata se realizan de conformidad con la ley y en apoyo directo de los esfuerzos inmediatos de cumplimiento de la frontera”, añade la agencia en una nota enviada por correo electrónico.

Dijo además que “tales operaciones funcionan como un medio para evitar el contrabando y evitar que otras organizaciones criminales exploten los centros y sistemas de transporte existentes para viajar más lejos dentro de Estados Unidos”.

La CBP dijo además que “la Patrulla Fronteriza Lleva a cabo actividades de divulgación periódicas con empresas de transporte para fomentar buenas relaciones laborales”.

En fotos: “ICE fuera de los autobuses” así protestan en Nueva York contra Greyhound

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.