null: nullpx
Deportaciones

El gobierno posterga una regla con la que pretende abrir procesos de deportación a quien le nieguen un caso migratorio

La nueva política, que entraría en vigor esta semana, fue postergada hasta que se publique en el registro federal el reglamento correspondiente. La medida pone en la mira incluso a ciudadanos naturalizados que tienen antecedentes o faltas que los conviertan en deportables.
30 Jul 2018 – 4:17 PM EDT

El servicio de inmigración anunció el lunes que posterga la implementación de una nueva regla que permite abrir procesos de deportación a toda persona a la que le sea negado un trámite migratorio.

La regla fue anunciada en un memorando a finales de junio, pero y solo conocida tres semanas atrás, y afecta a la totalidad de trámites que gestiona la agencia, incluyendo a ciudadanos o residentes legales permanentes.

El pasado 10 de julio Univision Noticias reportó que el gobierno de Donald Trump había elaborado una nueva política de Notificación de Comparecencia (NTA, por su sigla en inglés), una regla que implica que cualquier persona con estatus legal a la que se le niegue un beneficio podría enfrentar la deportación si se comprueba que cometió actos que para el gobierno representan una "torpeza de carácter moral".

El nuevo reglamento fue incluido en un memorando fechado el 28 de junio, donde instruye al personal de la USCIS a crear o actualizar una guía operacional sobre las NTA.

El documento también debe incluir el proceso para referir, según sea el caso, a un inmigrante cuando deba quedar bajo la custodia de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE).

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) dijo que la medida entrará en funcionamiento “hasta que se emita la nueva guía operativa”.


De qué se trata

La nueva política de NTA cambia radicalmente el escenario para aquellos que viven en el país con un estatus legal que quieren cualquier beneficio migratorio.

Antes de la publicación de la normativa, si un residente legal permanente pedía la ciudadanía y se la negaban por una "torpeza de carácter moral", lo más probable es que seguía siendo residente. Pero ahora, dependiendo de la razón por la cual le rechazan el formulario N-400 para tramitar su ciudadanía, le pueden iniciar de inmediato un proceso de deportación de Estados Unidos.

Y no solo se trata de procesos de ciudadanía. También se puede ver afectado cualquier residente legal o con visa que solicite un beneficio migratorio.

“Todo dependerá de la falta”, reitera Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas. “Hemos vuelto a la época que vivimos antes de los dos gobiernos de Barack Obama, donde la norma era que, si a alguien le negaban un beneficio migratorio, lo enviaban ante un juez de inmigración quien le iniciaba un proceso de deportación”, agrega.


Tome nota

De acuerdo con lo advertido por el gobierno en junio, las NTA podrán ser emitidas si el gobierno descubre que un inmigrante, incluso un ciudadano que solicita beneficios para un familiar extranjero ha cometido un delito o tiene antecedentes criminales.

¿Y cuáles son los delitos que pueden colocar a un residente legal permanente en proceso de deportación?

“Depende del caso”, dice José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami Florida. “Cada caso es único y depende de los méritos de sí mismo. Y lo que le ocurre a Juan no necesariamente le ocurrirá a Pedro”, agrega.

A modo de ejemplo, el Immigrant Legal Resource Center (ILRC) explica que existen “toda una serie de barreras que se activan por actos específicos, ofensas, actividades, circunstancias o condenas dentro del período legal para la naturalización, incluido el período anterior a la presentación y hasta el momento del Juramento de Lealtad”.

Agrega que, en algunos casos, las personas a quienes les han imputado delitos agravados, se convierten en “deportables y no elegibles para solicitar la mayoría de las formas de reparación discrecional de la deportación, incluido el asilo, la salida voluntaria y la cancelación de deportación, y están sujetos a detención obligatoria sin fianza”.

Guerrero previene que las recomendaciones emitidas el 10 de julio siguen vigentes. “Lo único que cambia es que la nueva regla entrará en vigor ahora, como lo había previsto el gobierno, pero sí en las próximas semanas, cuando el USCIS lo anuncie”.

En fotos: Mirando hacia la Estatua de la Libertad, 30 inmigrantes juran como ciudadanos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés