null: nullpx
Asesinatos

El asesino de la niña hispana identificada como ‘Baby Ruby’ es sentenciado a 37 años de prisión

Ricardo Augusto Utuy atacó con un cuchillo a la niña Ruby Vázquez, de tres años, cuando ella trataba de darle una galleta a su padre en una fábrica de costura en el sur de California. Después se supo que este criminal trató de matar a una mujer adulta unos meses atrás.
2 Oct 2019 – 2:50 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Un costurero guatemalteco que en 2016 apuñaló fatalmente a la hija de una compañera de trabajo en un taller de confección de ropa en el centro de Los Ángeles fue condenado este miércoles a 37 años de prisión con la posibilidad de tornarse en cadena perpetua.

La víctima, Ruby Vázquez, de tres años, falleció en un hospital a consecuencia de varias heridas que su asesino Ricardo Augusto Utuy, de 37 años, le ocasionó con un cuchillo. ‘Baby Ruby’, como la identifica la Policía, estaba en el taller de costura esperando a que su madre acabara su jornada laboral.

A principios de septiembre, un jurado lo declaró culpable por el homicidio de la menor durante la tarde del 31 de octubre de 2016, cuando la niña y sus padres se disponían a pedir dulces por los festejos de Halloween. Lo acusaron de a sesinato, intento de homicidio y de un agravante especial por usar un arma letal.

“Cuando la niña fue a darle una galleta a su padre, la madre vio a Utuy corriendo hacia la niña de 3 años. El acusado luego apuñaló a la niña varias veces con un cuchillo. Fue llevada a un hospital donde murió”, describió la Fiscalía del condado de Los Ángeles a través de un comunicado.


El ataque se registró sin un motivo aparente, según la acusación penal. Este centroamericano llevaba solo unas tres semanas trabajando en ese lugar, ubicado en la cuadra 800 de la calle McGarry. Él y la madre de la niña apenas si se dirigían la palabra, dijeron los investigadores.

El detective Moisés Castillo dijo este miércoles en una conferencia de prensa que el acusado mencionó la tabla Ouija y confesó "que escuchaba voces y lo retaban que matara a Ruby", según la agencia CNS.

En un mensaje que pronunció en la corte en nombre de los padres de la niña Ruby, el detective Castillo lamentó que esta familia "nunca volverá a ser la misma".

Utuy estuvo prófugo un tiempo hasta que decidió entregarse a las autoridades para enfrentar las acusaciones. Al momento no se han dado detalles de su estatus migratorio, ni sobre su salud mental.

Siete meses antes de matar a ‘Baby Ruby’, Utuy apuñaló a una mujer adulta en otra fábrica de costura en el centro de Los Ángeles. Huyó de la escena y su víctima logró sobrevivir a las lesiones que le causó. La agresión ocurrió el 10 de marzo de 2016.

Lo vincularon con ese intento de homicidio cuando vieron su fotografía en los medios de comunicación mencionándolo en el asesinato de la niña Ruby. Entonces se supo que usaba el alias de ‘Juan Pérez’.

Esta víctima acudió a la corte para declarar encontra de Utuy, de quien dijo "me causó mucho daño".

"Quiero que pague por lo que he sufrido, porque él es un hombre malo", pidió la mujer en el tribunal, de acuerdo con el reporte de CNS. "Quiero que pague toda su vida", agregó ella.

Este caso fue investigado por la Policía de Los Ángeles (LAPD).


En un pequeño ataúd blanco despidieron a 'Piqui', el niño presuntamente asesinado por su padre en California

Loading
Cargando galería
Publicidad