null: nullpx
Stephen Kevin Bannon

El aliado de Trump, Steve Bannon, es hallado culpable de desacato al Congreso

Bannon fue hallado culpable de dos cargos de desacato al Congreso por negarse a cumplir con una citación del comité selecto que investiga el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021, protagonizado por seguidores del entonces presidente Donald Trump.
Publicado 22 Jul 2022 – 02:52 PM EDT | Actualizado 22 Jul 2022 – 04:21 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El aliado del expresidente Donald Trump, Steve Bannon, fue hallado culpable este viernes por un jurado federal de desacato criminal al Congreso.

Bannon estaba acusado de dos cargos de desacato criminal por negarse a comparecer ante el comité de la Cámara que investiga la insurrección del 6 de enero de 2021 en el Capitolio y los eventos que llevaron al ataque de seguidores de Trump en el que perdieron la vida 5 personas.

De acuerdo con testigos que estaban presentes en la sala de la corte federal del Circuito del Distrito de Columbia al momento de leerse el veredicto, Bannon sonreía poco antes del veredicto.

Los cargos eran; negativa a presentarse ante un comité del Congreso y negativa a entregar documentos solicitados para una investigación parlamentaria.

Cada cargo conlleva un mínimo de 30 días de cárcel a un máximo de un año. La audiencia de sentencia será el 21 de octubre, según indicación del juez que lleva el caso, Carl Nichols.

A la salida del tribunal, Bannon aseguró que "perdimos esta batalla, pero no vamos a perder esta guerra", anunciando que su defensa apelará la decisión alcanzada.

El abogado de David Schoen dijo que en las próximas instancias se "demostrará" cómo el Departamento de Justicia se spbrepasó en su función y "malgastó" recursos público para procesar lo que describió como una "falta menor".

Schoen criticó que el argumento de que el "privilegio ejecutivo" de las comunicaciones de Bannon con Trump haya sido desestimado por el Congreso. En realidad, el juez Nichols ignoró la estrategia citando precedentes legales en acusaciones criminales.


La defensa de Bannon no convocó a testigos cuando tuvo su turno para hacerlo este jueves, argumentando que el juez debería desestimar los cargos como no probados.

El comentarista ultraconservador y ex estratega jefe de los primeros meses de la Casa Blanca de Trump, prestaba servicios no oficiales al exmandatario en el momento de la insurrección del 6 de enero de 2021.

El comité, que celebró una audiencia en horario estelar el jueves que incluyó comentarios de Bannon sobre la estrategia postelectoral de Trump, quería entrevistar a Bannon porque tenía información de que participó activamente en la planificación, la logística y la recaudación de fondos para los esfuerzos de Trump por anular las elecciones de 2020 e impedir que el Congreso certificara la victoria del demócrata Joe Biden.

La citación del panel exigió cualquier documento o comunicación relacionada con Trump y otros en su órbita, incluido el abogado Rudy Giuliani y grupos extremistas como Proud Boys y Oath Keepers.

Evan Corcoran, el abogado de Bannon, argumentó que los cargos en su contra tenían motivaciones políticas y que Bannon había estado involucrado en negociaciones de buena fe con el comité del Congreso sobre su preocupación por testificar.

“Nadie ignoró la citación”, dijo Corcoran al jurado, algo que no resultó convincente para el panel, que tomó pocas horas para llegar a la decisión de culpabilidad de Bannon.

La no cooperación de Bannon

El equipo de Bannon le dijo al juez que Bannon no veía sentido en testificar en su juicio ya que los fallos anteriores del juez Nichols habían destruido sus vías de defensa. Entre otras cosas, al equipo de Bannon se le prohibió llamar como testigos a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, o a miembros del panel de la Cámara.

Bannon no cooperó desde el principio con el comité.

El panel del Congreso no supo nada de él hasta después de que había pasado el primer plazo de citación, momento en el que su abogado envió una carta al comité en la que decía que Bannon estaba protegido por el privilegio ejecutivo de Trump y que no proporcionaría documentos ni comparecería.

El comité respondió por escrito que la afirmación de Trump no era válida: Trump ya no era presidente y Bannon no trabajaba en la Casa Blanca en el momento de los disturbios.

La fiscal federal adjunta Amanda Vaughn dijo al jurado que la citación emitida a Bannon “no era opcional. No era una petición, y no era una invitación. Era obligatorio”. Ella agregó: “El incumplimiento del acusado fue deliberado. No fue un accidente, no fue un error. Fue una elección".

Bannon fue acusado en noviembre de dos cargos de desacato criminal al Congreso, un mes después de que el Departamento de Justicia recibiera la remisión del panel de la Cámara.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés