null: nullpx

El gobierno de Trump propone reducir el tiempo para pedir asilo de un año a solo 15 días

La nueva regla, que había sido anticipada en julio, reduce considerablemente el plazo para presentar el formulario de asilo I-589, además de no dejar suficiente tiempo a los inmigrantes para buscar ayuda legal y documentar el caso ante el juez de inmigración.
24 Sep 2020 – 11:43 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Inmigrantes que buscan asilo en Estados Unidos podrían enfrentar una nueva dificultad en el corto plazo si el gobierno de Donald Trump pone en vigor una nueva regla publicada en el Registro Federal: deberán presentar la solicitud en un plazo de 15 días a partir de la primera comparecencia ante la corte de inmigración.

La mayoría de los solicitantes de asilo tienen un año para pedir el amparo del gobierno antes de perder la capacidad de hacerlo, señala el reglamento vigente desde 1980.

Pero la nueva propuesta, que se suma a una larga lista de cambios al reglamento de asilo que el gobierno viene haciendo a golpe de memorandos y ordenes ejecutivas desde el 20 de enero de 2017, busca limitar al máximo las posibilidades de conseguir asilo a extranjeros que huyen de sus países por razones de raza, religión, nacionalidad, pertenecer a un cierto grupo social u opinión política.

Los afectados

“La propuesta de reglamento publicada por la Oficina de Revisión de Casos de Inmigración (EOIR, Corte de Inmigración) se refiere a las personas que están en proceso de asilo y aquellos que están detenidos en la frontera y pidieron asilo”, dice José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami (Florida).

“El problema mayor que enfrentarán estas personas es que casi no tendrán tiempo para preparar sus casos. Solo dispondrán de dos semanas para encontrar un abogado, reunir la evidencia del reclamo, llenar la solicitud de asilo ( formulario I-589) y presentarla”, indicó.

“La reducción del plazo causará estragos”, agregó. “Nadie tendrá el tiempo necesario para exponer todo su caso. Debido a esto, la recomendación es que las personas que llegan buscando asilo, sea por tierra o por avión, tienen que venir preparados, traer evidencias, reportes médicos, reportes de policía y todo aquello que avale sus argumentos. Cuando entre a Estados Unidos, la evidencia inicial debe ser poderosa”.

En cuanto a aquellos que entran al país y después piden asilo, Guerrero dijo que la propuesta “no aclara si tendrán solo 15 días para hacerlo o tienen un año de plazo como dice el reglamento vigente”.

La Corte de Inmigración (EOIR) opera bajo el mando del Departamento de Justicia (DOJ).

“Otro ataque al asilo”

La fecha límite para la presentación de la solicitud constituye “otro ataque al asilo”, dice la organización Tahirih Justice Center. Agrega que los solicitantes de asilo a menudo solicitan asilo primero ante la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) y, si se les niega, entonces “se remiten a la corte de inmigración”.

Es aquí donde pueden solicitar asilo directamente con un juez de inmigración, que es donde entraría en vigor el nuevo plazo”, añade. “Solicitar asilo es un proceso complejo que requiere la recopilación y traducción de documentos de todo el mundo. A muchos solicitantes de asilo les cuesta incluso encontrar un abogado”.

“El impacto acumulativo del aluvión de reglas recientes que atacan el proceso de asilo es cerrar la puerta a las personas que necesitan protección contra la persecución”, dijo Archi Pyati, Jefe de Política y Comunicaciones de Tahirih. “La EOIR continúa agregando obstáculos injustos al proceso, arrinconando a los solicitantes de asilo y condenándolos al fracaso incluso antes de que hayan tenido la oportunidad de presentar sus casos”.

“El daño a nuestro roto sistema de inmigración, causado por este gobierno, es asombroso y los refugiados están pagando el precio”, apuntó el dirigente.

Ya lo habían anunciado

El nuevo reglamento había sido anunciado a mediados de junio por los departamentos de Justicia (DOJ) y de Seguridad Nacional (DHS). El plan va dirigido a cambiar una estructura que en 40 años ha sido construida para proteger los derechos humanos de personas que huyen de sus países.

La actual política se fundamenta en la palabra o el testimonio de los inmigrantes que solicitan este recurso legal disponible. Pero desde enero de 2017 el gobierno ha minado este recurso al punto que, el 22 de abril de este año con el argumento de la pandemia del nuevo coronavirus, Trump detuvo la entrada de extranjeros que llegaban a la frontera en busca de protección.

“Esta nueva regla propuesta restringirá radicalmente la capacidad de las personas que huyen de la persecución para obtener asilo en Estados Unidos", advirtió en esa ocasión el profesor Stephen Yale-Loehr, de la práctica de inmigración de la escuela de leyes de la Universidad de Cornell, Nueva York.

Entre otras medidas, además de establecer un plazo límite de 15 días para la presentación del pedido de asilo después de la primera audiencia ante un juez de inmigración, la propuesta:


  • Impone nuevas barreras al asilo, entre ellos no haber pagado impuestos;
  • Pide elevar la definición de “persecución” para cubrir solo los daños “extremos”;
  • Pide redefinir los motivos de asilo tal como membresía a un "grupo social particular". Abogados temen que esto deje fuera a personas que huyen de la persecución de pandillas o por violencia doméstica;
  • Restringir la capacidad de pedir asilo por motivo de género. También limita a las mujeres que huyen de la esclavitud sexual.

“También revisar las reglas de procedimiento para permitir que los jueces de inmigración denieguen las solicitudes de asilo sin una audiencia si carecen de cierta evidencia”, agregó Yale-Loehr. “Esto perjudicaría particularmente a los solicitantes sin un abogado”. “Esta regla propuesta es el sueño de quien odia el asilo. Destriparía el sistema de asilo de Estados Unidos y en definitiva muy pocas personas podrían obtenerlo”, indicó.
Abogados consultados por Univision Noticias dijerion que, de entrar en vigor, la nueva regla dejará sin opciones a miles de inmigrantes que aguardan en la frontera con México.

Advirtieron además que las cortes de inmigración tienen casi 1.2 millones de casos acumulados y no se sabe si afectará y de qué manera a quienes presentaron sus solicitudes de asilo y esperan cita ante un juez de inmigración.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés