null: nullpx
Alimentos

"Sientes que no vas a volver a ver a tu familia": el temor de trabajar en una planta de carne afectada por un brote de coronavirus

Una planta avícola de Foster Farms en Livingston, California, fue cerrada por las autoridades luego de que murieron ocho trabajadores y más de 350 se contagiaron con coronavirus. La empresa ha dicho que limpiará profundamente las áreas afectadas, mientras a cerca de 1,400 empleados les preocupa no percibir un salario mientras la instalación puede volver a operar.
4 Sep 2020 – 11:17 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Estela Saldaña lleva dos décadas trabajando en la planta de carne de Foster Farms en Livingston, en el Valle Central de California. Pero nunca antes había tenido temor de ir a trabajar como ocurrió en medio de la pandemia del coronavirus.

"Sientes que te vas a morir, que no vas a volver a ver a tu familia. Tienes miedo de contagiar a tu familia", contó a Univision Noticias la trabajadora que asegura que contagió a su esposo cuando en su lugar de trabajo se desató un brote de coronavirus que cobró la vida de ocho personas, enfermó a más de 350 y llevó al cierre temporal de la instalación.

Cerca de 1,400 trabajadores se encuentran en sus casas mientras la compañía realiza una limpieza profunda de las áreas afectadas. La clausura temporal los ha sumido ahora en la incertidumbre de no percibir un sueldo mientras la planta avícola puede retomar sus operaciones habituales.

"Por favor que la Foster tome consciencia de toda la gente que está allí trabajando, pido que nos paguen por el tiempo que vamos a estar fuera", dijo Micaela Alvarado, otra trabajadora, a Univision Noticias.

La planta fue cerrada hace una semana por autoridades del condado de Merced debido al incumplimiento del protocolo de salud y seguridad para controlar el brote al interior de sus instalaciones.

“Si vamos a mantener comida en nuestras mesas durante esta pandemia, debemos hacer un mejor trabajo para proteger a los trabajadores esenciales. Eso significa defender a la gente que trabaja en nuestras instalaciones avícolas, plantas de procesamiento de carne, restaurantes, supermercados y más”, dijo la semana pasada en un comunicado el Fiscal General Xavier Becerra.

“La operación avícola de Foster Farms en Livingston, California, ha experimentado una propagación alarmante de covid-19 entre sus trabajadores. Nadie puede ignorar los hechos: es hora de reajustar el botón de reinicio en la planta de Livingston de Foster Farms”, agregó.

Espacios reducidos que facilitan la propagación

Se trata del brote de coronavirus más severo que se haya registrado en ese condado, con al menos 358 empleados contagiados, de acuerdo con el Departamento de Salud Pública local.

“El número de casos conocidos en el brote se basó en que los empleados eligieron someterse a la prueba y lo informaron voluntariamente a Foster Farms”, dijo esa dependencia la semana pasada.

Antes de que se produjeran las muertes, y mientras los casos seguían aumentando, funcionarios de salud del condado de Merced realizaron un recorrido por las instalaciones de instalaciones de Foster Farms e hicieron recomendaciones para controlar el brote.


Las sugerencias incluyeron realizar cambios significativos en el espacio de descanso para empleados y realizar pruebas generalizadas de los empleados dentro de las instalaciones.

“Ya sabemos que cuando hay muchas personas trabajando en espacios reducidos es más fácil que se propague la enfermedad”, dijo a Univision Noticias, el doctor Ilan Shapiro, director médico de Educación para la Salud y Bienestar de AltaMed, en Los Ángeles, California. “Y cuando van a casa donde hay muchas personas y aumentan los focos de infección”.


Un mes después, el consejo fue que se realizaran pruebas generalizadas, particularmente dentro de los dos departamentos con el mayor número de casos.

A fines de julio, Foster Farms evaluó a menos del 10% del departamento con el mayor impacto dentro de la instalación. De esos menos de 100 empleados evaluados, más del 25% dieron positivo al coronavirus.

Sin embargo, las pruebas ampliadas dentro del departamento no se completaron durante un periodo de tres semanas adicionales y, posteriormente ocurrieron tres muertes. El 3 de agosto, funcionarios sanitarios realizaron una segunda visita a la planta y constataron que las recomendaciones hechas desde el 29 de junio no se habían adoptado en su totalidad.

Posteriormente, entre el 5 y 11 de agosto, el Oficial de Salud del Condado de Merced, el doctor Salvador Sandoval, emitió directivas a Foster Farms para que brindara instrucciones específicas sobre los requisitos de prueba y otras medidas de seguridad para controlar la propagación del virus dentro de las instalaciones en Livingston.

Esas directivas requerían pruebas para todos los empleados de tiempo completo, voluntarios y temporales que comparten un espacio de trabajo en una instalación con un brote del coronavirus.

“Desde el 5 de agosto que se emitió la directiva la propagación de covid-19 dentro de la instalación no ha sido contenida y continúan existiendo brotes activos”, dijeron las autoridades. “Esto representa una amenaza significativa para los empleados de Foster Farms”.

La planta de Livingston estará cerrada hasta que se adopten medidas de seguridad aceptables, indicó el doctor Salvador Sandoval, Oficial de Salud Pública del Condado de Merced.

Después de varios intentos, una portavoz de Foster Farms no respondió a las llamadas de Univision Noticias en ese momento.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:AlimentosAvesCaliforniaCoronavirusComida

Más contenido de tu interés