null: nullpx

¿Hasta dónde llegará? Biden se prepara para deshacer la política de Trump hacia América Latina

No se hablará de los mexicanos como violadores y asesinos ni de la necesidad de gastar miles de millones de dólares en un muro fronterizo. En cambio, Biden volverá a adoptar un enfoque más diplomático, con acento en la corrupción y el cambio climático.
23 Ene 2021 – 10:06 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

A menos que hayas estado viviendo en otro planeta, es obvio que Donald Trump y Joe Biden son muy diferentes.

Es lógico que las cosas van a cambiar bajo el presidente Biden, quien no ha perdido el tiempo en replantear sus nuevas políticas, especialmente cuando se trata de inmigración, algo que tendrá gran impacto en América Latina.

De ahora en adelante, puedes esperar no escuchar más sobre los mexicanos como violadores y asesinos, o la necesidad de gastar miles de millones de dólares en un “hermoso”muro fronterizo, como lo llamó Trump. En cambio, la atención se centrará más en solucionar los problemas crónicos de pobreza y corrupción en Centroamérica que están impulsando a los migrantes a huir de Honduras, Guatemala y El Salvador.

La agenda de Biden también incluye temas como el cambio climático, que podrían ponerlo en contra de las dos economías más grandes del hemisferio, México y Brasil, ambas lideradas por presidentes populistas y defensores de sus propias compañías petroleras estatales.

Además de un enfoque drásticamente diferente de la seguridad fronteriza y la inmigración, los expertos dicen que las diferencias más notables estarán en el tono, con Biden volviendo a un enfoque hemisférico más colaborativo, en contraste con el estilo más nacionalista de Trump.

“Esperamos un enfoque mucho más completo y de mayor alcance de nuestra relación con el hemisferio durante los próximos cuatro años. El enfoque de 'con nosotros o sin nosotros' de la administración anterior ahora es cosa del pasado”, dijo Jason Marczak, director del Centro para América Latina en el Atlantic Council en Washington DC.

Tendrá la oportunidad de demostrarlo al comienzo de su presidencia cuando sea anfitrión de la Cumbre de las Américas de 2021, una reunión de jefes de estado cada tres años que se espera que tenga lugar en el otoño. Esta será la primera vez que Estados Unidos es la sede de la Cumbre desde la reunión inaugural en Miami en 1994.

Equipo experimentado

Biden asume el cargo con una gran experiencia en América Latina y un equipo de asesores probados que conocen bien la región y también conocen bien al nuevo presidente.

Eso es algo que a Trump le faltaba y le causó graves problemas, ya que rápidamente perdió la paciencia con su equipo de política exterior, que estuvo conformado por ex líderes empresariales y altos mandos militares que fueron despedidos o renunciaron.

Todo comenzó con su primer secretario de Estado, el ex ejecutivo petrolero, Rex Tillerson, que duró 13 meses, y su asesor de seguridad nacional, el general Michael Flynn, que duró menos de un mes y fue acusado (y perdonado por Trump) por mentir al FBI.

Biden tiene la ventaja de decadas en el Senado y ocho años como vicepresidente, cuando se desempeñó como principal emisario de Estados Unidos para América Latina y el Caribe. Realizó un total de 16 viajes a la región.

“Joe Biden aporta a la presidencia un conocimiento más profundo de América Latina y el Caribe que cualquier líder estadounidense desde el final de la Guerra Fría”, dice Michael Camilleri, experto hemisférico del Diálogo Interamericano en Washington DC.

Reestructuración

El cambio de enfoque también significará una reestructuración importante de la burocracia a medida que Biden restablezca la primacía del Departamento de Estado sobre la política exterior. El pone fin a una era bajo Trump en la que la supremacía fue entregada al Departamento de Seguridad Nacional y al asesor especial de Trump, Steven Miller, conocido por sus controvertidos esfuerzos para limitar la inmigración.


Los nombramientos de Juan González como director para América Latina en el Consejo de Seguridad Nacional (NSC) y la ex embajadora en México, Roberta Jacobson, coordinadora del NSC para asuntos en la frontera sur, dejan en claro quién estará a cargo de la política en el futuro.

“El Departamento de Estado recuperará toda la autoridad que se le escapó. Ellos controlarán el proceso interinstitucional y garantizarán que el DHS se mantenga en su lugar”, dijo Eric Olson, un veterano experto en políticas de América Latina en la Fundación Internacional de Seattle, que promueve el buen gobierno en América Central.

Reforma migratoria

Incluso antes de asumir el cargo, Biden elaboró un plan detallado para abordar la necesidad de una reforma migratoria integral en los Estados Unidos, anunciando su propuesta de crear un camino de ocho años hacia la ciudadanía para aproximadamente 11 millones de personas que viven en Estados Unidos sin un estatus legal, incluidas las que ingresaron al país cuando eran niños o recibieron protección temporal contra la deportación.

