Cómo se movía la droga del cartel de Sinaloa en EEUU: un narco de Chicago revela los detalles

Esta semana empezó a hablar uno de los testigos más esperados en el juicio contra 'El Chapo' Guzmán en Nueva York: Pedro Flores. Junto a su hermano mellizo, Margarito, era uno de los mayores socios del cartel de Sinaloa para distribuir droga en Chicago. Es el primer narcotraficante que testifica en inglés.
19 Dic 2018 – 3:28 PM EST

Pedro Flores nació en una familia de narcotraficantes. Empezó a cargar bolsas de cocaína a los 7 años en Chicago y acabó siendo un capo imprescindible para Joaquín 'El Chapo' Guzmán e Ismael 'El Mayo' Zambada, los líderes del cartel de Sinaloa, a quienes acabó traicionando hace una década cuando se entregó a la Agencia Antidrogas (DEA).

Se trata de uno de los testigos más esperados en el juicio en Nueva York contra Guzmán, quien empezó este martes a revelar detalles de la forma como traficaba droga en Chicago y otras ciudades de Estados Unidos, gracias a su relación de confianza con el cartel de Sinaloa, liderado por el capo mexicano que ahora está sentado en el banquillo de los acusados.

Flores pasó años traficando la droga de ese cartel en EEUU junto a su mellizo Margarito. Ambos lo hacían a través de intermediarios que estaban en contacto con Guzmán y otros narcotraficantes que trabajaban con él, como Vicente Carrillo.

El estadounidense de 37 años, hijo de un inmigrante mexicano al que ayudaba a descargar la droga de Sinaloa y de los Beltrán Leyva desde niño, recordó en su primer día de testimonio que a los 20 años él y su hermano se unieron al negocio de la familia.

Es el primer narcotraficante que testifica en el juicio en inglés. Este martes habló de cómo se movía la droga en EEUU, citando recogidas de cocaína en el estacionamiento de un restaurante de la cadena Denny’s de Chicago, cargamentos en un almacén en Nueva York "con bonitas vistas al puente de Brooklyn" y rutas a Milwaukee, Minneapolis o Memphis.

La droga lera recogida en diversos lugares y distribuida en Chicago, Nueva York, Filadelfia, Minneapolis, Milwaukee y otras ciudades estadounidenses.

En 2004, los mellizos Flores huyeron a México tras enterarse de que eran buscados por las autoridades. Un año después Pedro conoció a 'El Chapo' en su rancho de Culiacán y a partir de ahí empezó a negociar directamente con él y 'El Mayo' Zambada.

Quien en la década del 2000 fue el más importante distribuidor de droga para el cartel de Sinaloa en Chicago junto a su hermano, se entregó en 2008 y cooperó con las autoridades, grabando conversaciones con Guzmán y otros miembros del cartel.

El día que conoció a 'El Chapo'

El testigo, que vestía uniforme azul de prisionero ya que cumple su sentencia por narcotráfico (reducida a 14 años por su cooperación con las autoridades), recordó que en su encuentro con Zambada este elogió la habilidad de los hermanos para traficar droga en Estados Unidos.

"Imagínense si ustedes fueran trillizos", recordó una frase que le dijo supuestamente Zambada con admiración.

'El Mayo' le aseguró que "cualquier idiota" podía traficar cocaína en México, pero que hacerlo en EEUU al nivel que lo hacían ellos requería mucha destreza.

También recordó su primer encuentro —de unos tres que tuvieron— con Guzmán Loera en un rancho del acusado en las montañas en Culiacán (México), a la que fue con su hermano y en la que acordaron que ya no habría intermediarios para la distribución de la coca en su región.

Al aproximarse al rancho por primera vez, Flores contó que estaba muy nervioso y se puso aún más tenso al ver en el camino el cadáver de un hombre desnudo atado con cadenas a un árbol, a orillas de la carretera, y el lugar vigilado por unos 40 hombres.

Flores llegó a la reunión en pantalones cortos y 'El Chapo', quien vestía jeans, camisa y gorra, le dijo bromeando: "¿Con todo ese dinero que tienes no podías permitirte comprar el resto de los pantalones?”.

Una relación sin intermediarios

Desde se momento los mellizos Flores comenzaron a trabajar directamente con 'El Chapo' y 'El Mayo' para ampliar su millonaria red de narcotráfico. Según el testimonio de Pedro, entre 2005 y 2008 habrían traficado sin intermediarios unas 38 toneladas de cocaína y heroína que les llegaron a través de compartimentos secretos en trenes y camiones, y por las que pagaron 800,000 dólares al cartel de Sinaloa.

En 2008, Flores decidió entregarse a las autoridades en Chicago luego de que su esposa quedara embarazada porque "quería un futuro mejor para su hijo", fuera del narcotráfico, en momentos en que había una guerra interna entre Guzmán y Arturo Beltrán en el cartel y cada bando le pedía lealtad.

El narco de Chicago contó que aproximadamente en 2004 fue secuestrado y tratado con brutalidad durante 16 días por un intermediario suyo llamado Lupe Ledesma y que fue liberado por su hermano Margarito después de que este hablara con Guzmán. Flores también dijo que más tarde 'El Chapo' ordenó el asesinato de Ledesma, con quien Flores había trabajado en Chicago. Un sicario conocido como 'pocos pelos' realizó el trabajo, dijo Flores.

Hasta ahora, los interrogatorios en este proceso judicial habían explicado cómo se traficaba la droga desde Colombia a México y de allí era enviada a Estados Unidos utilizando vehículos, trenes, y túneles. Con este nuevo testigo se está conociendo cómo operaba el negocio una vez que la droga llegaba a EEUU.

Flores, acusado junto a Margarito de narcotráfico en una corte federal en Chicago, enfrentaba cadena perpetua, pero fue sentenciado a 14 años de cárcel por su cooperación con las autoridades. Por buena conducta saldrá libre en 2020.


Traiciones, corrupción y muerte: las claves del juicio a 'El Chapo' Guzmán en EEUU (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad