Marías del mundo: su nombre es muy cool... y tenemos las pruebas

Hay tantas Marías presentes en tantos ámbitos de la vida cultural latinoamericana que las referencias abundan. Aquí un breve recuento reivindicador de las más auténticas, más inteligentes, más divertidas y más sabrosas de la historia, para recordar por qué sí está cool llamarse María.
4 Sep 2016 – 11:42 AM EDT

Las primeras Marías que le vienen a una latina a la mente están circunscritas a la cultura pop y van desde María Conchita Alonso que nos enseñó que no había que pedir perdón por una noche de copas —una noche loca—, hasta el abanico telenovelero de Marías a las que debemos nuestra dramática educación sentimental (María la del barrio, María Mercedes, Marimar o Simplemente María, por mencionar sólo algunas). Lo malo de éstas es que NO son cool y eso ha terminado por denostar el nombre de María.

Por eso nos hemos dado a la tarea de hacer un recuento reivindicador de las Marías más auténticas, más inteligentes, más talentosas, más divertidas y más sabrosas de la historia más o menos reciente, para recordar por qué sí está cool llamarse María.

Empecemos por María Magdalena: de las dos Marías más importantes de la Biblia, ésta es definitivamente la más cool (con disculpa de los fans de la Virgen que, confieso sin ánimos de faltar al respeto, en lo particular no es un personaje que en lo personal me entusiasme mucho). María Magdalena, en cambio, tuvo una relación cercanísima a Jesús, fue su amiga, su confidente y la pura especulación sobre la posibilidad de que haya tenido un romance de altos vuelos con él, multiplica exponencialmente los puntos de esta mujer, que debe haber tenido mucha gracia para enamorar a alguien como el mismísimo Jesus Christ Superstar.



Más recientemente, La Santa María fue una de las embarcaciones que integraron la expedición que terminó en el descubrimiento de América. Se induce que era cool no sólo por su inclusión en una de las exploraciones más ambiciosas de la historia, sino porque además en ella —hasta adelante, capitaneando la misión— iban los duros (el mismo Colón y sus más cercanos) en busca del nuevo mundo que estaba por cambiar la concepción de la Tierra en el siglo XV.

En México vivió, a principios del siglo pasado María Antonieta Rivas Mercado, actriz, escritora y mecenas, también fue promotora cultural y una pionera en la lucha por la igualdad de género. Al lado de José Vasconcelos, emprendió una cruzada nacional en pro del voto de la mujer, por ejemplo. Mucho antes de que la rebeldía femenina se pusiera de moda, desafió a la sociedad con decisiones que anteponían sus aspiraciones intelectuales, culturales, artísticas y políticas, a la expectativa de la mujer sumisa y bondadosa. Aunque su pasión desmedida la llevó a terminar con su vida de forma abrupta y dramática, fue una mujer que vivió guiada por la curiosidad y el aprendizaje. No imagino una mejor definición de ser cool en los años 20.

Las grandes Marías de la cocina

Empecemos con el baño María, un método de cocción por calentamiento indirecto que da vida a maravillas como como el fondue de chocolate, y es capaz de convertir una simple leche condensada en un delicioso dulce de leche o de perfeccionar la preparación de flanes y patés.

Otra grande es la galleta María, de origen londinense (para conmemorar el matrimonio de uno de los hijos de la Reina Victoria, con una duquesa de nombre... adivinaron: María). Popular por barata y resistente, aguanta inmersiones en leche sin deshacerse tan fácilmente como otras. Además su versatilidad la hace todavía más cool: puede vivir sola, en sandwichitos o en tartas. Incondicional y sabrosa, María.

Las Marías con mejor actitud del cine

María Félix, un icono de la época del Cine de Oro Mexicano, da muchas razones para reivindicar su nombre: a pesar de su enorme belleza no le hacía desaires a un feo si éste tenía talento (pregúntenle a Agustín Lara). Además se dio el lujo de abrir un espacio en el cine para las mujeres reacias a doblegarse ante el machismo imperante en sus tiempos. Y por si eso fuera poco, nos dejó frases sabias y memorables como: "Más vale llegar tarde, que llegar fea" o "Yo prefiero hablar bien de mí, que hablar mal de los demás".

Otra de las Marías cinematográficas más cool es Mary Poppins, una nana firme pero llena de magia, capaz de abrir puertas a divertidos mundos imaginarios, de decir (¡y cantar!) con gracia la palabra menos graciosa de este mundo, de poner orden telepática y felizmente, y de convencer a un papá de que divertirse con sus hijos es más importante que tomarse demasiado en serio.



Por último, recordemos a la María protagonista de West Side Story (a.k.a. Amor sin barreras en español), el musical que en 1957 logró introducir a este género "feliz" por excelencia, algo de drama realista y la discusión de los conflictos propios de la modernidad, como la inmigración, la violencia y el racismo. Esa joven María encandilada por la libertad y el amor inspiró este tema:

Otras Marías inspiradoras del mundo musical


La María de Café Tacvba, interpretada en este video de 1993 por una Ofelia Medina que con 43 años robaba besos y vida a la gente con una actitud y una sensualidad que ya hubiéramos querido muchas chicas noventeras. (La reconocida actriz, por cierto, se llama María Ofelia).


Y revisitando este otro video, pensamos que la María que hacía cantar y bailar así a Ricky Martin, también debió haber estado llena de gracia.



Para finalizar este recuento, entre las cantantes no incluiremos a Mariah Carey (porque 'Maraiah' no es lo mismo que María, y porque lo más cool que se le conoce es haber andado con Luis Miguel —cuando era cool— y Nick Cannon), pero sí a la gran María Callas, para algunos, la más grande cantante de ópera de todos los tiempos. Su personalidad la hizo centro de atención de todos los reflectores, y estos revelaron quizá demasiado de su su vida privada. Otra María inteligente y profesional que llevaba sus pasiones al escenario en interpretaciones inolvidables. Claro que a muchos no les gustaba que intenseara tanto, pero ante ellos, la Callas tuvo la mejor respuesta: "Siempre seré tan difícil como sea necesario para conseguir lo mejor".

Tenía 4 nombres: María, Anna, Sofía y Cecilia. Todos son lindos nombres. Y eligió María.



Lee también:


RELACIONADOS:Estilo de VidaTrendingMúsicaCineCocinar
Publicidad