Cargando Video...
"Nuestro plan migratorio permitiría que dreamers y beneficiarios del TPS obtengan la green card de manera automática": Kamala Harris


"Es sorprendente y bueno verlos hacer todo lo posible con la frontera, la inmigración y Centroamérica el primer día, Enhorabuena”, dijo Olson.

El reto de Biden no solo será deshacer lo hecho por Trump en materia migratoria, sino sacudirse el legado de Obama


Biden se ha comprometido a desmantelar las controvertidas políticas fronterizas y de asilo implementadas por Trump, incluido el programa Permanecer en México y otros acuerdos migratorios de "terceros países" firmados con gobiernos centroamericanos.

¿Nueva una ola de migrantes?

Por el momento, la frontera de Estados Unidos permanecerá restringida, incluso para los viajeros legales, debido a la pandemia del covid-19, lo que quizás proporcione a Biden un período de luna de miel mientras establece sus nuevas políticas fronterizas.

Pero los asesores de seguridad nacional de Biden saben que están caminando sobre la cuerda floja. Cualquier debilitamiento de la seguridad fronteriza de Estados Unidos por razones humanitarias podría desencadenar una nueva ola de migrantes que podría abrumar el sistema de inmigración.

"Las nuevas regulaciones de Biden serán recibidas con alegría por la comunidad que aboga en favor de la inmigración Estados Unidos, pero los incentivos han cambiado de la noche a la mañana si estas pensando en intentar cruzar la frontera", dijo Eric Farnsworth, quien encabeza la oficina del Consejo de las Américas en Washington, un influyente organización empresarial.

Con Honduras, Guatemala y Nicaragua aún recuperándose de los huracanes Eta e Iota, Biden ya ha propuesto una estrategia regional de cuatro años y 4 mil millones de dólares para abordar los factores que impulsan la migración.


Por el momento, no existen soluciones fáciles a corto plazo para aliviar la presión por la migración, y la corrupción política dificulta aún más la canalización de la ayuda financiera a las comunidades afectadas.

“El entorno político actual en Honduras presenta serios desafíos para los programas y objetivos de asistencia exterior de Estados Unidos, particularmente en las áreas prioritarias de gobernabilidad y seguridad”, según un informe reciente del Wilson Center en Washington.

"Eso creará algunos momentos difíciles", dijo Farnsworth, quien señaló que los demócratas podrían correr el riesgo político de ser acusados por los partidarios de Trump de no proteger las fronteras estadounidenses.

"Pero Biden no va a abrir las fronteras a todos, eso es una tontería", agregó.

Cuba y Venezuela

Los críticos de Biden, quienes lo describieron durante la campaña electoral como una "marioneta" de los que identifican como socialistas radicales del ala izquierda del Partido Demócrata, temen que el nuevo mandatario suavizará las duras sanciones de Trump contra Cuba y Venezuela. Pero el nuevo equipo ya ha dejado claro que Biden no es amigo de los dictadores.

Como vicepresidente, Biden participó intimamente en la política del presidente Barack Obama de restaurar las relaciones diplomáticas con Cuba y abrir puertas para ayudar al crecimiento del sector privado independiente de la isla. Como una de sus últimas medidas, Trump volvió a colocar a Cuba en una lista de estados patrocinadores del terrorismo, en gran parte debido a su cooperación de seguridad con el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

El martes, el candidato de Biden a secretario de Estado, Anthony Blinken, dijo en una audiencia en el Senado que apoyaba los esfuerzos de Trump para aumentar la presión sobre Maduro, a quien describió como un "dictador brutal".

Pero insinuó que es posible que se requieran algunos cambios de política, y señaló que Maduro se mantuvo firme en el poder, a pesar de dos años de la llamada campaña de "máxima presión" de Trump.


Esos esfuerzos "obviamente no han obtenido los resultados que necesitamos", dijo Blinken, y agregó que estaba dispuesto a discutir formas de crear "una política eficaz que pueda restaurar la democracia en Venezuela".

Eso incluyó "una mejor y más fuerte coordinación, cooperación con países de ideas afines", para brindar apoyo humanitario a los venezolanos, mientras que al mismo tiempo se examina cómo "apuntar de manera más efectiva a las sanciones que tenemos para que los facilitadores del régimen realmente sientan el dolor de aquellos sanciones ”, agregó.

Si bien Biden puede relajar algunos aspectos de la política de Trump hacia Cuba, particularmente con respecto a los viajes y las remesas para los cubanoamericanos con familiares que aún viven en la isla, no se espera que intente un reavivamiento completo de la política de Obama, al menos que no haya signos concretos de reciprocidad de La Habana.

El senador de Nueva Jersey, Robert Menendez, el poderoso nuevo presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, también es un crítico vocal del compromiso con Cuba.

"Biden tiene tantas cosas urgentes de las que preocuparse ahora a nivel nacional que no va a gastar su capital político en Venezuela o Cuba", dijo Farnsworth. "Esta no será la primera orden del día", agregó.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés