null: nullpx

La Fundación Clinton de nuevo bajo la lupa del FBI, tras varios llamados de Trump para que se investigue

Los investigadores están buscando nuevamente información sobre denuncias de que los Clinton prometieron favores políticos a cambio de donaciones. La investigación ya fue cerrada por falta de pruebas, por lo que hay quienes señalan que estas pesquisas están motivadas políticamente.
5 Ene 2018 – 04:12 PM EST
Comparte
El expresidente Bill Clinton y la excandidata presidencial, Hillary Clinton, en una conferencia de la Clinton Global Initiative. Crédito: Michael Loccisano / Getty Images

El FBI retomó las pesquisas sobre las donaciones recibidas por la Fundación Clinton luego de que el presidente Donald Trump hiciera varios llamados para que el Departamento de Justicia haga una revisión sobre las acusaciones de corrupción.

El reporte, dado en principio la noche del jueves por la web The Hill y luego confirmado por varios medios, indica que investigadores han entrevistado hasta el momento a personas relacionadas con la fundación que encabezan el expresidente Bill Clinton y la excandidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, sobre presuntas donaciones a cambio de favores políticos cuando Clinton fue secretaria de Estado entre 2009 y 2013.

The Hill indicó que agentes del FBI de Little Rock, Arkansas, estado del que Bill Clinton fue gobernador y donde comenzó la fundación, retomaron la investigación y que esperaban actividades adicionales en las próximas semanas. Aunque un informe de NBC de este viernes indica que funcionarios del gobierno aseguran que la investigación fue reabierta meses atrás.

Por su parte, la Fundación Clinton ha negado estas acusaciones y señalan que tienen motivaciones políticas.

"Una y otra vez, la Fundación Clinton ha estado sujeta a acusaciones que han sido motivadas políticamente, y una y otra vez se ha demostrado que estas acusaciones son falsas", aseguró a Univision Noticias el jefe de comunicaciones de la fundación, Craig Minassian, y agregó que la organización siempre "ha obtenido altas calificaciones de grupos de observadores de organizaciones benéficas".

Estos señalamientos a la fundación ya fueron desestimados por la Justicia en 2016, que en plena carrera presidencial cerraron la investigación por falta de pruebas.


El portavoz de Hillary Clinton, Nick Merril, dijo a Univision Noticias que se trata de un "engaño" para perjudicar a una organización filantrópica "que los republicanos han tratado de convertir en una pelota política".

“Comenzó con un proyecto largamente desacreditado encabezado por Steve Bannon durante la campaña presidencial. Continua con Jeff Sessions cumpliendo las órdenes de Trump al atender sus llamadas para entrometerse en un departamento que se supone que funciona de manera independiente”, afirmó Merril.

“El objetivo es distraer las acusaciones, las declaraciones de culpabilidad y las acusaciones de traición de la propia gente de Trump a expensas de la integridad de nuestro sistema de justicia. Es vergonzoso, y debería ser preocupante para todos los estadounidenses”, detalló.

Pero desde la Casa Blanca, el presidente Trump ha cuestionado la falta de acción de la justicia, dando a entender en varios tuits, que esperaba que se abriera una investigación sobre su rival demócrata, alguien a quien prometió encarcelar en sus eventos de campaña.

Esas declaraciones de Trump, primero como candidato y luego como presidente, cayeron mal entre gran parte de la clase política estadounidense porque sugerían que desde el poder se tomarían represalias contra un contrincante político, algo más propio de países menos desarrollados políticamente.

Además, aunque el secretario de Justicia es parte del gabinete, cuenta con una gran independencia, precisamente para evitar que se produzca algún tipo de contaminación política o conflicto de interés con el gobierno, al que muchas veces debe investigar.


Esta investigación adicional impulsada por el Departamento de Justicia encabezado por fiscal general Jeff Sessions puede ser interpretada por algunos, sobre todo en sectores demócratas, como una acción que responde a los repetidos pedidos del presidente y de republicanos en el Congreso para revisar el caso.

Algunas voces republicanas en el Congreso había sugerido que se debería designar otro fiscal especial (paralelo a Robert Mueller, que lleva adelante las pesquisas del denominado ' Rusiagate') para manejar investigaciones sobre los Clinton.

Los demócratas han señalado a los republicanos por impulsar estas investigaciones 'espurias' sobre Clinton como forma de desviar la atención sobre las averiguaciones que Robert Mueller lleva adelante sobre la posible colusión entre la campaña del ahora presidente Donald Trump y emisarios rusos.


Según informes, la investigación actual está examinando si los Clinton prometieron o realizaron algún favor político a cambio de contribuciones para las tareas caritativas de la organización. También examinan si algún activo libre de impuestos de la fundación fue usado para fines personal o políticos.

Estas nuevas pesquisas irían no solo por la fundación sino por otros asuntos tales como el uso de un servidor de correos privado cuando Clinton era secretaria de Estado (investigación que también fue cerrada por el ex director del FBI, James Comey) y la venta de una compañía de uranio a Rusia.

Loading
Cargando galería
Comparte

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés