null: nullpx
Relaciones Internacionales

Corea del Norte prueba “arma táctica teledirigida” y pide excluir a Pompeo de los diálogos con EEUU

El líder norcoreano, Kim Jong Un, presenció el ensayo de este nuevo tipo de arma del que no se conocen más detalles. Al mismo tiempo, Pyongyang dijo que que si el secretario de Estado, Mike Pompeo, sigue participando en las negociaciones bilaterales, estas "se van a enredar de nuevo".
18 Abr 2019 – 4:44 AM EDT

Corea del Norte informó este jueves a través de su agencia oficial que probó un nuevo tipo de “arma táctica teledirigida”, una acción que intenta romper el enfriamiento de las negociaciones nucleares con Estados Unidos, tras el fracaso de la reunión en Vietnam, en febrero pasado, entre el líder norcoreano Kim Jong Un y el presidente Donald Trump.

La agencia KCNA explicó que Kim "guió y presenció" el ejercicio, realizado el miércoles por la Academia de las Ciencias de Defensa.

No se precisó el lugar donde tuvo lugar la prueba, algo ya habitual en Corea del Norte, y la nota se limitó a decir que se trata de un "nuevo tipo de arma táctica guiada".

Según reportes, Kim dijo que “el desarrollo del sistema de armas es un evento de mucho significado para incrementar el poder de combate del Ejército Popular”.


Poco después de conocerse la prueba de esta arma, Pyongyang pidió apartar al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, de las negociaciones con Washington sobre el arsenal nuclear norcoreano y le culpó del estancamiento en el proceso de diálogo.

"Temo que si Pompeo sigue participando en las negociaciones (...) se van a enredar de nuevo", declaró el director general del departamento de Asuntos Estadounidenses en el ministerio norcoreano de Relaciones Exteriores Kwon Jong Gun, según la agencia KCNA.

"Por consiguiente, en el caso de posible reanudación del diálogo con Estados Unidos espero que nuestro homólogo no sea Pompeo", añadió Kwon.

Trump dijo el mes pasado que “se decepcionaría mucho si hubiera alguna prueba”.


La misteriosa nueva arma de Pyongyang

Se trata de la primera vez que Kim supervisa un test de armamento desde el pasado noviembre, cuando la propaganda norcoreana también informó de que estuvo presente para las pruebas de otra arma táctica (probablemente un sistema de artillería) de la que no se ofrecieron más detalles.

En esta ocasión la agencia KCNA ha hecho referencia a un arma con "vuelo guiado" capaz de cargar una "cabeza armada" por lo que podría tratarse de un misil de crucero, un proyectil de corto alcance.

Probablemente no se trató de un misil balístico prohibido, porque de ser así ello pondría en riesgo las negociaciones diplomáticas que tienen como fin darle concesiones a Corea del Norte a cambio de su desarme.

Por su parte, un portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano indicó a Efe que los responsables militares en Seúl "aún están analizando" lo acontecido.

Un analista surcoreano dijo que los detalles en el reporte de prensa de Pyongyang indican que podría tratarse de un nuevo tipo de misil crucero.


Aun así, la prueba de un arma de corto alcance también puede servir como tirón de orejas para Washington tras la fallida cumbre de Hanoi entre Kim y Trump, que ha dicho estar muy satisfecho con el hecho de que Pionyang no haya probado misiles balísticos ni armas atómicas en año y medio.

Ante la falta de acuerdo sobre un proceso para desnuclearizar Corea del Norte y un levantamiento de sanciones correspondiente, Pyonyang llegó a sugerir que estudiaba romper el diálogo e incluso retomar pruebas de misiles o nucleares, aunque Kim afirmó la semana pasada ante el Parlamento que está dispuesto a reunirse de nuevo con Trump.

Kim y Trump en Vietnam: la segunda cumbre entre un líder norcoreano y un presidente de EEUU en ejercicio (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad