null: nullpx

El servicio de inmigración confirma que revisa tarifas para todo tipo de trámites

El último incremento se registró el 23 de diciembre de 2016 y el Congreso autorizó a la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración revisar cada dos años las tarifas y ajustarlas si lo estima conveniente.
23 Sep 2019 – 11:46 AM EDT

El servicio de inmigración está revisando la totalidad de sus tarifas y, una vez decida ajustarlas, las publicará en el Registro Federal (diario oficial estadounidense).

La confirmación fue hecha tras la publicación la semana pasada de un reporte de la página de noticias BuzzFedd, donde asegura que el gobierno de Donald Trump aumentará las tarifas de apelaciones para migrantes que pierden sus casos de asilo en la frontera.

Univision Noticias preguntó a la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), agencia federal encargada de las tarifas, si había considerado aumentarlas, qué servicios serían afectados y si la decisión impactaría las políticas de asilo.

“Actualmente la USCIS está llevando a cabo su revisión de tarifas bienales, según lo requerido por la Ley de Directores Financieros de 1990, para estudiar los ingresos, costos y necesidades de la agencia”, respondió la dependencia por medio de un correo electrónico.

“Cómo siempre”, agregó, “USCIS comunicará públicamente información sobre su revisión de tarifas a través de un aviso de propuesta de reglamentación (NPRM) publicado en el Registro Federal, en caso de que se tome la decisión de ajustar sus tarifas”.

“Aún no se ha tomado ninguna determinación”, añadió.


Qué dijo buzzFeed

BuzzFeed dijo que el gobierno de Trump está impulsando una propuesta para aumentar a $975 (un 900%) el costo de las apelaciones para los migrantes que piden asilo en la frontera y reciben un fallo adverso por parte de los jueces de inmigración.

La tarifa actual para apelar es de $110 y se lleva a cabo por medio del Formulario I-290B.

El trámite de apelación para revertir un fallo emitido por un juez se hace ante la Corte de Apelaciones de Inmigración (Board of Immigration Appeals, BIA).

El plan también contempla un aumento a $895 para la petición de reapertura de un caso. Ambos procedimientos forman parte del debido proceso y persiguen anular o revertir una orden de deportación.


“No tienen recursos”

De llevarse a cabo la medida, dicen abogados y activistas que defienden los derechos de los inmigrantes, tendría un “impacto severo” en los solicitantes de asilo y cerraría las puertas a la protección de quienes huyen para salvar sus vidas.

“No he escuchado que aumentarán, pero si lo hacen los asilados no cuentan con recursos para pagar tarifas de apelación”, dice Lilia Velásquez, abogada de inmigración y profesora adjunta de la facultad de leyes de la Universidad de California, en San Diego. “Por tanto, este cambio resultaría prácticamente en negarles el derecho de apelación”.

A su vez, Víctor Nieblas, expresidente de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), dijo a Univision Noticias que “este aumento propuesto básicamente evitaría que las personas en procedimientos de deportación apelen su caso”.

Nieblas dijo además que los migrantes que resulten afectados “no presentarán una apelación” de sus casos y se acelerarán las deportaciones.

“El gobierno de Trump está encontrando formas de quitarles los derechos básicos a los solicitantes de asilo con impunidad. Estamos viviendo en tiempos peligrosos. Los inmigrantes continúan siendo un objetivo claro de esta Administración”, indicó.


Amenaza anterior

En abril Univision Noticias reportó que la Casa Blanca había distribuido un comunicado pidiendo a los departamentos de Justicia (DOJ) y Seguridad Nacional (DHS) estudiar medidas para realizar cambios profundos en los procedimientos para manejar las solicitudes de asilo y “proteger al sistema de abusos”.

Los cambios incluían cobrarles a los migrantes que buscan asilo, un trámite que hasta ahora es gratis y se paga con los excedentes (planificados previamente) de los demás servicios que ofrece la USCIS.

“Los extensos recursos que se requieren para procesar y cuidar a estos individuos alejan al personal de Aduanas y Protección de Frontera del trabajo de asegurar las fronteras de nuestra nación”, indicó el texto en el que se argumentó que los cambios buscan “reforzar los procedimientos de asilo para salvaguardar nuestro sistema del descarado abuso de nuestros procesos de asilo”.

En el memorándum de abril se pidió al secretario de Justicia, William Barr, y al secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, que propongan cambios a las normas dentro de un lapso de 90 días para el manejo de los casos de asilo.

El plan establece que las solicitudes de peticionarios de asilo serán resueltas en un plazo de 180 días desde la presentación del pedido, el gobierno cobrará una tarifa por determinarse, así como un cobro por el permiso de trabajo (autorización de empleo -EAD-).


El último incremento

El más reciente ajuste de tarifas de la USCIS se efectuó el 23 de diciembre de 2016.

En promedio, los precios registraron un aumento general de 21%. El costo del trámite para la ciudadanía se incrementó de $595 a $640 dólares (8%), pero quienes viven cerca o por debajo del nivel de pobreza pagan la mitad.

Los permisos de viaje (Formulario I-131) sufrieron un alza del 60% de $360 a $575 dólares, un incremento de 215 dólares.

El Formulario I-129, que se utiliza para la petición de un trabajador no inmigrante, aumentó en aquella ocasión un 42% de $325 a $460, mientras que la petición de un trabajador inmigrante por medio del Formulario I-140 subió 21% de $580 a $700.

📸 Estos migrantes retornados a México se cansaron de esperar para entrar a EEUU y se devolvieron a sus países

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés