null: nullpx
Bodas

La boda de Harry y Meghan: vestido, invitados y otros datos imprescindibles sobre el casamiento del año

Esta boda real es sin duda el evento más importante de la 'socialité' en 2018 y aquí te contamos los detalles más relevantes para estar al día sobre las nupcias del príncipe Harry y la actriz Meghan Markle.
4 May 2018 – 6:21 PM EDT

No cabe duda de que la boda de Meghan Markle y el príncipe Harry es el evento social del año; faltan poco más de dos semanas para el enlace y en Inglaterra hay una fiebre de estos personajes, con una lluvia de memorabilia en tiendas y kioskos: tazas, monedas, muñecos, postales... y de hecho, la boda va a ser más cara que la del príncipe William. Se calcula que costará 45 millones de dólares (10 más que la del primogénito de Carlos y Diana), y serán cubiertos por la casa real. También se habla de que arrojará una gran ganancia comercial y turística, incluso superior a la generada por la boda del futuro heredero al trono en 2011.

1.- Los novios


El menor de los hijos de Lady Diana y el príncipe Carlos, el también príncipe Harry, de 33 años, se desposará con la actriz estadounidense de 36 años Meghan Markle, quien ha tenido que renunciar a su carrera (y a su vida en Twitter, entre otras cosas), para que la boda pudiera celebrarse.


Lo que tienes que saber de Meghan Markle (además de que es la novia del Príncipe Harry)

Loading
Cargando galería


2.- Cuándo y dónde


La ceremonia religiosa tendrá comienzo al mediodía (hora de Reino Unido) del sábado 19 de mayo. Eso es a las 7 am en la costa este de EEUU (4 am del Pacífico). La pareja se casará en la capilla de San Jorge, la iglesia finalizada en el siglo XVI ubicada en los terrenos del castillo de Windsor, telón de fondo de muchas ocasiones reales y es una de las residencias de recreo preferidas de la reina Isabel II.

3.- La ceremonia


Serán el deán de Windsor, David Conner, y el arzobispo de Canterbury, Justin Welby -quien bautizó a Markle en marzo, al convertirse ella a la religión anglicana- quienes oficien el rito nupcial. Al terminar no habrá el tradicional beso de los novios en el balcón.

Después de la ceremonia, los novios pasearán en un carruaje a lo largo de una ruta a través de la villa de Windsor, antes de regresar al castillo a la 1pm para el almuerzo organizado por la reina Isabel, abuela del novio. Por la noche, disfrutarán de una segunda recepción ofrecida por el príncipe de Gales en un lugar no revelado, a la que únicamente asistirán los 200 amigos y familiares más cercanos de los novios.


4.- El vestido de novia


Uno de los secretos mejor guardadso de la boda había sido traje que vestiría la novia, aunque en las últimas semanas han ido filtrándose algunos detalles. Meghan ha dicho que prefiere un estilo "clásico y simple ... con un toque moderno".

El asunto captó el interés de los corredores de apuestas, que especulan con la empresa que estará detrás de la fabricación de la pieza nupcial. En esa lista figuraban la casa de modas británica Ralph & Russo, y los diseñadores Erdem, canadiense con sede en Londres, Roland Mouret, de origen francés, y Jenny Packham, una de las favoritas de Kate Middleton. También se pidió un boceto a la diseñadora israelí Inbal Dror ( que confirmó la noticia), que es una de las preferidas de Beyoncé.

Finalmente, este viernes el Daily Mail reveló que el atuendo de ceremonia será por Ralph & Russo y pagado de manera privada por la familia de Harry, aunque no se saben muchos detalles al respecto.

Se prevé que Meghan cambie a un segundo atuendo para la recepción de la noche, que es más informal (la duquesa de Cambridge eligió un vestido color crema con una chaqueta suave para la recepción de la noche después de su boda con el príncipe William). Éste podría ser un diseño de Christopher Bailey para Burberry.

Meghan llevará además su anillo de compromiso, y se ha especulado mucho sobre si lucirá una tiara, que en cualquier caso no sería la que se puso Kate Middleton. Podría ser la tiara Spencer, que llevó la fallecida princesa Diana en su boda con el príncipe Carlos en 1981, o la Queen Mary's Fringe tiara, una de las más famosas de la familia británica.


En su anillo de compromiso, Meghan Markle lleva un 'pedacito' de Lady Di

Loading
Cargando galería

5.- El cortejo nupcial


El palacio de Kensington ya ha confirmado que el príncipe William actuará como el padrino de la boda, como muchos esperaban, ya que Harry fue su padrino en 2011. Quién será la dama de honor aún está por verse. La favorita es Jessica Mulroney, que según relata El País, es la mejor amiga de Markle y su estilista personal desde hace mucho tiempo. Jessica voló a Londres en enero para ayudarla a decidir sobre el vestido, lo que podría sugerir que planea jugar un papel en la boda.

En cuanto al resto del cortejo, probablemente consistirá en niños, lo cual es habitual en bodas reales. Los hijos de William y Kate, el príncipe George y la princesa Charlotte, casi seguramente serán pajes. Otro detalle importante es que la ceremonia será el primer evento de Kate Middleton después de dar a luz a su tercer hijo, el príncipe Louis.

6.- El menú y la música


Hasta ahora, lo que se sabe sobre los manjares de la boda es que los invitados brindarán por la feliz pareja con una tarta de limón con frambuesa y crema de mantequilla, que estará decorada con flores frescas. Se trata de una creación de la chef pastelera Claire Ptak.

