null: nullpx
Deportaciones

¿Cuántas deportaciones son demasiadas? Migrante tiene récord de 44 expulsiones de EEUU

En los archivos de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE) están los nombres de personas que han sido devueltas a sus países decenas de veces. El caso más reciente, el de un mexicano que acumuló 13 deportaciones, se presentó ante la justicia hace unos días.
13 Dic 2019 – 07:52 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- Una canción de Vicente Fernández habla sobre un mexicano que fue detenido varias veces tratando de cruzar ilegalmente hacia Estados Unidos y nunca desistió. “La Migra a mí me agarró 300 veces, digamos/ Pero jamás me domó…”, dice el tema musical.

Jamás se ha batido ese récord ficticio que se estableció a ritmo del mariachi. Pero en los archivos de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE) están los nombres de varios migrantes sin papeles que parece trataron de aplicar esa composición al pie de la letra.

Uno de ellos acumuló un total de 44 deportaciones a lo largo de 15 años. Otro fue expulsado en 40 ocasiones entre 2001 y 2015. Les siguen personas que fueron devueltas a sus comunidades de origen 35, 34 y 31 veces, respectivamente.

El tema relacionado con las débiles medidas de vigilancia en la frontera fue traído nuevamente a debate a principios de noviembre, cuando un juez federal en Connecticut le impuso una sentencia de 18 meses a un mexicano que sumó 13 expulsiones de EEUU entre marzo de 1999 y diciembre de 2017.

Dicha condena responde a una violación de las condiciones de libertad bajo palabra. El magistrado ordenó que la cumpla de manera consecutiva con un castigo de 42 meses de prisión por reingresar al país brincando el cerco que divide a California y México el 1 de septiembre de 2018, señala un comunicado de la Fiscalía federal.

Alberto Silva Martínez, de 44 años, fue deportado por primera vez en marzo de 1999 tras purgar una condena por violencia doméstica en California. Hasta abril de 2004 él tuvo numerosos encuentros con agentes de ICE y en al menos dos ocasiones se debió a convicciones por drogas. En múltiples ocasiones lo arrestaron en la frontera por asegurar que era ciudadano estadounidense.

Para 2005, este hombre había acumulado 11 expulsiones a México. Ya en agosto de 2009, Silva García fue detenido por faltas a leyes de tránsito en Norwalk y fue sentenciado a 12 meses de cárcel. En diciembre de 2010 fue sacado nuevamente. Las autoridades lo volvieron a ubicar en marzo de 2015, cuando fue acusado por robo de herramienta y equipo de construcción.

El 25 de abril de 2017, un juez lo sentenció a 15 meses de cárcel y el 13 de diciembre de 2017 lo echaron del país. Su última captura en la frontera ocurrió el 1 de septiembre de 2018, cuando oficiales federales lo sorprendieron escalando la valla metálica en la zona limítrofe entre México y California.

A finales de septiembre, el mexicano Gabriel Hernández Martínez, de 39 años, se presentó ante un tribunal federal con su propio récord: once deportaciones y contando. Lo sacaron entre noviembre de 1998 y noviembre de 2010. Por esa acumulación de delitos migratorios, un juez en Iowa lo sentenció a cinco meses en una prisión federal, seguido de un año de libertad condicional.

En un comunicado, ICE recalcó que su misión es expulsar a criminales y migrantes sin papeles las veces que sea necesario. “Continuaremos nuestros esfuerzos dirigidos a las amenazas de seguridad pública vinculadas a los infractores de migración, mientras buscamos deportar objetivos criminales en general y otros fugitivos de inmigración que representan una amenaza para nuestras comunidades, donde sea que se encuentren”, señaló la dependencia federal.

ICE arrestó en 2019 a unos 143,099 extranjeros y removió a más de 267,000 (4% más que el año anterior). Más de la mitad fueron condenados criminalmente y el resto tiene cargos pendientes o cometió violaciones de inmigración, informó la agencia.


Fuera de los alivios migratorios

Alex Gálvez, un abogado especializado en inmigración con oficinas en Los Ángeles, explica que las personas en esta situación ya han perdido todas las oportunidades para legalizarse en EEUU. Pues lo que comienza con un cargo civil por una primera deportación, luego se convierte en una acusación federal por reingresar sin autorización. “Ya no son elegibles para los alivios migratorios, especialmente si han sido deportados por delitos o por jueces”, dijo en entrevista con Univision Noticias.

“Lo que pasa es que en un momento les empiezan a presentar cargos criminales. Comienzan con sentencias de ocho meses, luego les dan el doble de tiempo, después el triple. Y si regresan las sentencias son de años. Es el recurso que usa el gobierno para que dejen de venir”, señaló Gálvez.

Uno de los clientes de Gálvez tenía un récord de veinte deportaciones y otros sumaban más de diez. Uno de ellos fue sentenciado a cinco años de cárcel, aunque solo cumplió tres. “Algunos comenzaron con un arresto por violencia doméstica; Migración se enteró que regresaron a Estados Unidos y los deportó otra y otra vez”, describió el abogado.

Entre los migrantes con múltiples deportaciones se encuentra Juan Francisco López Sánchez, un mexicano de 45 años que ya había acumulado cinco expulsiones en 2015, cuando le disparó fatalmente a la estadounidense Kate Steinle en un muelle de San Francisco, en el norte de California.

En esa lista negra también está Víctor Martínez Antonio, un agresor sexual convicto que nueve veces fue sacado del país por ICE. Quedó bajo custodia federal a mediados de noviembre por pegarle a una mujer en Oklahoma. Cuando la Policía revisó su historial delictivo descubrió que fue enviado a la cárcel en agosto de 2005 por agredir sexualmente a un menor en Texas.

En agosto y octubre de este año, dos mexicanos que tenían cinco deportaciones cada uno fueron presentados ante la justicia estadounidense.

El primero, Armando Machorro Rojas, de 42 años, tuvo dos encuentros con agentes de la Patrulla Fronteriza en marzo de 2007, en marzo y junio de 2015, y otra vez fue aprehendido por oficiales de ICE, de acuerdo con el Departamento de Justicia (DOJ).

Al segundo, Antonio Serrano Pérez, de 39 años, le impusieron un castigo ejemplar el 18 de octubre por reingresar al país sin autorización tras cumplir condenas por crímenes violentos y relacionados con drogas. Entonces, un juez federal le impuso una condena de diez años de prisión.

Serrano Pérez fue devuelto a su país por primera vez en octubre de 1998 y en un período de 20 años ingresó a EEUU al menos en cinco ocasiones, asegura la Fiscalía federal. El 11 de marzo, agentes de ICE lo detuvieron afuera de su casa en el norte de Texas.

“Este delincuente y narcotraficante ha sido deportado a México cinco veces y ha demostrado repetidamente que no respeta las leyes estadounidenses", dijo Marc J. Moore, director de la oficina de campo de ICE en Dallas. “A lo largo de su extensa carrera criminal, él ha operado como si Estados Unidos fuera simplemente un lugar rentable para el tráfico de drogas ilegales”, agregó el funcionario.

Una vez que cumpla su castigo, este hombre será deportado a su tierra por sexta ocasión.

EN FOTOS: Una deportación de ICE, paso a paso

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.