Rusiagate

El exdirector del FBI llega a un acuerdo con los republicanos del Congreso para testificar a puertas cerradas

A través de su cuenta en la red social Twitter, James Comey dijo que "se sentará en la oscuridad (a puertas cerradas), pero los republicanos están de acuerdo en que soy libre de hablar, y cuando termine. la transcripción se publicará en las siguientes 24 horas".
2 Dic 2018 – 2:34 PM EST

El exdirector de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, dijo este domingo en su cuenta de la red social Twitter que había alcanzado un acuerdo con los legisladores republicanos para testificar ante el Congreso.

Los líderes republicanos del Congreso, quieren interrogar a Comey sobre el manejo que hizo de la investigación de los correos electrónicos de Hillary Clinton de sus tiempos como secretaria de Estado y las indagatorias sobre la supuesta colusión entre la campaña republicana y Rusia.

Según sus abogados, Comey llegó a un acuerdo, quien ha exigido en varias ocasiones que su testimonio fuera público, retiró la demanda que había presentado ante un juez para evitar presentarse ante el comité en la que aseguraba que la estrategia republicana era la de filtrar posteriormente fragmentos de sus declaraciones para construir un pintar con un tinte político las acciones que tomó al frente del FBI.

En el mensaje, Comey escribió: "Agradecido por una audiencia imparcial con el juez. Es difícil proteger mis derechos sin desobedecer (al comité), en lo que no creo”.

Y agregó “Así que me sentaré en la oscuridad (a puertas cerradas), pero los republicanos están de acuerdo en que soy libre de hablar, y cuando termine. la transcripción se publicará en las siguientes 24 horas. Esto es lo más cerca que puedo estar del testimonio público", indicó.

La oferta de Goodlate

La semana pasada el presidente del poderoso Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Bob Goodlatte (republicano por Virginia), un fiel aliado del presidente Donald Trump, se ofreció a publicar una transcripción del testimonio de Comey, que se hará a puertas cerradas.

Comey había exigido que su declaración sea conocida por el público y no se mantenga en secreto.

“Acabo de ofrecerle al director Comey que el comité publicará la transcripción de su testimonio luego de la entrevista para nuestra investigación. Esto asegura tanto la transparencia como el acceso del pueblo estadounidense a todos los hechos”, escribió el legislador por Virginia.

Goodlatde no ha vuelto a hacer comentarios en su cuenta de Twitter tras la publicación del mensaje de Comey.

Los temores de Comey

El sitio Politico dijo que el equipo legal de Comey había argumentado que el Partido Republicano intentaría "vender una narrativa política partidista y distorsionada sobre las investigaciones de Clinton y Rusia a través de filtraciones selectivas" si no se lo entrevistaba públicamente.

Los republicanos de la Cámara de Representantes han buscado el testimonio de Comey durante meses.

En octubre, Comey rechazó las solicitudes de los miembros del Partido Republicano de tres comisiones, obligando a Goodlatte a citar al exdirector del FBI hace dos semanas.


Los miedos de Trump

La aceptación de Comey de declarar ante el Congreso ocurre menos de una semana después de que el equipo del fiscal especial Robert Mueller informara que el exjefe de campaña del presidente , Paul Manafort, mintió y rompió así el acuerdo de colaboración con la investigación, quedando ahora frente a una condena que podría ser de largos años en prisión.

Esta nueva acusación en las investigaciones que salpican directamente al presidente, ocurren inmediatamente después que el exabogado de confianza del mandatario, Michael Cohen, declaró ante un Tribunal que le mintió al Congreso en sus interrogatorios en 2017 relativos a la trama rusa y todo indica que colaborará con el fiscal Mueller, dejando abierta una puerta para que se reanuden investigaciones en la Cámara Baja que pronto estará manejada por los demócratas, explica una nota de Univisión Noticias.

Mientras avanzan las investigaciones, Trump sigue descargando su ira contra la investigación de Mueller, quien dirigió el FBI antes que Comey.

El 29 de noviembre el presidente escribiói en su cuenta de Twitter: “¿Cuándo terminará este ilegal juego de caza de brujas de Joseph McCarthy, uno que ha destruido tantas vidas inocentes, o se prolongará para siempre? Después de gastar más de $40,000,000 (¿es eso posible?), Ha demostrado ser una sola cosa: NO hubo colusión con Rusia. ¡Tan ridiculo!”

Trump despidió a Comey del cargo el 9 de mayo del año pasado por recomendación del entonces fiscal general, Jeff Sessions, siguiendo el consejo del vicefiscal Rod Rosenstein, quien lo critica por la forma en que cerró la investigación del caso sobre los correos electrónicos de la ex secretaria de Estado, Hillary Clinton.

El pasado 7 de noviembre el presidente despidió al fiscal general Sessions, a quien nunca le perdonó el haberse recusado de la investigación sobre la presunta colaboración de la campaña del entonces candidato republicano con Moscú para ayudarlo a llegar a la Casa Blanca.

Los rostros del ‘Rusiagate’, la investigación que incomoda al presidente Trump (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:RusiagatePolítica

Más contenido de tu interés