null: nullpx
Acción Ejecutiva

Sindicato dice que la Corte Suprema le falló a la comunidad indocumentada de Estados Unidos

Una de las principales agrupaciones de trabajadores fustiga decisión del Tribunal Supremo que mantuvo el bloqueo a los programas DAPA y DACA Ampliado que frenan 5 millones de deportaciones.
28 Jun 2016 – 12:36 PM EDT

Una de las principales organizaciones sindicales de Estados unidos dijo que la Corte Suprema de Justicia le falló a la comunidad inmigrante indocumentada al no tomar decisión sobre la Acción Ejecutiva migratoria del presidente Obama.

“Y también le falló a sus hijos estadounidenses que lo único que anhelaban era respeto y dignidad para sus familias”, dijo a Univision Noticias Rocío Sáenz, vicepresidenta del Sindicato Internacional de Empleados y Servicios (SEIU, por su sigla en inglés).

Sáenz agregó que a la lista de decepcionados por la decisión de los magistrados hay que agregar a los dreamers (jóvenes indocumentados que entraron siendo niños al país) “que han luchado arduamente para ampliar los alivios migratorios para nuestra comunidad, y le falló al resto del pueblo estadounidense que reconoce el valor y las contribuciones de los inmigrantes”.

En Estados Unidos viven unos 5 millones de niños estadounidenses que tienen uno o dos padres indocumentados, reiteró el Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por su sigla en inglés), la principal organización hispana de Estados Unidos.


El dictamen

El jueves de la semana pasada la Corte Suprema dijo que estaba dividida 4-4 y que no tomaba decisión sobre la Acción Ejecutiva que el presidente Barack Obama anunció el 20 de noviembre de 2014.

El 16 de febrero de 2016 una corte de Texas, en respuesta a una demanda entablada por 26 estados, emitió un dictamen cautelar que frenó dos programas de la Acción Ejecutiva:

  • DAPA, que ampara de la deportación a unos 4.2 millones de padres indocumentados de ciudadanos y residentes legales permanentes; y
  • DACA Ampliado, que extiende los beneficios de la Acción Diferida de 2012 para dreamers. Protege de la deportación a unos 800,000 soñadores.

La lucha sigue

A la pregunta respecto a cuál es el escenario tras el fallo, Sáenz dijo que “esta lucha no termina aquí” y que se está redefiniendo una nueva estrategia para ir en apoyo de la comunidad indocumentada.

“Tenemos la intención de explorar todas las acciones legales posibles para desbloquear estos programas, y también trabajaremos para derrotar a cualquier político que se interponga en nuestro camino”, dijo Sáenz.

“Sentimos una gran injusticia en nuestros corazones pero somos una comunidad fortalecida que o se va a quedar con las manos cruzadas. Lo hemos demostrado desde el inicio de nuestra lucha por una reforma migratoria”, indicó.

La reforma migratoria citada por Sáenz fue aprobada por el Senado el 27 de junio de 2013 pero el debate se estancó en la Cámara de Representantes.

Los 26 estados que demandaron la Acción Ejecutiva argumentan:

  • Que Obama se extralimitó en sus poderes ejecutivos; y
  • Que la medida viola la Constitución porque cambió la ley (de inmigración) sin la aprobación del Congreso.

Con los guantes puestos

Sáenz también dijo que el movimiento sindical y la comunidad inmigrante “estamos listos para ponernos los guantes y demostrar nuestra fortaleza para enfrentar lo que venga. Seguiremos hacia adelante y vamos a elegir a líderes en todos los niveles de gobierno que apoyen una reforma migratoria con un camino hacia la ciudadanía”.

Los sindicatos y la comunidad inmigrante trabajan juntos desde hace dos años en el denominado Plan B de la Acción Ejecutiva, que consiste en llevar a las urnas al mayor número de electores hispanos a los comicios del 8 de noviembre, cuando los estadounidenses elijan al sucesor de Obama y un nuevo Congreso.

“La corte no es la única culpable” de lo que sucedió con la Acción Ejecutiva, dijo Sáenz, “No hemos olvidado que el sector más extremistas del Partido Republicano se interpuso en nuestro camino para bloquear DAPA, la reforma migratoria y la nominación del juez Merrick Garland a la Suprema Corte que hubiera servido para desempatar el empate, y sin duda significado una victoria para nuestras familias”.

La corte de Texas

La decisión del Tribunal Supremo mantuvo vigente el fallo cautelar emitido por el juez Andrew S. Hanen, de Brownsville Texas, el 16 de febrero del 2015 y que favoreció la demanda de los 26 estados en contra de Obama.

La vicepresidenta del SEIU dijo que para evitar la proliferación de ataques contra la comunidad inmigrante “el voto de noviembre será determinante”, y que la reforma migratoria “sigue siendo la solución permanente al problema de los 11 millones de indocumentados”.

Obama tomó la Acción Ejecutiva en 2014 un año y medio después del estancamiento de la reforma migratoria en el Congreso controlado por los republicanos.

“Reconocemos que la mejor oportunidad para concretar una reforma migratoria es con un nuevo Congreso y una nueva Administración que apoye un camino hacia la ciudadanía para los indocumentados”, concluyó Sáenz.

Lea también:

Más contenido de tu interés