null: nullpx
Tormentas y Huracanes

Dorian gana fuerza a pocas horas de llegar a Puerto Rico y amenaza con "inundaciones mortales"

Según el Centro Nacional de Huracanes indicó que Dorian llegue en las próximas horas a la isla, que se verá afectada sobre todo en la zona este. De acuerdo con las previsiones, es posible que siga fortaleciéndose y llegue con fuerza de huracán el lunes a la costa este.
Publicado 28 Ago 2019 – 10:47 PM EDT | Actualizado 28 Ago 2019 – 11:35 AM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico.- La tormenta Dorian intensificó sus vientos a pocas horas de que llegue a Puerto Rico, donde se espera que entre por el este, aunque hará sentir sus vientos en casi toda la isla, de acuerdo con los pronósticos meteorológicos.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (HNC, por sus siglas en inglés) informó en un reporte de las 11:00 am de este miércoles que al aproximarse a las Islas Vírgenes y Puerto Rico la tormenta ha ganado un poco más de fuerza y ahora sus vientos máximos sostenidos son de 70 millas (110 km) por hora. De hecho, las bandas externas asociadas a la tormenta ya están afectando a sectores del este. Las islas de Vieques y Culebra están bajo aviso de huracán.

Las estimaciones preliminares indican que después de pasar por la isla seguirá rumbo a Florida donde podría llegar el lunes como un gran huracán y vientos cercanos a las 115 millas por hora, aunque todavía es pronto para saber con exactitud tanto la fuerza como la trayectoria.

En el sur y este de Puerto Rico puede llegar a dejar entre 4 y 6 pulgadas de agua, que pueden llegar a ser hasta 10 pulgadas en algunas zonas. El Centro Nacional de Huracanes advirtió que esta lluvia "puede causar inundaciones mortales repentinas". Los vientos y un oleaje “súper peligroso” son los otros dos grandes riesgos para los puertorriqueños.

A horas del arribo de la tormenta a Puerto Rico, el gobierno de Wanda Vázquez –quien lleva apenas tres semanas en el cargo tras la renuncia de Ricardo Rosselló– culminaba los preparativos tras haber declarado el estado de emergencia con el objetivo de agilizar el desembolso de la ayuda federal de ser necesario.

Pese a las persistentes quejas del presidente Donald Trump por el dinero enviado a la isla para la reconstrucción de las zonas afectadas por los huracanes Irma y María hace dos años, finalmente declaró a última hora del martes el estado de emergencia para Puerto Rico, dijo la Casa Blanca en una declaración.

Mientras tanto, miles hacían compras de productos básicos de último momento y decenas de escuelas se preparaban para refugiar a cientos de personas, principalmente quienes aún no han podido restaurar sus casas tras el brutal impacto del huracán María en septiembre del 2017.

Inicialmente, los pronósticos ubicaron a Dorian moviéndose por el sur de la isla sin tocar tierra. Sin embargo, la tormenta enrumbó más hacia el norte en las últimas horas.


“Con estos sistemas que no son muy organizados ocurren estos cambios de última hora. Lo cierto es que el avión (de reconocimiento) encontró otro centro más al norte, y por lo tanto la trayectoria cambió significativamente para el área de nosotros”, explicó en una conferencia de prensa Roberto García, director del servicio meteorológico local. “Se sigue moviendo (en dirección) oeste-noroeste, para luego tornar más al noroeste a 13 millas por hora”, agregó.

Eso significa que ahora casi toda la isla sentiría los vientos de tormenta, advirtió. Si bien los pronósticos oficiales no indican que Dorian se convertirá en huracán a su paso por la isla, Puerto Rico sigue bajo vigilancia de ciclón.

El Centro Nacional de Huracanes anticipa que la tormenta pase cerca o sobre el oeste y centro de Puerto Rico este miércoles, donde perdería fuerza al pasar por una zona montañosa, y se mueva hacia el este de La Española durante la noche de ese mismo día. Luego volvería a cobrar intensidad al moverse cerca o al este de las islas Turcas y Caicos y el sureste de las Bahamas.

Angustia por la electricidad y las comunicaciones

La gobernadora Vázquez afirmó que Puerto Rico está mejor preparado que antes del golpe de María, cuando prácticamente toda la isla se quedó incomunicada y en penumbras. En ese momento, la falta de electricidad ocasionó que personas con enfermedades crónicas, como quienes deben recibir diálisis, no pudieran recibir sus tratamientos de forma adecuada y fallecieran.

“Es una situación que es de cuidado, hay que tener mucha precaución (pero) el pueblo se ha preparado. Luego de María creo que todos hemos aprendido la lección (…) las agencias están listas y están mejor preparadas”, dijo Vázquez en la rueda de prensa. Y pidió refugiarse a quienes no cuentan con un techo seguro.

La preocupación de los puertorriqueños dentro y fuera de la isla se centra en los servicios de telecomunicaciones y de electricidad. La gobernadora dijo que cuentan con teléfonos satelitales y se espera que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) entregue aparatos en funcionamiento a los alcaldes.

Mientras tanto, el director de la estatal Autoridad de Energía Eléctrica (conocida como PREPA en inglés), José Ortiz, dijo que revisaron el sistema de transmisión –que fue el que tomó meses en poder restaurar del impacto de María– y que está listo para resistir vientos de entre 130 y 140 millas por hora.

Sin embargo, advirtió que “el sistema de distribución aún tiene áreas que están débiles. Todavía podría sufrir con vientos de 60-70 millas por hora en algunos casos”, la intensidad que podrían alcanzar algunas ráfagas.

Asimismo, se espera que la firma eléctrica firme un acuerdo con la American Public Power Association para recibir ayuda de compañías similares en Estados Unidos y evitar tener que otorgar contratos para la reparación de líneas como el cuestionado pacto por 300 millones de dólares con una pequeña empresa de Montana llamada Whitefish Energy que finalmente fue cancelado tras el azote de María.

La gobernadora aseguró que han estado trabajando directamente con la agencia FEMA y con funcionarios de la Casa Blanca. Esto a pesar de que el presidente Trump se quejó nuevamente en Twitter por los fondos federales destinados a la reconstrucción de la isla tras los huracanes Irma y María. Una vez más ofreció una cifra errada de 92,000 millones de dólares, cuando Washington aprobó el desembolso de un monto significativamente menor, de unos 42,000 millones de dólares.

“Wow, otra gran tormenta se encamina hacia Puerto Rico. ¿Terminará esto alguna vez? El Congreso aprobó 92,000 millones de dólares para Puerto Rico el año pasado”, escribió Trump, quien fue duramente criticado por viajar a la isla tras el huracán María y lanzar rollos de papel durante una actividad.

En fotos: Residentes de las islas en la trayectoria de Dorian se preparan para fuertes tormentas

Loading
Cargando galería
Publicidad