null: nullpx
Rusiagate

Gobierno retira acusación contra Michael Flynn, figura clave en la investigación del 'Rusiagate'

La decisión ocurre pese a que Flynn, primer asesor de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump, había aceptado mentir al FBI y cooperó en la investigación del fiscal especial Robert Mueller.
7 May 2020 – 02:44 PM EDT

El Departamento de Justicia dijo este jueves que retirará la acusación penal que enfrentaba Michael Flynn, primer asesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump y hombre clave en las investigaciones del fiscal especial Robert Mueller.

La información se conoció primero la tarde del jueves a través de documentos obtenidos por la agencia de noticias AP.

El organismo señaló que retira los cargos penales "tras un análisis minucioso de todos los hechos y circunstancias del caso, incluyendo información conocida recientemente", según el documento presentado ante un tribunal de Washington DC en el que se debía definir solicitudes de Flynn sobre el manejo de su caso y la sentencia tras declararse culpable de mentir al FBI.


El departamento concluyó que el FBI interrogó a Flynn "sin ningún fundamento legítimo para investigar".

Ecos del 'Rusiagate'

Trump y sus aliados fundamentaron en la acusación contra Flynn sus críticas a la investigación que el FBI abrió sobre los vínculos del equipo de campaña de Trump y Rusia, el llamado ' Rusiagate'.


Trump dijo este jueves a reporteros, tras conocerse la decisión el Departamento de Justicia, que Flynn "era un hombre inocente. Ahora es para mí un guerrero aún mayor".

En los últimos días el mandatario había manifestado su apoyo a Flynn vía Twitter.


La decisión de este jueves tuvo lugar pese a que la fiscalía había acusado durante tres años a Flynn de mentirle al FBI sobre sus conversaciones con el embajador ruso en enero del 2017.

Flynn se declaró culpable de mentir sobre su diálogo, en el que exhortó al diplomático ruso a no adoptar medidas contra Estados Unidos como respuesta a las sanciones impuestas por el gobierno de Barack Obama por interferir en el proceso electoral.

James Comey, quien como director del FBI ordenó la investigación, criticó la decisión en Twitter.

"El Departamento de Justicia "perdió el rumbo. Pero, profesionales de carrera: por favor permanezcan porque Estados Unidos los necesita. El país está hambriento de liderazgo competente y honesto", escribió Comey.

La intempestiva salida de Comey de su cargo en 2017 estuvo vinculada con la investigación a Flynn, luego de que Trump le sugiriera dejar pasar las cosas que se asesor había hecho por tratarse de un "buen hombre".

De acuerdo con el relato que ofreció Comey a un comité del Congreso, su negativa a acceder al pedido presidencial y a declarle "lealtad" al presidente fueron las razones de su despido, que se produjo 6 años antes de que se cumpliera el mandato de 10 años establecido para ese cargo.

Flynn fue uno de los primeros colaboradores de Trump en admitir culpa durante la pesquisa abierta por Mueller.

Pero posteriormente Flynn contrató un nuevo equipo legal, el cual presentó alegatos contra la pesquisa del FBI y acusó a la fiscalía de retener evidencia que podría ser favorable para su cliente.

También solicitó retirar su admisión de culpa, sobre lo cual está pendiente la decisión de un juez.

El fiscal general William Barr ha cuestionado reiteradamente la legitimidad de la investigación abierta por el FBI sobre los vínculos entre el equipo de campaña de Trump y Rusia.

Esa postura le ha valido críticas de estar parcializado políticamente a favor de Trump, incluyendo un duro cuestionamiento del juez federal Reggie Walton.

Barr había ordenado la revisión de la investigación y enjuiciamiento a Flynn.

La agencia AP explicó que como parte de esa investigación, el Departamento de Justicia entregó a los abogados de Flynn correos electrónicos y apuntes del FBI. La semana pasada presentaron algunos de esos documentos para argumentar que Flynn fue inducido a mentir cuando los agentes lo interrogaron en la Casa Blanca días después de que Trump asumiera el poder.

Las acusaciones de parcialidad contra Barr arreciaron cuando en febrero pasado revocó la decisión de la fiscalía que buscaba imponer una sentencia mayor a la que finalmente se solicitó contra Roger Stone, otro ex asesor de Trump. Los fiscales que llevaban el caso renunciaron en protesta.

Stone fue condenado a tres años de prisión (la tercera parte de lo que planteaba originalmente la fiscalía antes de la intervencion de Barr) por mentir al comité de inteligencia de la Cámara de Representantes, tratar de bloquear el testimonio de otros potenciales testigos que expondrían sus falsedades y ocultar evidencia a los investigadores.


Los rostros del ‘Rusiagate’, la investigación que incomodó al presidente Trump (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés