null: nullpx

La “marcha contra el odio” no fue invitada a participar en la Convención Nacional Republicana

Los manifestantes buscaron un espacio para pronunciar un discurso contra el odio, el racismo y la intolerancia, y para pedirle a los delegados republicanos que los inmigrantes latinos también tienen derechos.
19 Jul 2016 – 12:57 PM EDT

El grupo de inmigrantes y activistas que caminó las más de 340 millas que separan Chicago y Cleveland en la denominada “Marcha contra el odio” no fue invitada para participar en la Convención Nacional Republicana, dijo el martes a Univision Noticias el reverendo José Landaverde.

“No vamos a poder entrar a la convención. Conversamos con delegados de algunos estados y solo nos permitieron hablar en las afueras del Quicken Loans Arena pero no adentro, donde el viernes nominarán como candidato a Donald Trump”, agregó.

La marcha, que arrancó en Chicago a finales de junio con tres manifestantes y finalizó el viernes en Cleveland con 15, tiene como objetivo denunciar el discurso de "odio" del virtual candidato Donald Trump “y pedir un alto en las deportaciones”, dijo el pastor, un reconocido activista a favor de los derechos de los inmigrantes.

Landaverde, nacido en El Salvador, dijo que durante la marcha encontró en el camino muestras de apoyo, pero también de odio “por el discurso antiinmigrante que ha empujado Trump desde que lanzó su candidatura”.


La guerra de Trump

En julio del año pasado, cuando el magnate anunció su intención de postularse a la nominación presidencial del Partido Republicano, dijo de los inmigrantes mexicanos que eran violadores, asesinos y traficantes de drogas.

También prometió que construiría un muro a todo lo largo de la frontera de 3,200 kilómetros entre Estados Unidos y México, y que deportaría a los 11.3 millones de indocumentados que viven en el país en un plazo de 18 meses.

“Fue ese discurso lo que motivó la ‘Marcha contra el odio’, para detener ese discurso”, explicó Landaverde. “Esperamos levantar las conciencia de muchos estadounidenses y decirles que estamos indignados por esas palabras, y para que nos miren como inmigrantes que llevamos muchos años y que trabajamos por nuestras familias y este país”.


“Racismo dormido”

Landaverde dijo además que “desafortunadamente el discurso de Trump despertó un racismo dormido” y que las palabras del magnate utilizadas en sus discursos “atizan la discriminación en contra de nuestras comunidades”.

“Por eso la marcha, para intentar parar el odio, y para decirle a los delegados republicanos en la convención que nosotros somos una comunidad de paz, justicia y amor, y que merecemos vivir en este país como cualquier otro ciudadano estadounidense”.

El pastor dijo que la negativa para entrar a la Convención Nacional no detiene los objetivos de la marcha. “Cambiamos la agenda y nos estaremos reuniendo en las afueras del centro de convenciones con delegados, otros grupos que llegaron a Cleveland en busca de diálogo y para protestar pacíficamente contra la intolerancia”.

La agenda de Landaverde también incluye una entrevista con el periodista Jorge Ramos para el programa Al Punto de la cadena Univision que se transmitirá este domingo a partir de las 10 AM Este.

Lea también:

Más contenido de tu interés