En cuanto al vino, cabe la posibilidad de que el Tignanello, el favorito de Meghan (según su blog de estilo de vida), pueda encontrar su lugar en el menú.

Sobre la música de la recepción, suenan nombres como Elton John, Ed Sheeran, los Foo Fighters, y las Spice Girls.

7.- ¿Princesa Meghan o Lady Rachel?


Al casarse con un príncipe por nacimiento, hijo de un heredero al trono, Meghan Markle pasaría a tener el título de cortesía: 'Su Alteza Real la Princesa Henry de Gales', aunque técnicamente, como Kate Middleton, no será oficialmente una princesa, sino que, según reporta The Daily Telegraph, ella y Harry se convertirán en el duque y la duquesa de Sussex.

Además de tener este título nobiliario concedido por la reina, también tendrá otros -para distintos puntos del reino- y de facto, el título de 'Lady', aunque no se sabe si renunciará a llevar el nombre de Meghan, para usar su primer nombre (es Rachel). Ella pasaría a ser Lady Rachel Meghan Mountbatten-Windsor en el registro civil ( Mountbatten-Windsor es el apellido que utilizan miembros de la familia real directa de la reina, en sus documentos e identificaciones).

8.- Los invitados


Se espera que más de 3,200 personas participen de la ceremonia en el complejo del castillo de Windsor, aunque solamente 600 tendrán acceso a la capilla (que tiene capacidad para 800 personas). En los terrenos del castillo quedarán 2,600 personas más, que no están convocadas para el convite (de hecho, les han pedido que cada uno lleve su comida).

La lista completa de invitados VIP no ha trascendido. Al menos 50 personas forman parte del círculo familiar cercano de Harry, incluidos varios primos y primos segundos. De su parte, también hay personalidades que no son miembros de la familia real, que tienen lugares garantizados, como David y Victoria Beckham, Pippa Middleton, su esposo James Matthews y la amiga que presentó a la pareja, Violet von Westenholz. Por su parte, Meghan invitó a su excompañero de la serie ' Suits', Patrick J. Adams, y la exintegrante del elenco de 'Made in Chelsea' Millie Mackintosh.

La madre de Meghan, Doria Ragland, asistirá, mientras que el padre de Meghan, Thomas, un exdirector de iluminación de televisión, entregará a su hija en el altar (aunque él no ha querido hablar con la prensa). Los medios hermanos de Meghan no recibieron invitaciones. Thomas publicó una escandalosa carta en la que exhortaba a Harry a cancelar la boda) y Samantha hizo temenda rabieta en redes sociales por "ser ignorada mientras se invita a desconocidos a la boda".

Entre las figuras políticas que asistirán se espera a la primera ministra británica, Theresa May, y el alcalde de Londres, Sadiq Khan. No estarán el presidente estadounidense Donald Trump y el expresidente Barack Obama, así como el primer ministro canadiense Justin Trudeau (al no ser heredero al trono, Harry no está obligado a tener cabezas de estado presentes).

Se ha anticipado que puede haber un momento un tanto incómodo, ya que entre los más íntimos amigos de la novia, se cuenta a la estrella internacional de tenis Serena Williams, quien asistirá, al igual que la princesa Michael de Kent, sobrina política de la reina, que es notoria por sus comentarios y actitudes racistas. Recientemente esto se hizo más notorio al nombrar a las únicas dos ovejas negras del rebaño que posee su familia, como Venus y Serena.


La vida del príncipe Harry en 12 fotos cargadas de ternura, conflicto y amor

Loading
Cargando galería

9.- Día de sombreros


Las invitadas deberán llevar un "vestido de día con un sombrero" mientras que a los hombres se les pide usar un "abrigo de mañana", que es una chaqueta larga que normalmente se usa con un chaleco, o un traje. La tercera opción es "uniforme", lo que podría ser una buena indicación de que Harry, capitán general de los Royal Marines, elegirá usar su traje militar para la ceremonia.

10.- Las flores


Harry y Meghan eligieron a la diseñadora floral Philippa Craddock para crear los arreglos florales de la iglesia. Incluirán peonías, la flor favorita de Meghan, rosas blancas de jardín y dedaleras, descolgadas por ramas de haya, abedul y carpe procedentes de la campiña inglesa. Es probable que la propia Markle lleve un ramo que contenga al menos una ramita de mirto, que ha estado en todos los ramos de las novias reales desde época de la reina Victoria.

11.- El fotógrafo


Ya se sabe que la pareja eligió a Alexi Lubomirski para tomar fotos en la boda, el mismo autor que inmortalizó el momento del compromiso de la pareja. Al principio se pensó que sería Mario Testino, el fotógrafo peruano que era íntimo amigo de Lady Di -como en la boda de William y Kate-, pero a raíz de su implicación en un escándalo sexual, los novios tomaron la decisión de elegir a Lubomirski.

12.- Los regalos

La pareja ha pedido que no les hagan regalos personales, en su lugar prefieren que los interesados realicen donaciones a obras caritativas.

Harry y Meghan han elegido siete organizaciones benéficas que representan una variedad de temas que les apasionan, como el empoderamiento de las mujeres, la conservación del medio ambiente y la ayuda para las personas que padecen VIH.

Las siete organizaciones son: CHIVA (Children's HIV Association), Crisis, la Fundación Myna Mahila, Little Soldiers de Scotty (que es una organización benéfica para los niños de las Fuerzas Armadas), StreetGames, Surfers Against Sewage (SAS), y The Wilderness Foundation U.K.

También te puede interesar:


Más contenido de tu interés