null: nullpx

Respondemos las preguntas que quedaron luego de la sentencia de 18 años a los sobrinos de Nicolás Maduro

¿Pueden salir antes de ese tiempo? ¿Están colaborando con la justicia? ¿Pueden hacerlo aún? ¿Pueden ser extraditados a Venezuela? ¿Quién decide dónde pagarán la pena? Estos y otros interrogantes los responde un experto que entró a sesiones del juicio.
17 Dic 2017 – 04:15 PM EST

Una historia de dos años, escrita en varios capítulos, llegó a su fin este 14 de diciembre con la imposición de una sentencia de 18 años de prisión en una cárcel de Estados Unidos a los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas. Ambos son sobrinos de la Primera Dama, Cilia Flores y Nicolás Maduro.

Sin embargo, el peso del castigo impuesto por el juez Paul Crotty resultó sorprendentemente bajo para una gran parte de la audiencia. Especialmente porque la Fiscalía pedía 30 años de prisión para ellos, y porque durante el juicio aparecieron mensajes de WhatsApp que daban cuenta de actividades ilícitas muy sangrientas.

Barry Deonarine, abogado penalista graduado en la universidad de Harvard, asistió como público a muchas de las sesiones del proceso judicial que se llevó a cabo en la Corte del Distrito Sur de Nueva York contra los primos Flores; también siguió de cerca el desarrollo que tuvo el proceso fuera de la Corte. En esta oportunidad, accedió a responder las preguntas que los lectores de Univision Noticias hicieron sobre este caso, a través del Facebook y otras vías.

- ¿Por qué la sentencia estuvo tan lejos de las proyecciones? ¿Por qué no fue cadena perpetua ni 30 años?
El sistema federal tiene pautas sobre el rango de sentencias disponible en cada caso. El factor clave en este caso es la cantidad de drogas que fue el objeto de la conspiración. Según la cantidad de droga que ellos conspiraban para traer a Estados Unidos la sentencia máxima era cadena perpetua. Pero incluso el fiscal argumentó que esa sentencia de cadena perpetua, aunque fuera una sentencia permisible, era demasiado severa. Ellos entonces le pidieron al juez una sentencia de 30 años.

La defensa estaba buscando una sentencia de 10 años en total, una diferencia de 20 años. El juez dijo que había considerado una serie de factores para poner una sentencia de 18 años de prisión. Primero, que los sobrinos aparentemente no tuvieron historia delictiva; en ese sentido no había historia de haber traficado drogas en el pasado, no se pudo demostrar de parte del fiscal que ellos habían hecho cargamentos de drogas en ocasiones anteriores. También se consideró la edad de los acusados.


Otra cosa es que no hubo violencia en este caso. Hubo el argumento de que sus guardaespaldas sí llevaban pistolas y armas, pero no hubo demostración por parte del Fiscal de que ellos habían cometido actos de violencia para llevar a cabo esa conspiración.

También se consideraron los otros casos. Hay que tratar a estos acusados según los otros similares que han ocurrido, incluso con muchos actos de violencia, los acusados han recibido entre 20-23 años. El juez decidió que 18 años de prisión fue una sentencia muy justa.

- ¿Fue una sorpresa?
No estamos hablando de una figura como 'El Chapo' que, por años y años, aparentemente ha estado involucrado en narcotráfico. Estamos hablando de unas personas que, según la evidencia, eran novatos en esta actividad y aparentemente fue su primer intento en llevar a cabo el envío de un cargamento de drogas de América Latina a Estados Unidos y eso es una consideración muy importante.

No me sorprendí. Yo esperaba una sentencia de entre 20 y 30 años, así que una sentencia de 18 años, para mí, fue algo esperado.

-Mucha gente interpretó el hecho de que el juez no impusiera una pena tan severa como una señal de que ellos podrían estar cooperando con el gobierno de Estados Unidos. ¿Están cooperando?

Se puede interpretar así, pero yo la verdad no creo que eso fuera un factor porque ellos escogieron tener un juicio, con abogados. Desafortunadamente para ellos, fueron condenados. El tiempo para cooperar está desde el juicio y el objetivo es evitar un juicio y no enfrentar una sentencia de cadena perpetua. Ellos apostaron, con el resultado del jurado perdieron la apuesta, y en este momento están enfrentando una sentencia de 18 años en la cárcel. Yo creo que si ellos hubiesen cooperado, hubieran recibido algo menos que 18 años.

Yo no veo las señales normales de cooperación porque ellos sí tuvieron juicio y ellos no han testificado en contra de otras personas detenidas. Si ellos hubiesen cooperado ya hubiésemos visto cargos contra otras personas que estaban involucradas en la conspiración. No hemos visto ninguna señal de eso. Y seguramente hubo otra gente en esta conspiración. Incluso, supuestamente oficiales de las FARC y del gobierno de Venezuela. Pero no hemos recibido noticias de cargos en su contra. Para mí, eso es una señal de que los acusados en ningún momento han cooperado con la Fiscalía y las autoridades aquí en Estados Unidos.

En la sesión del juicio correspondiente al 7 de noviembre de 2016 el agente de la DEA Sandalio González, responsable por la recolección de evidencias y capturas en este proceso, fue interrogado ante el jurado. Este es un extracto del testimonio, reflejado en el documento 139 del expediente del caso, en el que los primos ofrecieron información sobre lavado de dinero en Venezuela:
...

Pregunta: ¿Hablaste con Campo sobre colaborar?
Respuesta: Sí, lo hice.
P: ¿Cómo fue?
R: Campo preguntó cómo podría trabajar en una cooperación con el gobierno.
P: ¿Qué le respondiste a esa pregunta?
R: Le di unos ejemplos generales sobre cooperación
P: ¿Campo mencionó algunos tópicos en los que él sría capaz de colaborar con el gobierno?
R: Sí, lo hizo
P: ¿Qué dijo?
R: Campo me dijo que la DEA podría estar interesada en información sobre lavado de dinero.
P: ¿Qué pasó después?
R: El solamente, tú sabes, me sonrió y guiñó un ojo y me dijo que ahora no, que él quería hablar de eso luego.

-¿Pueden cooperar todavía a cambio de una reducción de su sentencia?
Sí, se puede hacer. Se llama cooperación después de sentencia. Y lo que pasa es que el acusado que ya ha sido sentenciado puede decidir: “bueno, ok, ahora mismo le voy a divulgar a la Fiscalía la información sobre las otras personas con quien yo he estado trabajando”. Con la esperanza de que a cambio de un caso contra esas personas, piensa recibir en el porvenir una reducción de su sentencia.

El problema es que, como esa persona está enfrentando una sentencia muy larga, su calidad como testigo es un poco débil porque no tiene indicios de ser una persona honesta. Ahora mismo sí tiene un motivo muy fuerte para mentir y crear cualquier cosa. Sus posiciones como testigo, ahora mismo, son muy débiles. Hubiera sido mejor cooperar antes del juicio, evitar el juicio, para conseguir el caso más fuerte contra los otros miembros de la conspiración. Pero sí se puede hacer en este momento.

-¿Hay posibilidad de que se involucren más personas?
Sí, si se puede establecer conexión entre las actividades de los sobrinos y otros casos de droga, claro que sí. Ese caso puede formar parte de un caso más grande contra otras personas, pero el caso de los sobrinos, esta conspiración, se acabó. A menos que, en el porvenir, el gobierno estadounidense puede construir un caso contra las otras personas en esa actividad por la que fueron condenados los sobrinos.

Yo he leído, he escuchado, que hubo un papel de un oficial del gobierno venezolano, que es familiar de la Primera Dama (Bladimir Flores, de la policía científica, cuya ficha pueden encontrarla aquí), cuyo rol era arreglar la reunión entre los sobrinos y los informantes allá en Honduras. Si eso se puede probar y el gobierno estadounidense tiene éxito en traer a esa persona a Estados Unidos, podemos ver otro caso, pero por la misma actividad.


-Si se hubieran declarado culpables, ¿la pena hubiera sido menor?
Eso es lo que se espera. Lo que pasa es que es una negociación y si uno escoge no negociar va a exponerse a la sentencia máxima. Por supuesto la meta de una negociación es bajar la sentencia. Ellos, en vez de sacar el dinero de la mesa y salir del casino con algo, decidieron apostar todo el dinero. ¿Por qué? Mi opinión es que ellos deciden no cooperar porque todavía tienen familiares allá en Venezuela y, quizás, en Panamá. Si hubiese habido una señal abierta de que ellos cooperaban en algún momento, ellos habrían pensado que sus familiares iban a sufrir un daño. Es un caso en el que, normalmente, hubiésemos visto cooperación de parte de los acusados pero yo no veo ninguna señal clara de cooperación.

-¿Pueden ser beneficiados con reducción de pena?
Los dos años que ellos han pasado en la cárcel sí cuentan y la Ley Federal dice que ellos tienen que pasar en prisión federal por lo menos el 90% de la sentencia. Ellos van a recibir una reducción por buen comportamiento pero de un máximo de 10%.

-¿Qué se espera de la apelación de la defensa? Cuánto tiempo tienen para hacerlo?
Ellos tienen 15 días para presentar ante el tribunal el aviso de una apelación. Normalmente toma entre seis y nueve meses para procesar la apelación, someter toda las mociones legales a consideración y entre nueve y 12 meses vamos a tener la comparecencia de la apelación en Manhattan.

Tres jueces van a escuchar la apelación y podemos esperar una decisión en los próximos tres meses. Entonces, yo diría que dentro de unos 15 meses, o menos, vamos a tener la decisión de la apelación.

La posibilidad de ganar para mí no existe. La evidencia en su contra fue tan fuerte, con las grabaciones, con las filmaciones que hizo la DEA. Fue un caso tan sólido. La única cosa es que es un caso que dependía del testimonio de los informantes. Como se sabe, dos informantes tienen sus propios motivos para testificar pero, en este caso, el jurado con toda esa evidencia decidió condenarlos y yo no creo que ellos tengan mucha posibilidad de recibir una victoria en el proceso de apelación.

