null: nullpx
Emma Coronel

Emma Coronel se declara culpable este jueves: ¿qué hay detrás de la estrategia de su defensa?

La esposa de Joaquín 'El Chapo' Guzmán se prepara para aceptar ante un juez que fue cómplice en las actividades ilícitas del Cartel de Sinaloa, pero sin cooperar con las autoridades. Es una de las decisiones más comunes entre los capos mexicanos de alto perfil para suavizar sus condenas.
9 Jun 2021 – 03:49 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Un vocero de la corte federal de Washington DC confirmó a Univision Noticias que para este jueves se programó una audiencia en el caso de Emma Coronel, la esposa del notorio traficante de drogas Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. Se espera que en esa vista ella se declare culpable de cargos relacionados con su presunta participación en el tráfico de drogas, en complicidad con su marido.

Lisa Klem, portavoz del tribunal de DC, dijo a este medio que la audiencia se realizará a las 10 am. (hora local).

La inminente declaración de culpabilidad de Coronel es el camino que siguen casi todos los narcos de alto perfil en el sistema judicial de Estados Unidos. ‘El Chapo’ fue una excepción y prefirió enfrentar un juicio: ahora purga una condena a cadena perpetua en una prisión de máxima seguridad en Colorado.

El acuerdo que los abogados de Coronel ya habrían pactado con los fiscales incluye que ellos soliciten una condena menor a 10 años tras las rejas, de acuerdo con el diario The New York Times. Hace dos meses, en una audiencia, le advirtieron que por los cargos de narcotráfico internacional podría permanecer encarcelada el resto de su vida. Coronel tiene 31 años y dos gemelas de 9 años. Será un juez quien decida cuál es el castigo apropiado para la exreina de belleza.

Su abogada Mariel Colón dijo el viernes a Univision Noticias que ese pacto no incluiría cooperar con el gobierno Es decir, como especulan expertos, ella no revelaría información sobre las actividades ilícitas del cartel o la ubicación de sus actuales líderes, Ismael ‘El Mayo’ Zambada y los cuatro hijos de ‘El Chapo’ Guzmán.

Colón insistió que su clienta teme por su vida y las de sus gemelas, a raíz de notas periodísticas que aseguran ella misma se entregó a las autoridades y estuvo en comunicación con agentes federales.

Hasta la publicación de esta nota, la corte federal de Washington DC no había programado la siguiente audiencia de Coronel. Colón no respondió las llamadas hechas por este medio.

Eventualmente "hablará"

Mike Vigil, un exagente de la Administración para el Control de Drogas (DEA), cree que ella eventualmente le dirá al gobierno todo lo que sabe sobre el Cartel de Sinaloa para recibir una condena menos dura. “No le van a reducir mucho la sentencia. Ella puede colaborar después de que le dicten su condena… A largo plazo va a colaborar porque ella no es una persona pueda aguantar encarcelada tanto tiempo”, dijo Vigil a Noticias Univision.

En los últimos cuatro meses, la esposa de ‘El Chapo’ ya ha experimentado las estrictas normas en una cárcel de Virginia. Hasta el sábado pasado, su abogada la pudo visitar por primera vez en ese penal, debido a que las visitas se limitaron por la pandemia del coronavirus.

Colón reclamó que su clienta sigue bajo un estricto régimen en una prisión de Virginia, que limita su convivencia con otras detenidas y solo le permite salir al patio dos horas al día, de 1 a 2 de la noche y de 4 a 5 de la tarde. El resto del día lo pasa en una celda reducida, sin hablar con nadie.

“Le interrumpen el sueño. No tiene televisor, ni siquiera espacio para hacer ejercicio. Así que lo único que hace es leer. El trato es el mismo, la tienen básicamente sola, mientras otras reclusas pueden andar libremente”, describió la abogada.

La situación de Coronel podría jugar a favor del gobierno, considera Vigil, quien cree que ella tiene información que le sería muy útil a la DEA, como detalles sobre los escondites y operaciones de ‘El Mayo’ Zambada, jefe de una facción del cartel. 'El MZ', como también le dicen, lleva más de 50 años en el narco y jamás ha sido capturado. “Ella puede hacerle bastante daño al Cartel de Sinaloa si decide colaborar”, señaló Vigil.

Quizás jamás se revele qué incluyó el acuerdo de culpabilidad de Emma Coronel, como seguridad para sus familiares, estatus migratorio para ellos, conservar parte de la fortuna que le dejó su esposo o volverse un testigo protegido. Una de sus ventajas es que ella no necesita negociar un permiso para permanecer en este país: nació en San Francisco, California; y sus hijas en Los Ángeles.

Sus gemelas son las únicas que pueden visitar a ‘El Chapo’ en la prisión de Florence y es posible que solo ellas puedan ver a Coronel en el penal donde la coloque el gobierno. La esposa de Guzmán continuaría bajo un estricto aislamiento del resto de los reclusos como seguridad.

¿Qué pasa tras un acuerdo con la Fiscalía?

El Departamento de Justicia (DOJ) explica en su página de internet que cuando el gobierno tiene un caso “sólido” puede ofrecer al acusado un acuerdo de culpabilidad para evitar el juicio. Si lo acepta, los fiscales le solicitan al juez una condena reducida o incluso su liberación inmediata. Una vez que la persona admite el delito y acepta que puede ser sentenciada, se programa una audiencia condenatoria.

“A veces, el gobierno aceptará como parte de un acuerdo de culpabilidad no recomendar una sentencia agregada (como un tiempo adicional en prisión por determinadas razones), pero queda en manos del juez determinar cómo se castigará al acusado”, señala el DOJ.

Cuando el acusado firma un acuerdo de cooperación acepta brindar toda la información que le requieran agencias del orden federales, estatales y locales, incluso testificar en juicios.

Esto le obliga a “responder de manera veraz y completa” todas las preguntas ante un gran jurado o en cualquier juicio; entregar todos y cada uno de los documentos, registros y evidencia solicitada por el gobierno; así como revelar la existencia de “todo el dinero, propiedad o activos de cualquier tipo derivados o adquiridos como resultado o utilizados para facilitar la comisión de las actividades ilegales del acusado o de cualquier cómplice”, describe el Departamento de Justicia.

Si el acusado comete un delito, miente en algunas de sus declaraciones o es incompleta la información que proporcionó, el gobierno podría enjuiciarle por cualquier violación federal que considere, como perjurio, declaraciones falsas a oficiales del orden y obstrucción de la justicia.

Qué ha pasado con narcos acusados en EEUU

Cooperar ampliamente con las autoridades, además de aceptar los delitos cometidos ante un juez, es una estrategia que típicamente han usado los capos de la droga de México. Uno de ellos es Vicente Zambada Niebla, hijo de ‘El Mayo’ Zambada, quien tras testificar en el juicio de ‘El Chapo’ logró que le redujeran la condena y ya no está bajo custodia del sistema de prisiones de este país.

Su tío Jesús Zambada, otro testigo del juicio a Guzmán, también salió de un penal de EEUU y hace unos días fue retirado de la lista negra de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC). Se especula que ambos son ahora testigos protegidos, lo cual no ha sido confirmado por los US Marshals.

Por su parte, Dámaso López Núñez, quien era el encargado de las finanzas del Cartel de Sinaloa, bajó su condena por echar de cabeza a ‘El Chapo’ en una corte de Brooklyn y por ser un testigo estrella en el caso de Coronel. Lo habían condenado a cadena perpetua, pero ahora su liberación está programada para noviembre de 2032. En 11 años será liberado.

A otro narcotraficante, Eduardo Arellano Félix, quien fue el operador financiero del Cartel de Tijuana, le quedan solo dos meses de encarcelamiento. En 2013 lo sentenciaron a 15 años de prisión por lavar dinero del narco y, gracias a su cooperación, fue bajando su castigo. Saldrá el próximo 18 de agosto.

A su hermano menor, Francisco Rafael Arellano Félix, quien fue jefe del Cartel de Tijuana hasta su captura en 2006, el gobierno le borró el rastro. Alias ‘El Tigrillo’ se volvió una de las mejores fuentes de la DEA y fue compensado retirándole la condena a cadena perpetua por otra a 23 años de cárcel.

No hay información sobre este capo en el sistema de prisiones de EEUU, mientras que el servicio de los US Marshals declinó comentar al respecto. Gran parte de su expediente está sellado.

“No tengo ninguna información que pueda revelar”, dijo su abogado Mark Adams a este medio en mayo pasado.

- ¿Está él en alguna prisión de Estados Unidos o ya no?, se le peguntó.

- Voy a declinar responder alguna pregunta, dijo Adams.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés