null: nullpx
México

Papa felicita a México por trato a migrantes, pero estos números reflejan otra realidad

De acuerdo con datos de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación de México, las deportaciones de migrantes se han triplicado durante los primeros meses de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.
27 Jun 2019 – 4:54 PM EDT

El papa Francisco felicitó el miércoles a los mexicanos por ser tan “acogedores” con los migrantes, durante el saludo a los feligreses en español, tras la audiencia general celebrada en la plaza de San Pedro.

"Yo quiero felicitar a los mexicanos porque son tan acogedores con los migrantes. Que Dios se los pague", señaló el líder religioso. Sin embargo, las cifras sobre deportaciones y denuncias de organizaciones en apoyo a los migrantes sobre amenazas y violencia revelan otra realidad.

De acuerdo con datos de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación de México, las deportaciones de migrantes se han incrementado considerablemente durante los primeros meses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

En diciembre de 2018, la cifra era de 5,717 personas devueltas a sus países, pero en abril de 2019, mes en el que se ha registrado el mayor número de deportaciones de acuerdo al último informe, la cantidad casi se triplicó con un total de 14,970.

En el primer cuatrimestre del año, se reportan un total de 37,450 eventos de extranjeros que ya fueron devueltos a sus países; de los cuales 26,553 son mayores de edad, mientras que 10,897 son menores.

Las cifras en el aumento masivo de deportaciones, coinciden en tiempo con las presiones políticas ejercidas por el gobierno de Donald Trump contra México, para impedir el flujo de desplazados centroamericanos hacia Estados Unidos.


Denuncian violencia y amenazas

Sumado al incremento de las devoluciones de personas, organizaciones de apoyo a migrantes como la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos han condenado enérgicamente "la creciente militarización de las funciones del Estado" por parte de la administración de López Obrador en lo que se refiere al control migratorio.

“Condenamos enérgicamente la militarización con el argumento de la criminalización a las personas desplazadas de Centroamérica por necesidades de protección y a los defensores de migrantes. Es una subordinación a los intereses extranjeros”, escribió la organización a través de sus redes sociales.


En las últimas semanas, el gobierno mexicano ha enviado a cerca 15,000 agentes de la Guardia Nacional y del Ejército a la zona fronteriza con Estados Unidos para controlar el paso de migrantes.

México reconoce excesos de militares

Al ser cuestionado sobre si el despliegue de la Guardia Nacional y del Ejército en la zona fronteriza no constituye un "muro", el presidente mexicano lo negó categóricamente y aseguró que los esfuerzos se enfocan en regular la entrada de migrantes desde el sur.

Sin embargo, reconoció la posibilidad de que las fuerzas de seguridad mexicanas hayan cometido "excesos" en las tareas de control migratorio que él les asignó.

"Puede ser que haya estos excesos, pero la instrucción que tienen todos es que se respeten los derechos humanos, y eso va a continuar", dijo el mandatario mexicano durante su conferencia de prensa matutina, del martes pasado.

Por otro lado, el trayecto de los migrantes a través del país no ha sido nada fácil. El 7 de marzo pasado, 19 migrantes desaparecieron durante su trayecto por el estado de Tamaulipas. Presuntamente, los viajeros de origen centroamericano fueron secuestrados por un comando armado.

A pesar de que las autoridades mexicanas crearon una Comisión de Búsqueda, los viajeros no han sido localizados hasta la fecha.

Esta semana se difundió en los medios de comunicación la terrible fotografía de un padre con su hija de un año y medio fallecidos ahogados cuando intentaron atravesar el río hacia Estados Unidos.


La imagen que ha dado la vuelta al mundo muestra a Óscar Alberto Martínez Ramírez, de 25 años, y su hija Valeria, de un año y 11 meses, ahogados en una de las orillas del río Bravo cerca de la ciudad mexicana de Matamoros.

La familia procedía de El Salvador y la madre y esposa de los fallecidos, Tania Vanessa Ávalos, explicó a las autoridades que el agua se llevó primero a la niña y fue su padre quien salió en su ayuda, pero ambos fueron llevados por la corriente del río y desaparecieron, informó la agencia EFE.

Abraham Pineda Jácome, autor de la instantánea, dijo que este hecho refleja la desesperación de los migrantes que buscan obtener asilo en Estados Unidos y los peligros que están dispuestos a enfrentar en su odisea.

A través de un comunicado, el Vaticano aseguró que el Papa Francisco quedó profundamente apenado tras ver la fotografía.

"El Santo Padre ha visto, con inmensa tristeza, la imagen del padre y de su hija muertos ahogados en el río Grande mientras trataban de pasar la frontera entre México y los Estados Unidos. El Papa está profundamente apenado por sus muertes, reza por ellos y por todos los migrantes que han perdido la vida tratando de escapar de la guerra y la miseria", comunicó el Vaticano en una nota.

Mira también:

En fotos: la Guardia Nacional de México comienza a ejercer funciones para cumplir un compromiso con EEUU

Loading
Cargando galería
Publicidad