-¿Quién decide cuál será el sitio de reclusión y con qué criterio?
La apelación no tiene nada que ver con su presencia aquí en Nueva York. Dentro de unas semanas el Departamento Correccional Federal (Buró de prisiones) va a decir cuál será la prisión donde ellos van a pasar su sentencia.

-La defensa pidió que fuesen trasladados a Florida por la cercanía con su familia y por abaratar los costos de su viaje desde Venezuela. ¿Hay otros criterios para fijar a dónde serán llevados?
No creo que ellos sean considerados reos de alto riesgo porque no hubo señales de violencia en el caso. De eso depende la prisión que les van a asignar. Van a considerar también la cercanía con los familiares.

-¿Pueden ser extraditados a Venezuela?
No. Sin duda, no hay forma.

-¿Qué pasa si no pagan la multa de 50,000 dólares?
Eso es parte de la sentencia, una multa, pero la mayoría de las veces el Gobierno Federal no puede cobrar esta multa. Entonces se va a quedar allá en los archivos como una multa no pagada. No hay pena, no hay consecuencias por no haber pagado la multa.

-Están presuntamente involucrados en delitos muy graves, que no les fueron imputados en EEUU.
No, el juez acá no puede tomar en cuenta delitos cometidos en otro país. Y más allá de eso ¿dónde está la evidencia? Son palabras, son alegatos, pero sin evidencia. Y, de todos modos, un juez estadounidense no puede considerar delitos cometidos en otro país según las leyes de tal o cual país. El juez solo tiene que considerar cuál es la evidencia en este caso y cuál es una sentencia justa en este caso.

-¿Cómo afecta a los condenados las sanciones impuestas por EEUU a algunos de sus familiares en el Gobierno?
Si los Estados Unidos decide poner en esa lista los nombres de los familiares directos de los sobrinos entonces ellos van a tener problemas en hacer las visitas, sin duda. ( El presidente venezolano y tío de ambos, Nicolás Maduro está sancionado). También el primo, Carlos Erik Malpica Flores está en la lista negra de EEUU.

En fotos: Los nuevos funcionarios venezolanos sancionados por EEUU antes de la elección por la constituyente

Loading
Cargando galería


-¿En algún punto se conocerán los detalles del costo de la defensa?
No, eso es información privada porque son abogados privados, pero yo puedo decir que el saldo de los honorarios legales de este caso son millones de dólares, millones. Esos abogados que los acusados tuvieron son abogados de alto rango, sus clientes son las empresas más grandes de la industria financiera de Wall Street, empresas grandes. Ellos cobran alrededor de 800 y mil dólares por cada hora de trabajo. En este caso, los dos acusados tuvieron equipos de abogados de los respectivos bufetes trabajando a su favor.

Entonces, con esa tarifa que ellos cobran por cada hora de trabajo, puedo decir que los honorarios de trabajo están en el nivel de millones de dólares. Tengo que decir que es muy raro, es la primera vez que yo he visto abogados de ese nivel en un caso de narcotráfico. Y tengo que decir que los abogados defensores antes fueron fiscales, hace dos o tres años, en la misma Fiscalía que había construído el caso en contra de los sobrinos. Son abogados del nivel más alto. Son muy experimentados en esos casos, precisamente porque ellos mismos fueron fiscales en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

-¿Fue esto una victoria para la defensa?
Es una victoria en el sentido de que ellos han podido evitar una sentencia de 25, 30 años. Es una victoria de evitar lo peor posible, no es una victoria absoluta. Sus clientes fueron condenados a muchos años de prisión, ellos van a salir de la cárcel cuando tengan 50 años de edad.

¿Qué fué lo que se dijo sobre Diosdado Cabello?

Diosdado Cabello, primer presidente del partido de gobierno venezolano y denominado como “el hombre más poderoso del país” por Campo Flores, fue mencionado dos veces durante este proceso.

La primera vez fue el 16 de noviembre de 2016 (séptima sesión del juicio) cuando Campo dijo sobre él:


La segunda mención está en el documento 190, consignado por la Fiscalía para tratar de demostrar el poder y fortuna de los acusados:


La Fiscalía citó textualmente las palabras de Campo, para explicar cómo supuestamente Cabello repartió el control de espacios de poder clave:

“Y se llegó a un acuerdo, digamos a puerta cerrada: ‘Dejen estas tres cosas para mí y podrán controlar el petróleo por completo’. Bien, porque si les doy esto, que era mi trabajo cuando el comandante, uh. . . Chávez estaba a cargo, esto solía ser un trabajo compartido por todos. Desafortunadamente, que descanse en paz, Chávez muere y luego quedó bajo su control (de Cabello), y luego el petróleo quedó bajo nuestro control (de la familia Flores). ‘Bueno, si te doy esto, me das eso’. Y dijimos: ‘Bueno, las ganancias son básicamente las mismas, quizás un poco más aquí que allá, o hay más allí que aquí, pero... no vamos a entrar en tu parcela’”.

Ver también:

En fotos: Los sobrinos del presidente venezolano condenados por narcotráfico

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.