null: nullpx
Deportaciones

Casi dos semanas después, Haití sigue esperando la ayuda prometida por Biden para los deportados

Mientras el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) continúa deportando inmigrantes haitianos que llegaron al país en busca de asilo, el gobierno y las Organizaciones No Gubernamentales (ONG’s) del país caribeño siguen esperando la ayuda prometida por el gobierno de Joe Biden tras la crisis de Del Río (Texas).
5 Oct 2021 – 06:19 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Mientras el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) continúa deportando inmigrantes haitianos que llegaron al país en busca de asilo, el gobierno y las Organizaciones No Gubernamentales (ONG’s) del país caribeño siguen esperando la ayuda prometida por el gobierno de Joe Biden.

El pasado 23 de septiembre la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo durante una rueda de prensa a los periodistas que el gobierno trabajaría con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), una agencia de las Naciones Unidas que maneja los vuelos entrantes de los retornados haitianos de Estados Unidos, para "asegurar que se atienda a los migrantes haitianos que regresan en el aeropuerto y brindó asistencia inmediata", de acuerdo con un reporte de TIME.

Un día después el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas, anunció que el ministerio bajo su mando proporcionaría a la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) $5.5 millones en ayuda en el terreno a los migrantes haitianos revueltos a través de la OIM.

Pero el lunes, un portavoz de la OIM le dijo a TIME que aún no se habían firmado los documentos que asignaban los $5.5 millones de USAID. Agregó que la agencia internacional esperaba que el compromiso se firmada esta semana o la próxima.

Deportaciones de haitianos

El pasado 21 de septiembre el diario The Washington Post reportó que el DHS se estaba preparando para casi duplicar la cantidad de haitianos deportados a este país del Caribe desde Texas, lo que había generado alarma de que miles de migrantes pobres añadirían una nueva dimensión a la crisis humanitaria en una nación destrozada por la violencia, los desastres naturales y las luchas políticas.

Una semana después, la cadena CNN dijo que aproximadamente 4,600 haitianos habían sido deportados por el DHS en vuelos de repatriación desde Texas hacia Puerto Príncipe entre el 219 y el 26 de septiembre, de acuerdo con un funcionario federal.

El gobierno de Biden justifica las deportaciones en el Título 42 del Código de Estados Unidos, una regla que data de 1942 y que fue activada el año pasado por el gobierno de Donald Trump como parte de las medidas para detener la propagación de la pandemia del covid-19.

Pero organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes alegan que la regla está siendo utilizada con el pretexto de la pandemia para frenar la inmigración en la frontera.

La crisis de Del Río

La mayoría de los inmigrantes haitianos deportados hasta ahora se encontraban en el paso fronterizo de Del Río, Texas, esperando una oportunidad para pedir asilo en Estados Unidos.

Se estima que debajo y en los alrededores del puente internacional de Del Río se hallaban unos 15,000 migrantes, la mayoría haitianos. No fue sino hasta que se publicanos imágenes de agentes de la Patrulla Fronteriza montados a caballo persiguiendo y cargando contra varios hombres que cruzaban el río Bravo que la crisis se hizo notar.

El incidente dio la vuelta al mundo y desató criticas al gobierno de Biden por el trato que la Patrulla Fronteriza estaba dando a los inmigrantes haitianos.

En un principio Mayorkas dejó entrever que un número significativo de haitianos permanecerían en territorio estadounidense mientras aguardaban sus procesos de asilo. Pero la aplicación del Título 42 aceleró las repatriaciones.

El DHS ha dicho a Univision Noticias que a los detenidos en la frontera:


  • Se les procesa, recopila información biométrica y biográfica (huellas dactilares, fotografías, números de teléfono y una dirección en Estados Unidos);
  • Se realiza una verificación de antecedentes para identificar a los delincuentes o aquellos que representan un riesgo para la seguridad pública; y
  • Quienes no aleguen, denuncien o demuestren tener un miedo creíble, como cualquier persona que se encuentre en nuestro país sin estatus legal están sujetos a deportación por parte de ICE bajo el Título 42.

El DHS reitera además que “las fronteras no están abiertas”.

Paren las deportaciones

Tras el desmantelamiento del campamento de refugiados de Del Río y los vuelos con deportados a Haití, organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes dentro y fuera de Estados Unidos exigen al gobierno de Biden detener los vuelos del DHS y parar las repatriaciones.

“Desde el comienzo, Título 42 ha sido usado vez tras vez para negarle seguridad a las familias y niños solicitando asilo en la frontera”, dice Paola Luisi, directora de la coalición The Families Belong Together. “Abusando de esta política hecha bajo el pretexto de salud pública se ha destruido nuestro sistema de asilo”, agregó.

Por su parte, la organización Amnistía Internacional (AI) lanzó una campaña denominada #WelcomeWithDignity, en la que cuestiona el trato que el DHS ha dado a los inmigramtes haitianos que piden asilo en la frontera con México.

La movilización ha solicitado al gobierno de Biden que detenga de inmediato las expulsiones a Haití, que ponga fin al uso indebido del Título 42, y que examine la constante de abusos intolerables cometidos por la Patrulla Fronteriza (CBP) contra personas negras que solicitan asilo.

“La crueldad arraigada en el odio, la supremacía blanca y la xenofobia que conformaron las políticas de inmigración estadounidenses durante años, siguen haciendo daño y oprimiendo brutalmente a millones de personas”, dijo Denise Bell, investigadora de Amnistía Internacional Estados Unidos sobre derechos de las personas refugiadas y migrantes.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés