null: nullpx
Emma Coronel

Emma Coronel, esposa de 'El Chapo', se declara culpable de cargos de narcotráfico en una corte de EEUU

Emma Coronel aceptó ante un juez federal que ayudó a su esposo mientras este dirigía una facción de Cartel de Sinaloa. Su abogada había dicho que este acuerdo con los fiscales no incluye cooperación con el gobierno de Estados Unidos.
10 Jun 2021 – 10:50 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Cuatro meses después de su arresto en un aeropuerto de Virginia, Emma Coronel, la esposa del notorio traficante de drogas Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán’, se declaró culpable en una corte federal en Washington DC por delitos relacionados con su participación en las actividades criminales del Cartel de Sinaloa.

Coronel, quien nació en California hace 31 años y fue reina de belleza en México, aceptó ante el juez federal Rudolph Contreras que fue cómplice de ‘El Chapo’ Guzmán cuando este dirigía una facción del Cartel de Sinaloa, que es considerada una de las organizaciones de tráfico de drogas más grandes del mundo.

El juez le preguntó a Coronel, quien vestía un uniforme de prisión verde, si se le había inducido con amenazas para que declinara la oportunidad de tener una acusación por parte de un gran jurado, a lo que respondió que "no".

El magistrado también le aclaró que tenía la oportunidad de declararse no culpable, a lo que respondió que entendía que contaba con esa posibilidad. Coronel aseguró, además, que entendía que renunciaba al derecho de afrontar un juicio.

Luego, casi al cierre de la audiencia, el juez le preguntó si se declaraba culpable o no en los tres cargos que afrontaba. Se le escuchó a Coronel responder en español "culpable" a cada uno de ellos, es decir, conspiración para distribuir drogas en EEUU, conspiración para el lavado de instrumentos monetarios y por negociar con narcotraficantes extranjeros.

Antes de leerle los cargos, el juez Contreras específicamente le había preguntado a Coronel si había tomado esa decisión porque era culpable y no por otra razón, a lo que ella contestó claramente con un "sí".

Cargando Video...
"Debe tener información valiosa": las reacciones en Sinaloa luego de que Emma Coronel se declara culpable de varios cargos

El acuerdo

Su abogada Mariel Colón había dicho a Univision Noticias hace unos días que el trato con los fiscales no incluiría cooperar con las autoridades. Es decir, como especulan expertos, ella no revelaría lo que sabe sobre las operaciones del cartel, ni la ubicación de los actuales líderes. Esa posible cláusula en el acuerdo de culpabilidad la excluiría de testificar en juicios contra exsocios de su marido.

De acuerdo con el diario The New York Times, la negociación entre Coronel y los fiscales logró que los segundos aceptaran solicitarle al juez que le imponga una condena de menos de diez años de prisión, para evitar un juicio largo y costoso.

Pero será el magistrado el que decida ese castigo. De hecho, el magistrado le dijo este jueves que desconoce qué sentencia le impondrá. Sí le afirmó que el primer cargo de conspiración por distribución de drogas conlleva una pena mínima de 10 años.

La lectura de sentencia será el 15 de septiembre.

Se sabe que la familia de Coronel está involucrada en el narcotráfico, de acuerdo con evidencia de las autoridades. Ella era enlace entre su esposo y su padre, Inés Coronel, según la evidencia que el FBI mostró en el juicio de Guzmán en enero de 2019.

También le advertía sobre operativos militares en Sinaloa, colaboró para que sus hijas gemelas (usando nombres falsos) fueran las propietarias de una residencia en Los Cabos y fue clave para que los hijos de Guzmán planearan su escape por un túnel de la prisión El Altiplano en el centro de México, de acuerdo con mensajes privados que mostró el FBI en una corte de Brooklyn.

Quien fue el operador financiero del cartel, Dámaso López Núñez, alias ‘El Licenciado’, testificó en el juicio que su “comadre”, usando su privilegio para visitar a ‘El Chapo’ en ese penal, le informaba los avances de la construcción del paso subterráneo por el cual se fugó el 11 de julio de 2015. Un año después fue recapturado al salir de una alcantarilla en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa.

Antes de su extradición en enero de 2017, ella le entregó alrededor de un millón de dólares a López Núñez para que comprara un terreno cerca de la prisión El Altiplano para construir otro túnel. Pero su marido estaba en un penal de Ciudad Juárez y de allí lo trasladaron a Nueva York.

Coronel acaparó la atención en el juicio de su marido en Nueva York y dejó de ser el lado frívolo del proceso penal cuando agentes federales dijeron su nombre al narrar el operativo para capturar a Guzmán en un condominio de Mazatán en 2014 y al exhibir varias conversaciones escritas que sostuvo la pareja.

El caso

La queja criminal escrita por el agente especial del FBI Eric S. McGuire señalaba que el ‘Testigo Cooperante 1’, posiblemente López Núñez, le afirmó que Coronel era una mensajera eficaz de su esposo.

“Según el ‘Testigo Cooperante 1’, Coronel sabía que Guzmán era un líder del Cartel de Sinaloa y que Guzmán coordinaba la distribución de heroína, cocaína, metanfetaminas y marihuana con el propósito de contrabandear ilegalmente esos narcóticos a Estados Unidos para su distribución”, cita McGuire.

Hay un segundo informante en el caso Coronel. El FBI lo identifica como ‘Testigo Colaborador 2’ y lo describe como era “un prolífico narcotraficante” que entregó más de 100 toneladas de cocaína a los jefes del Cartel de Sinaloa.

La agencia señala que esta persona siempre les dijo a sus socios potenciales que trabajaba para los Guzmán y los Zambada, la otra familia que gobierna al cartel, “para asegurar su protección”.

Lo cierto es que la esposa de Guzmán ha estado bajo la lupa del gobierno de Estados Unidos desde que, a la edad de 18 años, se casó con el traficante en la sierra de Durango en el año 2007. Otros sucesos no pasaron desapercibidos por la DEA, como el nacimiento de sus gemelas en California hace casi 10 años, la línea de ropa inspirada en su esposo que intentó registrar en Nueva York y hasta los lujos que ella exhibía en las redes sociales.

"Ambos (los hijos de 'El Chapo') y la esposa del acusado, Emma Coronel, están habitualmente en las redes sociales haciendo alarde de sus enormes recursos financieros", advirtió la Fiscalía en una carta enviada en octubre de 2018 al juez Brian Cogan, quien un año más tarde sentenció a ‘El Chapo’ a cadena perpetua.

Pero incluso enterada que el FBI la tenía en el radar, Coronel siguió publicando fotos en su cuenta verificada de Instagram. Antes de Navidad, en una de las últimas imágenes que compartió en esa plataforma, ella posa con un vestido de novia. En otra se le ve esquiando y la subió en enero de 2020, seis meses después de que el juez Cogan emitiera una dura sentencia contra su marido.

“Miedo de estar en la cárcel, no, porque yo no he cometido ningún delito. Yo ya estaría presa aquí (en EEUU) o allá (en México) si tuvieran pruebas”, le dijo Coronel al periodista Jesús Esquivel a finales de enero de 2019, según recoge el libro "El juicio. Crónica de la caída del Chapo".

“¿Miedo a que de repente podrían detenerme, que me podrían golpear para que les diga lo que ellos quieren? Pues así le pasó a mi familia. Mi hermano fue torturado (…) unos meses antes de que fuera detenido Joaquín. Querían que a fuerza les dijera dónde estaba”, relató ella.

El pasado 22 de abril, mientras viajaba libremente por EEUU, sucedió lo que ya se esperaba: policías la detuvieron en el Aeropuerto Internacional Dulles.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés