Deportaciones

Fallo de la Corte Suprema abre la puerta a la cancelación de miles de casos de deportación

La anulación de Notificaciones de Comparecencia (NTA) sin fecha ni hora, ayuda a miles de inmigrantes que batallan por permanecer en EEUU, pero también pudiera anular procesos donde el inmigrante recibió la 'green card'.

Un reciente fallo emitido por la Corte Suprema de Justicia podría dar paso a dos beneficios inesperados: la cancelación de un número indeterminado de casos de deportación y permitir que los beneficiarios obtengan la tarjeta verde de residencia permanente.

El dictamen, que contó con la aprobación de 8 de los 9 magistrados, fue dado a conocer la tercera semana de junio. Señala que los avisos emitidos por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para que extranjeros se presenten a un proceso de deportación “no detiene el reloj que mide el tiempo de permanencia” en Estados Unidos y podrán seguir batallando legalmente para permanecer en Estados Unidos.

La decisión constituyó una victoria clave para miles de inmigrantes que intentan evitar sus deportaciones y no pueden demostrar un mínimo de tiempo de 10 años ininterrumpidos en Estados Unidos, explicaron abogados consultados por Univision Noticias.


Nuevas oportunidades

Tras revisar el dictamen, la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) dijo que el fallo también puede “tener implicaciones más amplias”, señalando que, de acuerdo con informes, “abogados se han movido para terminar procesos de deportación, argumentando que las Notificaciones de Comparecencia (NTA, por su sigla en inglés) defectuosas sin una fecha y hora, son inválidas para fines de iniciar un caso de expulsión del país”.

“La decisión también podría tener implicaciones más amplias para personas a quienes se les negó la oportunidad de solicitar la cancelación cuando se consideró que una NTA defectuosa detuvo la acumulación de presencia física, así como la reapertura de órdenes de deportación emitidas en ausencia”.

AILA señala que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ha reconocido que, en los últimos tres años previos al fallo, “no especificaron en las NTA las fechas y los tiempos de los procedimientos”.


Un gran inconveniente

Pero la alegría de unos podría transformarse en pesadilla para otros miles de casos donde al final del proceso de deportación “el inmigrante obtuvo la residencia legal permanente (green card)”, advirtió Ezequiel Hernández, un abogado de inmigración que ejerce en Phoenix, Arizona, y colabora frecuentemente con la redacción de Univision Noticias.

“Al no ser válidas las NTA emitidas sin fecha ni hora, miles de casos ya dictaminados podrían ser anulados porque, de acuerdo con el fallo de la Corte Suprema, las Notificaciones de Comparecencia utilizadas en los procesos que concluyeron con el otorgamiento de la green card tampoco son válidos”, precisó.

Abogados consultados sijeron que no está claro qué sucederá con las ciudadanías obtenidas a través de residencias ganadas con NTA que la Corte Suprema dijo que eran inválidas.

Respecto a los casos de deportación todavía abiertos y donde el inmigrante tiene dificultades para demostrar tiempo de permanencia de 10 años, Hernández dijo que “deben ser cancelados, tirados a la basura y comenzar de nuevo. Pero al comenzar de nuevo el inmigrante podrá reunir nuevas evidencias para ganar su caso”.

“Una vez se cancela el caso, el inmigrante ya no está el proceso de deportación. Pero el gobierno le iniciará otro proceso teniendo en cuenta la fecha y la hora de la nueva NTA. Estimo que son miles los casos que se pudieran ver favorecidos, pero también miles los casos que pudieran afectarse. Todo esto está siendo revisado minuciosamente”, indicó.


Daño colateral

Un daño colateral no advertido fue visualizado por AILA. La anulación de miles de NTA inválidas y la emisión de nuevas notificaciones de comparecencia, tendrá un doble impacto en el calendario de audiencias de las cortes de Inmigración.

A finales de mayo los tribunales, dependientes del Departamento de Justicia (DOJ), tenían acumulados casi 700,000 casos y algunas audiencias se estaban programando para dentro de dos o tres años.

“Muchas personas esperan años para sus audiencias”, señala AILA. Pero previene que la anulación de las NTA causará desajustes, y las nuevas notificaciones marcarán nuevas fechas de audiencia, “información podría cambiar varias veces a medida que transcurran los años y evolucione la acumulación de trabajo, presentando además una variedad de consecuencias”.

La asociación indicó que la Oficina de Revisión de Casos de Inmigración (EOIR) “ha indicado que los tribunales de inmigración que programen audiencias solo después de que el DHS les envíe las NTA”.

“El establecimiento de nuevas fechas de comparecencia probablemente requerirá que las dos agencias mejoren significativamente la coordinación interinstitucional y las capacidades de intercambio de información”, dijo AILA.

RELACIONADOS:InmigraciónCiudadaníaVisas