null: nullpx
Detector de Mentiras

¿Es más difícil detener la desinformación que el covid-19?

Sin vacuna, sin apoyo tecnológico o gubernamental, con bajos presupuestos y equipos pequeños, los fact-checkers siguen luchando contra los mensajes falsos sobre la pandemia. En esta edición de ‘Crónicas de la desinformación’ hablamos de esta guerra desigual.
4 Nov 2021 – 11:05 AM EDT
Comparte
¿Cuál es, entonces, la solución? Si no hay una vacuna para las ‘ fake news’, ¿qué nos toca hacer?
Crédito: Arte: Arlene Fioravanti

Puede que avancen los programas de inmunización contra el covid-19. Que esté cada vez más cerca el día en que ya no tendremos que salir de casa usando tapabocas y/o cargando un recipiente de gel desinfectante de manos. Pero todavía sigue lejos el fin de la terrible infodemia.

Solo en el pasado mes de octubre, miembros de la Red Internacional de Verificadores de Datos (International Fact-Checking Network, de la que elDetector de Univision Noticias hace parte) ubicaron más de 107 mentiras relacionadas con el nuevo coronavirus.

Esto significa que, solo en el último mes, se viralizaron por el mundo un promedio de tres falsedades por día o una cada ocho horas. Lo peor es que muchas de esas mentiras tienen la capacidad de matar.

Pero ¿qué le pasa a la gente? ¿Por qué parece más difícil detener la desinformación sobre covid-19 que al nuevo coronavirus?

Pensemos por un momento: contra el covid-19 ya hay vacunas. La industria farmacéutica y los gobiernos invierten miles de dólares en investigación y cuentan con docenas de equipos de científicos trabajando día y noche.

En la lucha contra la viralización de mensajes falsos, por otro lado, la realidad es bastante diferente. Y menos optimista. No hay -y nunca habrá- una vacuna contra las llamadas ‘ fake news’. Todavía son pocos los profesionales que se dedican al fact-checking en todo el mundo y, además, sus equipos siguen trabajando con poco apoyo financiero y casi ningún soporte tecnológico.

Así que estamos delante de dos luchas igualmente grandes, igualmente peligrosas, pero con armas y ejércitos de capacidades y tamaños totalmente diferentes.

La suerte es que, según datos recaudados por los verificadores de datos en octubre, las mentiras sobre el covid-19 se repiten. O sea, en los últimos 30 días no surgió en el planeta "una nueva cepa" de falsedades sobre el covid-19 o sobre las vacunas. Estamos lidiando con la desinformación de siempre.

Los fact-checkers de Estados Unidos, Colombia y España aclararon una vez más, en octubre, que es falso que las personas que se vacunan no pueden donar sangre y que es mentira que las pruebas de PCR contienen veneno y nos pueden matar, que las vacunas contra el covid-19 son "experimentales" y que pasan de 150,000 el número de personas muertas en EEUU por recibir una inyecciones contra el nuevo coronavirus.

Un montón de falsedades ya descubiertas y desmentidas.

Desde hace muchos meses, los fact-checkers alertan que los individuos que se hayan vacunado pueden donar sangre o plasma cuando quieran, que la fiabilidad de las pruebas PCR es alta, y que las vacunas que se aplican por todo el mundo han pasado por diversas pruebas y análisis. No son experimentales.

También llevan meses avisando que los movimientos negacionistas insisten en leer de forma sesgada y en distorsionar los datos públicos sobre posibles reacciones adversas a las inyecciones repartidas en EEUU. Esto queda claro en este artículo de elDetector. Pero, aun así, la gente sigue compartiendo viejos mensajes falsos.

¿Cuál es, entonces, la solución? Si no hay una vacuna para las ‘ fake news’, ¿qué nos toca hacer?

Pues seguir vigilantes. A lo largo de esta pandemia, los verificadores de datos aprendieron que, en muchos casos, la desinformación sobre el covid-19 se comparte en grupos de amigos y familiares que no tienen como objetivo final engañar o manipular el discurso. En temas de salud, son muchas las veces en las que las mentiras ganan aliento de las manos de gente que, en realidad, busca proteger y ayudar, supuestamente evitando un falso mal mayor.

Así que observa a tus amigos y familiares. Si notas que ellos están difundiendo desinformación como una forma de garantizar tu bienestar, recuérdales que para ganar la guerra contra los mensajes falsos y la desinformación sobre el covid-19 es indispensable que todos se sumen en el frente. Que no compartamos nada sin antes verificar su veracidad.

¿Viste algún error o imprecisión? Ayúdanos a corregirlo. También queremos leer si hay algún mensaje o imagen que quieres que verifiquemos. Escríbenos a eldetector@univision.net

Aquí te contamos sobre nuestra metodología y política de corrección.

Cargando Video...
Es falso que se pueda detectar un código QR en una persona vacunada contra el covid-19

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés