null: nullpx

ICE confirma programa piloto que toma muestras de ADN a inmigrantes bajo custodia

La base de dastos fue aprobada por el Congreso en 2005 y en octubre del año pasado fue activada en el marco de la política migratoria de 'tolerancia cero' de Donald Trump.
15 May 2020 – 02:06 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El gobierno federal avanza en un programa piloto en Dallas (Texas) para recolectar muestras de ADN de inmigrantes arrestados. El plan, anunciado en octubre del año pasado, tiene como objetivo identificar de esta manera a todos los migrantes detenidos que cruzan la frontera de forma irregular.

Funcionarios del Departamento del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) dijeron en esa ocasión que “ya estamos recolectando datos biométricos tradicionales, esto va a ser un conjunto adicional que nos ayudaría a la identificación futura de las personas”.

Siete meses más tarde, el plan avanzaba, pero a paso lento hacia la implementación de una ley ( DNA Fingerprint Act) aprobada en 2005 (durante el gobierno de George W. Bush) por el Congreso.

La implementación de la ley fue agregada a la política de ‘tolerancia cero’ del gobierno de Donald Trump.

De qué se trata

El proyecto señala que los datos obtenidos serán resguardados por una base de datos de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y que la información podrá ser usada por otras divisiones del gobierno.

"Esto nos va a permitir identificar mejor a una persona que entró ilegalmente al país", indicó en octubre uno de los funcionarios del DHS que reveló a la prensa el programa.

"Se trata de un perfil más completo, estamos mirando la tecnología metodológica para la recolección para poder hacerlo", añadieron de acuerdo con un reporte de la Agencia Francesa de Noticias (AFP).

Indicaron además que existen normativas sobre la recolección de muestras de ADN para personas detenidas que fueron emitidas por el Departamento de Justicia en 2006 y en 2010, pero que no habían sido implementadas.

El proyecto Dallas

ICE confirmó este viernes a Univision Noticias que, con el objetivo de cumplir con la regulación actualizada por el Departamento de Justicia (DOJ), la Unidad de Operaciones de Cumplimiento y Remoción (ERO) “el 1 de mayo comenzó un programa piloto en Dallas para crear un proceso para la implementación completa” del programa.

Agregó que los agentes de ERO usarán kits de recolección de muestras de ADN que fueron provistos por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI). Y que las muestras una vez recolectadas serán enviadas a la División de Laboratorios del FBI para su procesamiento y carga en el Sistema Nacional de Índice de ADN (NDIS).

“Se tomarán muestras de ADN, además del proceso actual de recopilación de información biográfica y huellas digitales, en el momento del arresto”, explicó.

La agencia federal aseguró que “no recolectará muestras de ADN de ninguna persona de 13 años o menor”, ni tampoco de “extranjeros residentes legales permanentes (LPR) que se encuentren en proceso de deportación”.

“ICE está implementando medidas para asegúrese de que la recolección de ADN se realice correctamente de acuerdo con las protecciones para la privacidad de una persona, y que todos los registros y datos se conserven y eliminen de conformidad con las leyes y políticas federales", añadió.

Paso previo

El 9 de marzo Univision Noticias reportó que el gobierno planeaba poner en vigor en abril el programa, una medida que, de acuerdo con organizaciones, pone en riesgo la privacidad de los migrantes.

En la práctica, la norma final publicada el 9 de marzo en el Registro Federal, permite que el fiscal general autorice al DHS recopilar muestras de ADN de personas que han sido detenidas por sus agencias.

El reglamento señalaba como fecha de inicio el 8 de abril, pero debido a la emergencia desatada por la pandemia del coronavirus, el plan fue aplazado hasta el 1 de mayo.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) comenzó otro programa piloto meses antes, cuando se hizo publico el plan. Las muestras comenzaron a ser tomadas en las instalaciones de Detroit (Michigan) y Eagle Pass (Texas).

Programa “xenófobo”

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) tildó de “xenófobo” el programa y ha solicitado al Congreso que anule la ley aprobada en 2005.

“El Congreso debería evitar de inmediato que los dólares de los contribuyentes se utilicen para financiar este programa xenófobo, que busca deshumanizar aún más a los inmigrantes detenidos y plantea importantes preocupaciones por las libertades civiles y la privacidad”, dijo Naureen Shah, abogada principal de defensa y políticas de la ACLU en marzo, cuando el DHS publicó el reglamento final.

“Recolectar los planos genéticos de las personas en detención de inmigrantes no nos hace más seguros: hace que sea más fácil para el gobierno atacar a las comunidades de inmigrantes y nos acerca un paso más al gobierno que llama a nuestras puertas para exigir nuestro ADN bajo la misma justificación defectuosa de que algún día podamos cometer un delito", agregó.

Shah dijo además que “el Congreso también debería analizar los programas activos y determinar cuánto tiempo el gobierno insiste en conservar las muestras tomadas a los inmigrantes detenidos”.

Como era hasta ahora

La ley de 2005 hasta ahora contenía unas exenciones que datan del gobierno de Barack Obama para proteger a los migrantes, por lo que no había entrado en vigor formalmente.

La ley permitía que autoridades federales recolectaran muestras de ADN de personas que tienen bajo custodia como una medida de identificación regular, junto con la toma de huellas digitales y fotografías.

Sin embargo, la norma solo apunta a personas arrestadas con cargos penales federales y no incluía a inmigrantes detenidos, entre ellos solicitantes de asilo que aguardan en centros de detención de ICE pendientes de que un juez de inmigración decida sus casos.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés