null: nullpx
Logo image
Narcotráfico

Duro revés al Cartel de Sinaloa: arrestan a 44 traficantes que enviaban droga a Oceanía

Esta organización criminal que operaba desde California fue responsable de cargamentos de narcóticos que llegaron a varios lugares de Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda, según la Fiscalía de EEUU.
29 Jun 2021 – 09:10 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Más de 40 miembros de una célula internacional del Cartel de Sinaloa, cuyas actividades criminales se centraban en el sur de California, fueron arrestados en un amplio operativo federal.

Las autoridades informaron a través de un comunicado que el grupo liderado por Reyes Espinoza, un californiano de 35 años, usó distintos métodos para distribuir “miles de kilos metanfetamina” del cartel, tales como autos, motos, trenes, vuelos comerciales y empresas de paqueterías.

Sus clientes no solo estaban en el sur de California, sino en al menos 14 entidades de Estados Unidos y en lugares tan lejanos como Australia y Nueva Zelanda. Espinoza y sus cómplices recibían decenas de miles de dólares en efectivo, depósitos bancarios y transferencias monetarias a través de las empresas MoneyGram, Western Union, PayPal, Zelle, Venmo y Cash App, según la Fiscalía federal.

Hasta la publicación de esta nota, las agencias de seguridad habían puesto bajo custodia a 44 miembros de esta organización delictiva y buscaban a otros 16 sospechoso. La acusación menciona a 60 personas.

A ellos les incautaron más de 220 libras de metanfetamina y de otras drogas ilegales, 90 armas de fuego y más de 250,000 dólares en efectivo, asegura el comunicado.

“Para proteger sus operaciones ilegales, los acusados supuestamente poseían docenas de armas de fuego y utilizaron proveedores de comunicación encriptados para comunicarse entre ellos”, afirma el Departamento de Justicia (DOJ). “Este tráfico de drogas y lavado de dinero continuó sin cesar durante la pandemia mundial del Covid-19”, añade la dependencia.

El territorio del cartel

La investigación, que comenzó en la primavera de 2020, incluyó escuchas telefónicas, una vigilancia estrecha a casas de seguridad en San Diego y el monitoreo de varios vehículos, detalla la acusación.

San Diego y Tijuana, en México, son ciudades donde el Cartel de Sinaloa tiene una fuerte presencia. Por ello, en una corte federal de San Diego se presentó un caso por narcotráfico y lavado de dinero contra el líder de una facción de esa empresa criminal, Ismael ‘El Mayo’ Zambada; y contra uno de los herederos de su compadre Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, Iván Archivaldo Guzmán Salazar. Ambos son fugitivos.

La célula del cartel que se estableció en dicha metrópoli, una de las más grandes de California, quedó expuesta cuando agentes federales lograron infiltrarse. Durante seis meses espiaron sus conversaciones telefónicas hasta descubrir que su alcance era internacional.

Randy Grossman, fiscal interino del Distrito Sur de California del Departamento de Justicia, lo calificó como un “duro golpe” a una red criminal ligada directamente al Cartel de Sinaloa.

Estas acciones son parte de la operación llamada ‘Escudo de Cristal’, que implementa la Administración para el Control de Drogas (DEA) para detener la lucrativa venta de metanfetamina o ‘cristal’ que realizan los carteles mexicanos más grandes, como el de Jalisco.

“Al desmantelar esta sofisticada red de tráfico de drogas, la DEA y nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley han evitado que grandes cantidades de metanfetamina y numerosas armas de fuego lleguen a las calles de San Diego y otros vecindarios de Estados Unidos”, declaró John W. Callery, director de la DEA en San Diego, en el comunicado.

“El tráfico de drogas es un delito violento que afecta la seguridad de nuestras comunidades y las incautaciones de drogas y armas de fuego realizadas en esta investigación son testimonio de ello”, agregó Callery.

La gran mayoría de los integrantes de esa célula de traficantes son originarios de San Diego. Otros dos, posiblemente su enlace con operadores de mayor rango en el Cartel de Sinaloa, viven en Tijuana. Se trata de Mario Espinoza, de 20 años; y Carlos Espinoza, de 28 y quien se encontraba prófugo.

Todos ellos enfrentan cargos de tráfico de drogas, lavado de dinero y uso ilegal de armas de fuego. Esos delitos conllevan penas de hasta cadena perpetua y una multa de 10 millones de dólares.

Loading
Cargando galería
Comparte