Inmigrantes hondureños con TPS tienen plazo hasta el 13 de febrero para reinscribirse

Los beneficiarios del programa deberán enviar el formulario I-821 y gestionar una nueva autorización de empleo, señala el reglamento publicado en el Registro Federal.
16 Dic 2017 – 12:39 PM EST

El gobierno federal estadounidense concedió un plazo de 60 días para que unos 57,000 hondureños favorecidos con un Estatus de Protección Temporal (TPS) se reinscriban, mantengan el amparo de sus deportaciones y una autorización de empleo (EAD).

“Los actuales beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS) bajo la designación de Honduras que desean mantener su estatus hasta la fecha de vencimiento actual del 5 de julio de 2018, deben reinscribirse entre el 15 de diciembre de 2017 y el 13 de febrero de 2018”, dijo la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) en un comunicado.

El TPS de Honduras fue prorrogado por seis meses el pasado 6 de noviembre, en espera de una decisión final del gobierno de Donald Trump respecto a mantenerlo o eliminarlo, y que será anunciada a más tardar el 6 de mayo.

Historia del programa

Honduras recibió el TPS en enero de 1999 tras el paso del huracán Mitch por Centroamérica. Favoreció originalmente a unos 90 indocumentados de ese país centroamericanos que vivían en Estados Unidos desde antes del paso del huracán.

El beneficio migratorio también favoreció a unos 6,000 nicaragüenses, de los cuales quedan unos 2,500. Pero a diferencia de Honduras, el TPS de Nicaragua fue cancelado y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), les concedió una última prórroga de 12 meses hasta el 5 de enero de 2019.

En esa fecha en que deberán irse del país o arreglar sus permanencias por cualquier otra vía legal posible.

¿Qué deben hacer?

Los pasos a seguir para lograr la reinscripción fueron publicados el viernes en el Registro Federal (diario oficial estadounidense).

De acuerdo con las normas, los beneficiarios del TPS de Honduras “deben presentar el formulario I-821 (solicitud de estado de protección temporal), así como una solicitud de permiso de trabajo por medio del formulario I-765.

La USCIS dijo que hará llegar a los beneficiarios del programa las nuevas tarjetas de permisos de trabajo con fecha de vencimiento del 5 de julio de 2018.

Parche de tres meses

La agencia federal advirtió que “no todas las personas que se reinscriban recibirán un nuevo permiso de empleo antes de que venza su tarjeta (EAD) actual, el 5 de enero de 2018”.

Anticipándose a los problemas que esta situación pudiera causar, la USCIS dijo “ha extendido automáticamente la validez de los EAD expedidos para bajo la designación de Honduras por 180 días adicionales, hasta el 4 de julio de 2018”.

El TPS de Honduras fue otorgado la primera vez durante el segundo gobierno de Bill Clinton, como parte de una respuesta humanitaria de Washington tras el paso del huracán Mitch. Desde entonces ha sido renovado más de una docena de veces.

Mal presagio

LA USCIS exhorto a las personas con TPS “a utilizar este período de seis meses para preparar su regreso a Honduras, en la eventualidad de que no se extienda nuevamente la designación de ese país”.

“Esto incluye que soliciten documentos de viaje actualizados de parte del gobierno de Honduras”, indicó la agencia.

El aviso agrega incertidumbre a los miles de hondureños amparados por el programa, quienes por ahora confían en que el gobierno de Trump les conceda una nueva prórroga, y no decida cancelarlo como ya lo hizo con los programas de Haití y Nicaragua.

Además de estos tres países, unos 190,000 indocumentados salvadoreños aguardan una decisión del DHS respecto a un programa similar, activado en marzo de 2001 durante el gobierno del presidente George W. Bush.

Organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos estiman que unos 300,000 niños estadounidenses tienen uno o dos padres indocumentados centroamericanos o caribeños protegidos por el TPS.

Estos inmigrantes no hablaban inglés cuando llegaron a EEUU, pero brillaron

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TPSIndocumentadosDeportaciones