null: nullpx
Stephen Kevin Bannon

Prometieron ayudar a construir el muro de Trump, pero gastaron miles de dólares en joyas, hoteles y hasta una cirugía plástica

De cómo Steve Bannon –otrora estratega del presidente Donald Trump– y sus asociados Brian Kolfage, Andrew Badolato y Timothy Shea convirtieron una campaña de recaudación de fondos en We Build the Wall Inc., una empresa que ha amasado $25 millones con argumentos "falsos" y movido cientos de miles de dólares a las arcas de este grupo de secuaces, según la acusación de una fiscalía federal de Nueva York.
23 Ago 2020 – 09:49 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Lo que en diciembre de 2018 comenzó como una campaña de recaudación de fondos para ayudar al presidente Donald Trump a construir su prometido muro fronterizo, se convirtió apenas semanas después en la corporación We Build the Wall Inc., que en los meses siguientes desvió, según las autoridades, cientos de miles de dólares a través de intermediarios, una organización sin fines de lucro y una empresa de fachada.

Todo bajo la venia de un grupo liderado por Brian Kolfage, un veterano de Florida que ideó el plan de recaudar fondos para la valla, y el exestratega del presidente Steven Bannon, a quien Kolfage llamó para que le ayudara a gestionar los millones de dólares que recogió en tan solo siete días.

Dos asociados suyos, Timothy Shea, de Colorado, y Andrew Badolato, de Florida, colaboraron por meses con ellos en el presunto organigrama de fraude develado la semana pasada por la fiscalía del distrito sur de Nueva York, en una acusación que desmenuzó el supuesto modus operandi del clan. Dos de ellos, Kolfage y Bannon, han rechazado públicamente las acusaciones.

Nace We Build the Wall Inc.

En un inicio, el plan de Kolfage era donar el dinero recibido en la iniciativa We the People Build the Wall al gobierno para que los usara en la valla fronteriza.

Pero como recaudó una suma tan extraordinaria en tan poco tiempo, la página que albergaba la iniciativa le advirtió que debía conseguir una organización sin fines de lucro para transferir el dinero o, de lo contrario, lo devolvería a los donantes. Poco después de eso fue que Bannon entró al ruedo.

Kolfage relató en una entrevista con Univision Noticias en febrero pasado que lo llamó para que le aconsejara y que fue el propio Bannon quien le sugirió que se encargara de construir el muro como una iniciativa privada (parte del proyecto se ha materializado, pues una valla de casi una milla de largo fue levantada el año pasado en el área de Sunland Park, Nuevo México).

La acusación de la fiscalía revela lo que presuntamente pasó tras bastidores poco después de que Kolfage le pidiera asesoría a Bannon.

La "falsa" promesa de que todo iría al muro

Teniendo a We Build the Wall Inc. establecida, el grupo buscó convencer al website de transferir los millones de dólares a la empresa. Redactaron supuestas reglas que incluyeron una premisa que se repite una y otra vez en el pliego acusatorio: Kolfage no percibirá un salario ni tomará "un solo centavo" del dinero recogido.

Y los donantes desde ese momento podrían optar por "redirigir" su contribución a We Build the Wall Inc. Bajo el acuerdo con la web, el grupo tenía que volver a recaudar los $20 millones logrados hasta ese momento con donantes que accedieran a que su dinero fuese transferido a la corporación recién creada.

Para ello montaron un esfuerzo en redes sociales, comunicados y apariciones en la prensa reiterando "prometemos que el 100% de los fondos recaudados solamente irán a la construcción del muro" y "no irá nada al bolsillo de alguien".

La acusación dice que Kolfage incluso usó la lista de correos masiva de la iniciativa para promocionar el café que vendía en otro emprendimiento suyo, porque esa compañía era la que "ayudaba a alimentar a su familia y a que tuvieran un techo sobre sus cabezas".

Mientras tanto, Bannon –quien se había convertido en el jefe de la junta directiva de la empresa– decía en los medios que su labor era a modo de colaboración "voluntaria" porque eran una "organización de voluntarios". Pero esto dice el pliego de la acusación al respecto.

Un acuerdo privado para un sueldo de $20,000

El mensaje del trío parece haber funcionado, porque según la acusación casi todos los donantes dieron luz verde a que su dinero fuese transferido a la corporación. Para octubre de 2019, entre esas personas que accedieron a la transferencia y nuevos donantes, la recaudación se empinaba por los $25 millones.

La fiscalía asegura que poco después de haber inscrito la compañía, Kolfage, Bannon y Badolato acordaron secretamente que al primero se le haría un pago inicial de $100,000 y que todos los meses recibiría $20,000. Para mantenerlos en secreto usarían una organización sin fines de lucro controlada por Bannon.

"No habrá trato alguno que yo no apruebe", escribió en un mensaje de texto Bannon a su socio Badolato sobre esa movida. La fiscalía afirma que Kolfage recibió el dinero a pesar de no trabajar para esa entidad sin ánimo de lucro y que los pagos que recibía esa organización provenían de We Build the Wall Inc.

Cuando los $20,000 mensuales fluyeron de forma consistente, Kolfage pidió a Badolato que los transfiriera a su esposa bajo la excusa de que había realizado trabajo para los "medios" para evitar tener que declarar las sumas al Servicio de Rentas Internas (IRS).

En adelante, en la madeja para desviar el dinero se contempló también formar una empresa de fachada. El cuarto acusado, Timothy Shea, le propuso a Kolfage que usaran una shell corporation para mover los fondos diciendo que esa empresa les había contratado para, por ejemplo, labores de consultoría.

Viajes, hoteles, un bote, pago de deudas y... una cirugía plástica

La fiscalía asegura que, en total, recibió más de $350,000 del dinero que los donantes hicieron a We Build the Wall de forma indirecta y con la ayuda de Bannon, Badolato y Shea. Presuntamente usó esos miles de dólares para costear bienes personales, incluyendo la renovación de su casa, los pagos de un bote, una camioneta SUV de lujo, un carro de golf, joyas, una cirugía plástica y el pago de deudas tributarias y de tarjetas de crédito.

Los otros tres hombres también se adueñaron de cientos de miles de dólares que usaron en viajes y hoteles, entre otras cosas, agrega la acusación.

En el caso de Bannon, su organización sin fines de lucro recibió más de $1 millón y, si bien una parte fue al pago del salario de Kolfage, el exasesor presidencial "utilizó una parte sustancial de esos fondos de los donantes en gastos personales y no relacionados con We Build the Wall", dice la fiscalía.

Nunca los informaron públicamente y, en privado, se escribían en mensajes de texto: "En lo que respecta al público, no se le está pagando a nadie" y "los salarios nunca serán revelados".

Pero su plan cambió inesperadamente en octubre de 2019, cuando una institución financiera les avisa que posiblemente estaban siendo investigados por las autoridades federales.

Cargando Video...
Cómo consiguió Bannon, exasesor de Trump, supuestamente defraudar dinero que donaron para el muro


Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés